Fuentes de financiación

Las contribuciones de donantes al PNUD, que ascienden a unos US$ 5.000 millones por año, representan aproximadamente la quinta parte de todas las contribuciones al sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo. Estas contribuciones se aportan en calidad de recursos básicos, también conocidos como recursos ordinarios, o recursos complementarios.

Bar Chart

1. Recursos básicos

Los recursos básicos son el pilar del apoyo del PNUD a los países más pobres del mundo. En 2014 el PNUD asignó el 90% de los recursos básicos de programas a países de bajos ingresos y el 74% a países menos adelantados. Por cada dólar de los recursos básicos invertido en países de ingresos medios, el PNUD moviliza US$ 25 de otros recursos.

Estos fondos nos permiten responder a las crisis con rapidez y flexibilidad. En 2014, los fondos básicos respaldaron nuestra respuesta al ébola en África Occidental, facilitando el pago de los trabajadores que luchan contra la enfermedad en los países afectados. Los fondos básicos permiten mantener los elevados niveles de eficiencia, garantía de calidad y transparencia que el PNUD ha alcanzado. En 2014, el PNUD obtuvo el primer lugar en el Índice de Transparencia de la Ayuda Internacional y fue reconocido como la organización más transparente del mundo.

Los recursos básicos también son la base del sistema de Coordinadores Residentes de las Naciones Unidas, encabezado por el PNUD y que garantiza la coordinación de las operaciones de las Naciones Unidas en todo el mundo. En 2014, 56 países aportaron un total de US$ 793 millones a los recursos básicos.

Más información sobre nuestros principales contribuyentes a los recursos básicos.

2. Fondos temáticos

Los fondos temáticos son fondos mancomunados que ayudan al PNUD a alcanzar las metas enunciadas en su Plan Estratégico. Estos fondos contienen mecanismos de monitoreo y presentación en apoyo a la gestión basada en los resultados.

Los fondos temáticos dan al PNUD flexibilidad para responder a las necesidades de los países con mayor eficacia. También facilitan la planificación de más largo plazo, la sostenibilidad y ahorros en los costos de transacción.

3. Fondos para fines específicos

Los fondos para fines específicos, destinados a programas y proyectos concretos, pueden asignarse en el plano mundial, regional y, en su mayor parte, nacional.

Los gobiernos pueden contribuir a los programas o proyectos del PNUD en sus propios países; este mecanismo se denomina participación de los gobiernos en la financiación de los gastos. Estos recursos nacionales se utilizan para proyectos de desarrollo armonizados con los Planes Nacionales de Desarrollo y el Plan Estratégico del PNUD.

4. Fondos mancomunados de las Naciones Unidas

Algunas veces, los donantes reúnen dinero en apoyo a un proyecto o programa determinado. Los fondos mancomunados varían desde aquellos gestionados por la Secretaría de las Naciones Unidas (como el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios) hasta los Fondos Fiduciarios de Donantes Múltiples y los programas conjuntos administrados por el PNUD. Este cumple una función importante en la formulación, administración y utilización de los fondos mancomunados.

El PNUD toma sus responsabilidades éticas en serio. Para prevenir conflictos de interés, ha creado mecanismos que separan sus funciones de administración y utilización de los fondos mancomunados. La Oficina de los Fondos Fiduciarios de Asociados Múltiples del PNUD es la dependencia especializada que se encarga de la formulación y administración de los fondos.

En promedio, el PNUD recibe, como ejecutor, aproximadamente una tercera parte de los fondos desembolsados por el  Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples y los programas conjuntos administrados por la Oficina de los Fondos Fiduciarios de Asociados Múltiples.

5. Fondos verticales

Los fondos verticales se crearon en respuesta a campañas de alta visibilidad orientadas a un tema determinado y que abordan cuestiones de desarrollo específicas. Con frecuencia son administrados por el Banco Mundial. Sus juntas o comités directivos adoptan decisiones sobre las carteras de financiación y criterios de asignación y reciben la asistencia de secretarías independientes.

Los principales fondos verticales del PNUD son los siguientes:

Fondo Mundial

El PNUD ha sido socio del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria (FMSTM) desde 2003, en apoyo de programas en países con capacidad limitada para recibir y administrar este tipo de fondos.

Fondo para el Medio Ambiente Mundial

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) es un fondo vertical centrado en cuestiones ambientales en todo el mundo. El PNUD, en su calidad de organismo de ejecución del FMAM desde 1992, apoya a los países para que obtengan recursos del FMAM y cumplan sus obligaciones ambientales mundiales. El PNUD ofrece servicios técnicos integrados como asistencia para  la evaluación del cumplimiento de los criterios para recibir financiación, formulación de programas, movilización de la financiación conjunta, supervisión de la ejecución y gestión de los conocimientos y resultados.

Fondo Multilateral para la Aplicación del Protocolo de Montreal

El Fondo Multilateral fue establecido por la segunda Reunión de las Partes en el Protocolo de Montreal y comenzó a funcionar en 1991. El PNUD, como uno de los organismos de ejecución del Fondo, presta apoyo a proyectos de inversión y proyectos de demostración que ponen a prueba enfoques relativos a problemas del desarrollo, además de facilitar asistencia técnica y estudios de viabilidad.