En Palestina, un centro único para las sobrevivientes de violencia

Centro integral
Sana Ali, una sobreviviente de violencia planea en recibir apoyo psicosocial del Centro Una Parada. Foto: ONU Mujeres/Eunjin Jeong

El centro de atención integral que se instaló en Ramallah como parte de un programa conjunto de ONU Mujeres, el PNUD y UNICEF es excepcional. Funciona las 24 horas y ofrece bajo un mismo techo diversos servicios a las sobrevivientes de la violencia: asistencia médica y jurídica, refugio temporal y protección policial. Desde abril de 2017, ya ha atendido a más de 400 mujeres y jóvenes sobrevivientes.

Atención integral en un solo lugar

  • El centro de atención integral está abierto al público las 24 horas durante todo el año.
  • El centro provee una variedad de servicios para mujeres y jóvenes sobrevivientes de violencia de género.
  • Se ofrece una variedad de servicios, entre estos exámenes médicos, consultas legales, apoyo psicosocial, centros de residencia de largo plazo y protección policial para mujeres en riesgo.

“Estaba embarazada de siete meses cuando huí de la extrema violencia de mi esposo y llegué a la Unidad para la Protección de la Familia de Ramallah”, relata Sana Ali*, de 23 años, quien recientemente visitó el primer centro de atención integral para sobrevivientes de la violencia con su hijo de dos años y medio. Sana había dado a luz en un refugio para mujeres de Belén, establecido con apoyo de ONU Mujeres (UNIFEM en ese entonces), donde vivió un año antes de regresar a vivir con su familia.

La inauguración del centro de atención integral de Ramallah en abril de 2017 fue una gran noticia para Sana, que necesitaba constante apoyo psicosocial para recuperarse del trauma de la violencia. “El centro de atención integral es distinto de otros”, Sana comparte su primera impresión. “Tiene todos los servicios necesarios en un solo lugar, no debes preocuparte de acudir a otros sitios ni poner en riesgo tu privacidad. Incluso tiene un espacio donde mi hijo puede jugar mientras me espera”, dice sonriendo.

Ubicado en Ramallah, la ciudad central de la Ribera Occidental, el centro de atención integral funciona en el mismo edificio que la Unidad para la Protección de la Familia y la Juventud de la Policía Civil Palestina. Abierto al público las 24 horas de los 365 días del año, proporciona servicios integrales a las mujeres y jóvenes sobrevivientes de la violencia de género, desde exámenes médicos, asistencia jurídica, apoyo psicosocial, servicio de asignación a refugios de estancia prolongada, hasta protección policial para las mujeres en situación de riesgo.

One Stop CentreBisan Mousa, de ONU Mujeres, explica cómo el programa Sawasya ha apoyado al Gobierno de Palestina para aumentar su capacidad para asistir a sobrevivientes de violencia. Foto: Eunjin Jeong/ONU Mujeres

“El caso de Sana Ali es un buen ejemplo de cómo una sobreviviente de la violencia puede tener una experiencia positiva de apoyo externo y rehabilitación continua y recuperar la confianza a lo largo del tiempo”, declara Bisan Mousa, analista del Programa de Seguridad y Mujeres para la Oficina de ONU Mujeres en Palestina. A partir de su alianza de larga data con el Gobierno de Palestina para enfrentar la violencia contra las mujeres y niñas, ONU Mujeres ha brindado una serie de capacitaciones al personal de la Unidad para la Protección de la Familia y la Juventud con miras a aumentar sus conocimientos de las distintas necesidades que tienen las sobrevivientes de la violencia y la mejor forma de atender esas necesidades.

El centro de atención integral se fundó a partir de un conjunto de directrices sensibles al género: el personal de recepción está integrado por mujeres, cuenta con una segunda entrada alejada de la carretera principal para garantizar la privacidad, así como un refugio para estancias breves con capacidad para alojar a dos mujeres a la vez y una sala de juegos para niñas y niños. ONU Mujeres, en coordinación con UNICEF, fue responsable del diseño del centro.

“Muchas mujeres palestinas son víctimas de la violencia en manos de sus esposos y, cuando buscan ayuda de la familia, suelen enfrentan el rechazo fundado en valores tradicionales. El centro de atención integral está abierto a toda la población palestina, en especial a las mujeres y jóvenes que padecen cualquier forma de violencia”, declara Abla Fazaa, jefa de la Unidad para la Protección de la Familia y la Juventud de Ramallah, quien a la vez dirige el centro. “Al prestar todos los servicios necesarios en un mismo lugar, garantizamos la protección de la privacidad de las sobrevivientes y evitamos que de nuevo sean víctimas cuando deben relatar su historia una y otra vez”, explica.

One Stop Centre
La alcaldesa Abla Fazza, jefa de la Unidad para la Protección de la Familia y la Juventud de Ramallah, quien a la vez dirige el centro. Foto: Eunjin Jeong/ONU Mujeres

Transcurridos apenas algunos meses desde su inauguración, el centro de atención integral ha atendido a más de 400 mujeres y jóvenes sobrevivientes de la violencia. Las sobrevivientes que han visitado el centro unánimemente han respondido que se sienten seguras, protegidas y empoderadas: “Apenas entré al centro, supe que estaba segura”, cuenta Maya Saeed*, de 25 años, quien acude con frecuencia al centro.

Gracias al apoyo jurídico que recibió, recientemente presentó una denuncia contra su marido por maltrato. “Me siento empoderada porque puedo demostrarle que la policía y una abogada me respaldan y que además tengo un lugar donde quedarme”, prosigue. “Tengo amigas que están en mi misma situación... Ahora que sé que existe un lugar confiable, voy a alentarlas a que no se queden calladas y que acudan aquí donde obtendrán ayuda”.

El centro de atención integral funciona con el apoyo del programa “Promoción del estado de derecho en el territorio Palestino ocupado” –o Sawasya, como lo llaman localmente– implementado de forma conjunta por ONU Mujeres, el PNUD y UNICEF y financiado por el Gobierno de los Países Bajos, la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI), el Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno del Reino Unido (DfID) y la Unión Europea (UE).


*Los nombres han sido cambiados para proteger la privacidad de las sobrevivientes.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe