Sudán del Sur: sensibilización y lucha contra el estigma del VIH

Un médico proporciona asesoramiento y pruebas de VIH a una mujer en Rumbek, estado Lagos, Sudán del Sur.
Un médico proporciona asesoramiento y pruebas de VIH a una mujer en Rumbek, estado Lagos, Sudán del Sur. (Foto: PNUD Sudán del Sur/Marguerite Nowak)

Alice* enviudó recientemente y se quedó sola con cuatro hijos pequeños. Estaba embarazada y enfermó, por lo que acudió a un hospital local. Allí descubrió que tenía tanto el VIH como tuberculosis. Mientras su padre se encargaba de cuidar a los niños, Alice recibió un tratamiento de tres meses en el hospital; hoy se encuentra mucho mejor y ha recuperado las fuerzas.

Aspectos Destacados

  • Gracias a la colaboración del Fondo Mundial, se han inaugurado 9 centros que ofrecen terapia antirretroviral en Sudán del Sur.
  • 3.757 personas con VIH tienen acceso a terapia antirretroviral en estos centros.
  • Entre 2005 y 2012, el número de pacientes con tuberculosis que recibió asesoramiento sobre el diagnóstico del VIH y que se sometió a las pruebas aumentó de 1 a 12.753.
  • Se han proporcionado servicios médicos en más de 155 centros de salud.

Se estima que más de 100.000 personas de Sudán del Sur viven con el VIH, pero solo 4.678 tienen acceso a terapia antirretroviral. Cuando una persona que vive con el VIH contrae tuberculosis, su salud se complica aún más, ya que los servicios médicos y el tratamiento para dichas enfermedades son limitados. Es más, con el fuerte estigma asociado tanto al VIH como a la tuberculosis, a menudo las personas afectadas se muestran reacias a seguir un tratamiento, incluso cuando este es de fácil acceso.

En el marco del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, un proyecto colectivo identifica a las personas con VIH vulnerables de contraer tuberculosis. Este programa ofrece información sobre prevención, seguimiento, pruebas médicas y asesoramiento a aquellos que viven con VIH y tuberculosis, y, lo que es aún más importante, les devuelve la esperanza.

Como principal destinatario del Fondo Mundial, el PNUD ha desembolsado seis paquetes de fondos desde 2004, lo que supone una inversión de una media de 25 millones de dólares anuales.

Alice recibió su tratamiento gracias a este programa colectivo. En 2012, casi 1.500 pacientes con VIH y tuberculosis recibieron terapia antirretroviral y 4.882 personas con tuberculosis recibieron tratamiento para dicha enfermedad. El 94% de estas últimas tuvieron una reacción positiva al tratamiento y el 76% lograron curarse definitivamente.

La labor de Alice es ahora fundamental a la hora de sensibilizar a la gente de su comunidad acerca de los servicios médicos disponibles y de la correlación entre el VIH y la tuberculosis.

“Quiero hablar sobre el VIH y la tuberculosis para que la gente de la comunidad apoye a los pacientes con HIV y tuberculosis”, afirmó Alice.

En su papel de educadora de su propia generación, habla con los miembros de su familia, amigos, vecinos y miembros de su comunidad en la iglesia, en el mercado y en sus casas, para convencerlos de que se sometan a las pruebas de diagnóstico. También ofrece información y recursos sobre los síntomas de ambas enfermedades y sobre métodos de prevención. Es así como sensibiliza a la gente de que la tuberculosis se puede curar y de que el VIH se puede tratar.

Según Alice, el panorama es optimista. “Con el tiempo, la gente empezará a comprenderlo”, señaló.

Actualmente, el Fondo Mundial es la única fuente de financiación para luchar contra el VIH y la fuente principal de financiación de los servicios médicos para tratar la tuberculosis y el paludismo en Sudán del Sur. Gracias a la asociación del Fondo Mundial con subdestinatarios y otras alianzas, se han proporcionado servicios médicos en más de 155 centros de salud por todo el país. El PNUD también vela para que las clínicas puedan ofrecer estos servicios mediante programas de formación práctica en los puestos de trabajo destinada a los profesionales encargados de asesorar a los pacientes sobre la importancia de las pruebas de diagnóstico.

Gracias a esta iniciativa, el número de pacientes con tuberculosis que recibieron asesoramiento sobre el diagnóstico del VIH y que se sometieron a las pruebas aumentó de una sola persona en 2005 a 12.753 en 2012. Además, tras los cursos de formación en gestión de inventarios, en 2012 ningún centro de salud agotó las existencias de medicamentos, y todos los nuevos pacientes diagnosticados con tuberculosis se registraron en el Programa Nacional de Tuberculosis.

*Nombre ficticio.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Publicaciones de Interés
ver más