Una nueva carretera conecta a comunidades en Myanmar

Gente construyendo la nueva carretera
Conectando comunidades a través de una nueva carretera. Foto: SHOBHNA DECLOITRE/PNUD

Cuando la temporada de monzón comenzaba en el norteño estado de Kachin, Myanmar, los pobladores debían quedarse en casa durante meses a raíz de los caminos intransitables.

“En estaciones de lluvia anteriores, la carretera que atraviesa nuestra aldea se empantanaba. Los estudiantes y viajeros de nuestro pueblo tenían dificultades para llegar a la escuela y al trabajo”, afirma Ma Sang Nan, una de las 52 personas del equipo que ayudó a restaurar la carretera y construir un drenaje de agua de lluvia en su aldea de Tat Kone.

Aspectos destacados

  • Un proyecto de mejora de los medios de vida y la cohesión social financiado por Japón y Dinamarca llega a más de 700.000 comunidades pobres y vulnerables afectadas por el conflicto en Myanmar.
  • Se facilitaron más de 18.000 jornadas de trabajo mediante los programas ‘dinero en efectivo’ para mejorar la infraestructura pública a pequeña escala, beneficiando con ello a más de 8 000 hogares en el estado de Kachin.
  • El proyecto contribuye al fortalecimiento de la cohesión social mediante la integración de las personas desplazadas por el conflicto interno y las comunidades de acogida en iniciativas que benefician a la comunidad en su conjunto.

Kachin ha estado en el epicentro de décadas de guerra civil en Myanmar, y se estima que 113.000 personas se han visto afectadas desde la reanudación de los combates en 2012. Como resultado, este estado tiene una tasa de pobreza de 28,6, más alta que el promedio nacional, y enfrenta enomes desafíos por su deficiente infraestructura, limitado acceso a los servicios públicos y sociales -escuelas y hospitales-, y falta de oportunidades de subsistencia sostenibles.

El proyecto de mejora vial en Tat Kone forma parte de un programa más amplio del PNUD que abarca a 300 aldeas en siete estados de Myanmar. Los beneficios llegan a más de 700.000 comunidades pobres y vulnerables afectadas por el conflicto, especialmente minorías étnicas y mujeres.

Con fondos de Japón y Dinamarca, y en colaboración con ONG locales, el PNUD proporciona protección social y asistencia de fondos para la agricultura, la ganadería y las microempresas. Además, apoya las oportunidades de ingreso rápido mediante iniciativas ‘dinero por trabajo’. Los participantes, al igual que Ma Nan, reciben 3.000 kyat por día (alrededor de US $5) para mejorar las infraestructuras públicas de pequeña escala, como carreteras, terraplenes, salones comunales y mercados.

El proyecto también pretende fortalecer la cohesión social entre las comunidades, mediante la integración de las familias y los recién llegados desplazados por el conflicto interno en proyectos que beneficien a la comunidad. De las 52 personas que trabajaron en la construcción de la carretera en Tat Kone, 21 eran mujeres, entre ellas ocho que habían sido desplazadas de sus comunidades.

“Hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, personas desplazadas y comunidades de acogida trabajaron en equipo para hacer esto posible. Con esta vía de comunicación podemos visitar otros pueblos y encontrar nuevos mercados para nuestros productos. Nuestros hijos pueden ir a la escuela durante todo el año. La temporada de lluvias no será nunca más un obstáculo”, dice U Bauk Naw, el administrador de la aldea Ngaw Chan, donde el comité de desarrollo local identificó la actualización de infraestructuras como prioridad absoluta.

Hasta el momento, el proyecto ha sido implementado en 42 aldeas del estado de Kachin, con mejoras de infraestructura que han beneficiando a más de 8.000 hogares y cerca de 2.200 personas (de las cuales 733 son mujeres) remuneradas a través del programa ‘dinero por trabajo’.

“El camino que han construido para ustedes mismos es el camino que les llevará a un futuro mejor. Está al servicio de sus necesidades inmediatas y esperamos que a largo plazo contribuya a una mayor comprensión y cooperación”, declaró el Director de la oficina del PNUD en Myanmar, Toily Kurbanov.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe