Empleos devuelven la autonomía a desplazados en Iraq

Iraqis at work
Murad, desplazado, tomó una oportunidad a corto plazo construyendo el canal subterráneo de aguas de desecho en el Campamento Khanke, en Dohuk, Iraq.

Para Murad, de 41 años y con siete hijos, la peor parte de ser un desplazado interno era enfrentar el desempleo durante más de seis meses.

"En el Sinjar, tenía una casa y un trabajo, transportaba pasajeros", dice. "En agosto de 2014, cuando me vi obligado a huir, los militantes nos habían quitado todo."

Aspectos destacados

  • 2.360 desplazados en campamentos obtuvieron ingresos temporarios en actividades de Dinero por trabajo.
  • 400 mujeres recibieron remuneraciones en actividades de concientización relacionadas con la salud.
  • En 2014, 14.000 desplazados iraquís, refugiados sirios y miembros de las comunidades de acogida se beneficiaron de la creación de negocios y empleos.
  • Se asignaron US$11,7 millones para apoyar los medios de vida a lo largo de 2 años hasta fines de 2015, de los cuales US$ 5,3 millones fueron entregados a organizaciones no gubernamentales en pequeños subsidios.

Muchos iraquíes que huyeron de áreas en conflicto, como Murad y su familia, buscaron refugio en Kurdistán y otras regiones de Iraq, incluida Bagdad y la sureña ciudad de Basra. Solo la región de Kurdistán en Iraq ya alberga a 970.000 desplazados internos y 245.000 refugiados sirios.

Ante la emergencia humanitaria en Iraq, con tres millones de desplazados, el PNUD trabaja con varias organizaciones no gubernamentales (ONG) locales, como KURDS, ACTED y el Consejo Danés para los Refugiados, para ofrecer planes de empleo temporal, especialmente en obras públicas para mejorar la infraestructura básica de los campamentos.

Después de instalar a su familia en Dohuk, Murad comenzó a buscar trabajo. "Somos decenas de miles buscando cualquier tipo de trabajo manual en [esta] provincia", manifestó. Entonces el socio local del PNUD, KURDS, ofreció a algunos trabajadores desplazados oportunidades a corto plazo en la construcción de un canal subterráneo para aguas residuales en uno de los campamentos. "Este trabajo es como una bocanada de aire fresco," expresó.

Dinero por trabajo es un componente esencial de los esfuerzos de socorro y recuperación temprana, que ayuda a familias vulnerables a ganar el sustento a través de trabajo comunitario temporal. Aunque la mayoría de los empleos implican trabajo manual y por lo tanto se adjudican a hombres, toda su familia se beneficia del ingreso a corto plazo que perciben.

En 2014, capacitaciones en albañilería, gasfitería y electricidad, junto con el programa dinero-por-trabajo, proporcionaron ingresos temporales a 2.360 desplazados en campamentos en Kurdistán. Se construyó infraestructura en los campamentos, como albergues, baños y sistemas de alcantarillado, y 400 mujeres recibieron dinero-por-trabajo en actividades de concientización en áreas de salud.

A mediano plazo

Junto con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el PNUD está a la cabeza de los enfoques de resiliencia para ayudar a refugiados sirios y desplazados iraquíes a reconstruir sus medios de vida y autonomía a mediano plazo. De esta forma las personas pueden tener sentido de propiedad sobre sus vidas y ser menos dependientes de las donaciones. 

Internally displaced IraqisDesplazados iraquíes participan en un programa de dinero por trabajo en el Campo de Baharka en Erbil, Iraq.

Junto con el Consejo Danés para los Refugiados y ACNUR, el PNUD dirigió un Mapeo y Análisis del Mercado en situación de Emergencia en Kurdistán, con el fin de informar estos enfoques de resiliencia y entender mejor cómo los refugiados pueden ubicarse en el mercado laboral iraquí.

La capacitación vocacional y los subsidios de dinero han impulsado los emprendimientos y la creación de empleo para los desplazados, refugiados sirios y comunidades de acogida, llegando a un total de 14.000 personas. En Basra, capacitaciones en oficios y un nuevo mercado han ayudado a 1.000 desplazados a retomar sus vidas, un tercio de ellos mujeres.

La competencia en la búsqueda de empleo puede causar hostilidad y tensión entre los desplazados, refugiados y comunidades de acogida. Para enfrentar este escenario, el PNUD asignó US$ 11,7 millones para apoyar los medios de vida a través de organizaciones locales durante dos años.

Además, el PNUD adjudicó pequeños fondos de subsidios –US$5,3 millones en total – a 18 ONG locales para que impartan capacitación vocacional y ayuden a crear empleos y pequeños negocios, como talleres de reparación de calzado, panaderías, restaurantes, barberías y peluquerías, talleres de carpintería y electricidad, que atiendan a los desplazados y comunidades de acogida.

Todas estas iniciativas son parte del “Programa de Respuesta a la Crisis y Resiliencia" del PNUD en Iraq, financiado por los Gobiernos de Japón, Kuwait, y un fondo de emergencia del Reino de Arabia Saudita a través de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH), que también aportó una contribución del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF).

La estabilización ocupa una lugar central en los esfuerzos de las Naciones Unidas en Iraq. El PNUD planea ofrecer apoyo adicional a las autoridades centrales y locales para la rehabilitación de infraestructura social básica, especialmente en áreas a las que es posible que regresen los desplazados

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe