En Mauritania, las mujeres son líderes en emprendimiento

Mujeres en cosecha
Kadiata Thiam Diallo es miembro de la cooperativa de Foum Gleita. Foto : Oumou Sow/PNUD Mauritania

Kadiata Thiam Diallo, de 45 años, es la fundadora y presidenta de la cooperativa. "En ese entonces, tras perder la mayoría de nuestro ganado por causa de la sequía y cuando se pagaba el acceso a la tierra, muchas familias abandonaron el campo para trabajar en pequeños comercios por falta de medios económicos", explica.

"Era difícil cubrir los gastos de salud de la familia, vestir a nuestros hijos y pagar el transporte. Para solventar las necesidades de mi familia, al igual que las otras mujeres, cultivaba sorgo durante la temporada de lluvias y tenía un puesto en el mercado en temporada de sequía. Es así como tuve la idea de juntarnos para enfrentar esta difícil situación: con la solidaridad y la ayuda mutua podíamos, mediante una cooperativa, unir nuestros recursos para comprar los productos, ir a los mercados o facilitar pequeños préstamos", dice Kadiata.

Al igual que el resto del Sahel, el país fue duramente golpeado por una  crisis compleja y multidimensional que afectó a 800.000 personas en 2012. La pobreza persistente, degradación de los recursos agrícolas y ganaderos, acceso limitado a los servicios sociales, sequía y malas cosechas, originaron el alza de precios de los alimentos, y la violencia en el norte de Mali hizo que 75.000 personas se refugiaran en Mauritania.

Aspectos destacados

  • El PNUD dispone de un programa regional de US$ 15 millones destinados a consolidar la paz y gobernanza en el Sahel, de los cuales US$ 2,5 se consignaron a Mauritania.
  • El proyecto busca fortalecer a las comunidades más vulnerables a través de la creación o recuperación de los medios de subsistencia.
  • En Mauritania, las actividades están enfocadas sobre todo a luchar contra la pobreza e inseguridad alimentaria.

Para remediar este escenario, el PNUD puso en marcha desde 2013 un programa regional de US$ 15 millones destinado a consolidar la paz y gobernanza en el Sahel, de los cuales US$ 2,5 millones se destinaron a Mauritania. Financiado por Japón, el proyecto busca fortalecer las capacidades de las comunidades para enfrentarse a las crisis recurrentes en la región, en especial a aquellas relacionadas al cambio climático, conflictos o inseguridad alimentaria.

Luego de identificar las necesidades de la cooperativa, el PNUD materializó su apoyo mediante cercos para proteger las parcelas, semillas, herramientas, material para el riego y un kit de paneles solares para refrigerar los productos. Las integrantes del grupo también realizaron talleres sobre administración y monitoreo.

"Compartíamos las mismas ideas para salir de la pobreza y, aunque ninguna de las mujeres del grupo teníamos estudios, pudimos aprender y hacer lo necesario para crear la cooperativa y administrarla," asegura Kadiata. Las primeras integrantes pagaron una cuota para inyectar capital en pequeños negocios y pagar el transporte que las llevaba a la capital más cercana, donde obtuvieron información y los documentos necesarios para crear la cooperativa.

Cada miembro paga hasta 1.000 ouguiyas mensuales -equivalente a US$3- para cubrir el alquiler de una parcela cultivable, la compra de semillas y el transporte de los productos.

La primera cosecha es motivo de orgullo para las integrantes de la cooperativa. Este año, al ser más abundante que las anteriores, su venta no solo les va a permitir alimentar a sus familias, sino que además les va a generar ganancias. Estos ingresos permitirán a la cooperativa y a sus miembros pagar las cotizaciones, crear una reserva de semillas, comprar ganado y reclutar temporeros que ayuden en el mantenimiento y la cosecha, cuyo beneficio favorecerá a más habitantes de la comunidad.

Kadiata también tiene pensado economizar para poder emprender el próximo proyecto de la cooperativa: la compra de parcelas que hasta ahora se alquilan para hacer frente al problema de acceso a la tierra. "Las mujeres de la cooperativa ahora son respetadas", dice. Como muestra de este reconocimiento, 10 hombres ingresaron hace poco al grupo.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe