Tayikistán: Entregando los recursos ambientales en manos locales

una mujer sobre su bicicleta en una plantación de granada en Tayikistán
Escuelas para agricultores han ayudado a introducir nuevos métodos de cultivo en el valle de riío Vakhsh, en Tayikistán. Aquí, una mujer sobre su bicicleta en una plantación de granada. Foto: PNUD/Safarbek Soliev

El valle del río Vakhsh, en Tayikistán, es crucial para la subsistencia y la seguridad alimentaria de millones de personas, pero durante los últimos 100 años la degradación de sus recursos naturales ha sido persistente y generalizada. Los bosques de Tugai, depositarios de biodiversidad y fuente de ingresos para las comunidades locales, han sido esquilmados a un ritmo cada vez mayor, tanto para liberar tierra con fines agrícolas como para su utilización como fuente de energía.

En el distrito de Nuri Vakhsh, sólo sobreviven 126 hectáreas de bosque. En 2008, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) inició su colaboración con los miembros de la comunidad para ayudar a proteger y regular su explotación a través de un comité de gestión forestal.

Aspectos Destacados

  • Cuatro distritos del valle del río Vakhsh, en Tayikistán, han depositado la gestión de los recursos naturales en manos de las comunidades locales que dependen de dichos recursos para su sustento.
  • La tala de árboles en peligro de extinción en la zona forestal de Tugai ha disminuido en un 90% desde 2008, y la población de aves y animales ha aumentado en un 50%
  • Una encuesta entre los asistentes a las escuelas agrícolas sobre el terreno reveló que el 75% de los encuestados podían vender sus cosechas adicionales, consiguiendo con ello un aumento del 25% en sus ingresos en promedio.

Las autoridades locales permiten a los habitantes de las aldeas arrendar tierras para el pastoreo a un precio nominal. El comité de gestión comunitario es responsable de la regulación del número de cabezas de ganado y de la tala de árboles. Los árboles muertos se retiran y se distribuyen como leña.

"Las restricciones nunca son bien recibidas, pero ahora los implicados en la protección del bosque pueden ver los resultados", dice un miembro de la comunidad, Salima Bekmurodova.

Después de cuatro años, una evaluación del proyecto reveló que la tala de árboles ha disminuido en un 90 por ciento desde 2008, lo que ha permitido la regeneración del bosque, a la vez que la población de aves y animales aumentó en un 50 por ciento. Los miembros de la comunidad manifiestan un sentido de orgullo y propiedad por todo lo que han sido capaces de lograr. "La protección de los bosques es una causa noble que siempre debe ser apoyada", afirma Bekmurodov Kurbonmahmad, miembro del comité de gestión.

En el distrito de Jura Nazarov, las comunidades, apoyadas por el PNUD, han abordado otros aspectos del desarrollo rural sostenible. Casi la totalidad de los 14.000 habitantes del distrito dependen de la agricultura, pero más del 70 por ciento de la tierra ya no es cultivable, después de años de malas prácticas agrícolas y de riego durante la época soviética.

En la actualidad, las asociaciones de usuarios gestionan los recursos hídricos y reparan los sistemas de riego, mientras que las escuelas agrícolas sobre el terreno ayudan a introducir técnicas agrícolas apropiadas. Una encuesta entre los asistentes a dichas escuelas reveló que dos tercios de ellos habían introducido nuevos cultivos y métodos de cultivo que resultaron ser más productivos y apropiados para las condiciones locales.

El setenta y cinco por ciento de los encuestados manifestó que podían vender sus cosechas adicionales, con un incremento en sus ingresos del 25 por ciento, en promedio. Los fondos adicionales se han invertido en la renovación de los hogares familiares, la contratación de mano de obra agrícola para aumentar la producción, la reparación de los sistemas de riego y la escolaridad de los hijos.

Las facilidades de microcrédito gestionadas a nivel local ayudan a los agricultores a conseguir préstamos de bajo interés para invertir en nuevas prácticas. "El proyecto cuenta con el aporte de la gente", afirma el líder local Gulshan Kulolova. "La gente comprendió que pueden hacer algo por sí mismos."

Algunas de estas iniciativas ya se han reproducido en nueve distritos de Tayikistán, con el apoyo del Programa de Pequeños Subsidios del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos