Aprovechando la eficiencia energética en Kazajstán

Dos niñas en una escuela en Kazajstán
Dos niñas en una escuela en Kazajstán, donde algunos edificios están siendo adaptados con nuevos sistemas de calefacción para ahorrar energía y mantener la temperatura de las aulas. (Foto: PNUD Kazajstán)

Arman, estudiante de 14 años de la Escuela Pública nº 9 de Astana (Kazajstán) nos contó que hace unos años el gimnasio de su escuela, que tiene ya 63 años de edad, estaba tan frío en invierno que él y sus compañeros de clase podían ver su aliento. “Odiábamos ir a la clase de gimnasia”, dijo.

El intenso frío era perjudicial para la salud de los estudiantes, así como para su moral. Los resfriados y las gripes eran frecuentes en invierno, cuando la temperatura de Astana puede bajar hasta menos 50 grados centígrados.

Aspectos Destacados

  • Un programa conjunto del PNUD y el FMAM programa ha instalado nuevos equipos de calefacción en varias escuelas y en 13 viejos edificios de apartamentos en Kazajstán para regular el calor de una manera energéticamente eficiente.
  • Con este proyecto, los edificios han podido reducir su consumo de energía hasta en un 25%
  • Tras el éxito del programa, un programa estatal de 2.400 millones de dólares realizará trabajos similares para conseguir la eficiencia energética de edificios públicos y privados.

Kazajstán consigue transportar adecuadamente el calor desde las calderas municipales hasta los edificios. El problema la Escuela Pública nº 9 consistía en transmitir luego el calor a cada una de las salas.

Y cuando las temperaturas invernales eran relativamente altas, el calor llegaba con fuerza a las aulas y entonces los profesores tenían que abrir las ventanas.

Lamentablemente, la pérdida masiva de energía es moneda corriente en millones de edificios de Kazajstán. Los viejos edificios postsoviéticos cuentan con algunos de los sistemas de calefacción menos eficientes en materia energética, con un resultado de pérdida de hasta un 30% al año.

Una inversión inicial de 15.000 dólares, proveniente del PNUD y del Fondo para el Medio Ambiente Mundial permitió a la Escuela nº 9 comprar e instalar equipos modernos de regulación del calor, adquiridos en Dinamarca. La escuela también aisló las paredes, colocó ventanas de eficiencia energética y mejoró el sistema de ventilación.

Los días de unas aulas que oscilaban de sofocantes a congeladas han terminado. Ahora, todas las salas son cómodas, incluso en lo peor del invierno.

Ahora el país tiene ahora un mercado de eficiencia energética en expansión. Hace sólo cinco años, el país no contaba con los negocios que venden e instalan los equipos.

Hasta hace poco, los contratistas sólo instalaban equipos de alto rendimiento energético en los edificios nuevos, y los propietarios de los otros edificios creían, erróneamente, que no iban a funcionar en los edificios preexistentes. El PNUD instaló equipos reguladores de la calor en edificios antiguos para demostrar que también producían un ahorro de energía.

Poco después, una empresa de servicios de alto rendimiento energético se estableció en Karaganda, con el apoyo del PNUD. Cinco empresas competidoras más han surgido para satisfacer la demanda de instalación de equipos de regulación de calor en los edificios antiguos, empleando a más de 50 personas, muchas de ellas mujeres.

Algunas de esas empresas donaron 14.500 dólares para equipar la Escuela nº 15, adquirieron nuevos equipos y los colocaron de forma gratuita.

El ahorro conseguido con los nuevos reguladores de calor en los edificios antiguos ha ido directamente a parar a los bolsillos de los propietarios de los apartamentos, que se han convertido en entusiastas partidarios de las nuevas instalaciones.

El director de la Escuela Pública nº 15 de Astana, Baurzhan Zharkenov, nos dijo que está encantado con los resultados del proyecto piloto en su edificio. “Hemos logrado un ahorro del 25% en la factura de calefacción”, dijo.

Las escuelas acondicionadas de nuevo son parte de un programa del PNUD y del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (2007-2012) en las tres ciudades mayores de Kazajstán –Almaty, Astana y Karaganda–. Además de las escuelas, el programa también ha reequipado 13 viejos edificios de apartamentos.

El PNUD y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial se propusieron eliminar los obstáculos a las prácticas, las tecnologías y las políticas de eficiencia energética en Kazajstán. En 2011, el presidente y el primer ministro de Kazajstán visitaron uno de los lugares de los proyectos, lo que dio comienzo a una inversión pública significativa en eficiencia energética de edificios residenciales.

Un programa estatal recién adoptado, por un monto de 2.400 millones de dólares, de modernización de los servicios públicos del estado continuará los trabajos del programa y aprovechará las inversiones en eficiencia energética de los edificios, tanto públicos como privados.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Find Us On