Comunidades al cuidado del agua y la biodiversidad en Colombia

Ovidio Potosí ha sido agricultor toda su vida y se levanta antes del amanecer para trabajar en los cultivos que pagan los estudios de sus hijos. / Foto: PNUD Colombia

Como la mayoría de los campesinos del departamento de Nariño, al sur de Colombia, Ovidio Potosí comienza su día antes de que salga el sol. En su finca “San Antonio” produce y vende frutas y verduras para garantizar la educación de sus dos hijos, que ya están en la universidad.

La finca se ubica en El Encano, una población de seis mil habitantes a la orilla de la laguna de La Cocha, puerta de entrada al Amazonas colombiano y habitada por comunidades campesinas e indígenas con una larga historia de organización social y trabajo comunitario. Sus paisajes y biodiversidad única convirtieron a esta zona de gran atractivo turístico en humedal Ramsar (de categoría mundial), fuente de agua y hogar de especies nativas.

Sin embargo, la creciente contaminación del agua preocupaba sobremanera a Ovidio y a las más de 3,800 familias que habitan en las microcuencas de El Encano y El Carrizo. El ingreso de ganado a los ríos que surten los acueductos, la ganadería extensiva y los monocultivos, sumado a la tala de bosques, deslizamientos de tierra y erosión en la orilla de las quebradas, ponían en riesgo las fuentes de agua de la que dependen las comunidades.

Aspectos destacados

  • 3,858 familias tienen acceso a fuentes seguras de agua.
  • Comunidades llevaron a cabo un proceso de restauración ecológica participativa en 56 hectáreas estratégicas para la conservación de agua.
  • Se creó un portafolio de medidas de adaptación para aumentar la resiliencia a eventos relacionados con cambios climáticos extremos.
UNDP-RBLAC-Ovidio3Verónica, la esposa de Ovidio, muestra algunos de los cultivos de su granja / Foto: PNUD Colombia

Para hacer frente a este escenario, Ovidio y otros agricultores de la zona formaron parte del equipo que apoyó la implementación del proyecto Territorios sostenibles y adaptados, liderado por el PNUD y la Alcaldía de Pasto e implementado con el apoyo de la Asociación Gaica y La Asociación de Desarrollo Campesino (ADC). 

El proyecto evalúa la vulnerabilidad al cambio climático de las áreas adyacentes a la laguna y propone medidas de adaptación basadas en la conservación de los ecosistemas que garantizan la provisión de agua. El proyecto busca la difusión y conservación de la riqueza natural de este sitio y mejorar las condiciones de vida y la economía de las familias locales.

“El problema más fundamental fue aislar la quebrada, pues nuestras familias toman el agua de ahí y el ganado entraba y la ensuciaba (…) Uno va mirando el cambio en el clima y el agua es fundamental para la vida en el campo”, explica el agricultor.

A través del proyecto se realizó un análisis de vulnerabilidad de El Encano, lo cual permitió diseñar un portafolio de medidas de adaptación para aumentar la resiliencia a eventos relacionados con cambios climáticos extremos. Este portafolio consistió en el diseño de obras de bioingeniería, la implementación de herramientas de manejo del paisaje y el mejoramiento de los sistemas productivos de las fincas. Además, se llevó a cabo un proceso de restauración ecológica participativa en 56 hectáreas estratégicas para la conservación del agua.

“En primer lugar ayudamos a la socialización de proyecto con la comunidad y los líderes; luego nos escogieron por vereda y nosotros salimos favorecidos por nuestra cuenca en el río Funduyaco para motivar a la gente para que nos colabore, dejando 5 metros de cada lado del río para cercarlo con alambre y sembrar especies nativas”, dice Ovidio.

UNDP-RBLAC-Ovidio26000 personas que viven cerca del Lago La Cocha tienen acceso ahora a agua segura / Foto: PNUD Colombia

El trabajo con las comunidades campesinas e indígenas de la zona permitió crear lazos de solidaridad que se fortalecieron a través de “mingas” y procesos participativos, como la selección de las especies nativas que se sembraron en las áreas a restaurar y las herramientas de manejo establecidas en cada finca.

Las organizaciones locales y el equipo técnico del PNUD trabajaron en los procesos participativos con las comunidades. “Además de motivarnos a cambiar, nos ayudaban con una que otra cosa [huertas familiares, obras para evitar deslizamientos y cercas vivas, entre otros] para mejorar nuestras fincas. Eso fue muy importante porque a veces la gente es muy desconfiada; como yo los conocía, fue más fácil hablar con ellos y mostrarles que estábamos haciendo las cosas para toda la comunidad”, afirma Ovidio.

Mediante este proyecto “se logró un trabajo interinstitucional que permitió integrar elementos de sostenibilidad ambiental y territorial en los principales instrumentos de planeación del territorio, así como un proceso comunitario que se mantiene hasta hoy. Esta experiencia demuestra la capacidad que tienen las comunidades de trabajar de manera articulada para establecer cambios en su interacción con la naturaleza y establecer un modelo de desarrollo sostenible para las generaciones futuras”, dice Jimena Puyana, Coordinadora del Área de Medio Ambiente el PNUD en Colombia.

“Lo principal que logramos es que la quebradita ya no se contamina (…). La gente estaba desmotivada, ya no se tenía verdura en las casas y se compraba; ahora nosotros mismos cultivamos nuestros alimentos y tenemos agua buena para los cultivos y la casa,” concluye Ovidio.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe