Un proyecto de reforestación trae vida y crecimiento a las comunidades haitianas

mujer entre los árboles
Simeón Troimene posa para un retrato cerca Aquin, Haití. Ella tomó parte en un programa de reforestación organizado por el PNUD (Foto: PNUD Haití)

"La reforestación es la vida. Con la reforestación de las montañas se protegerán las fuentes de agua y se evitarán los desprendimientos de tierras”, dice Troimène Siméon, miembro de un grupo de mujeres que trabajan en la reforestación de la localidad de Aquin. “Teníamos problemas para enviar a nuestros hijos a la escuela. El proyecto de reforestación también nos ha ayudado mucho económicamente”.

El sueño de Troimène, madre de un hijo y vendedora de productos cosméticos, es ver un Haití tan verde como era antes. La nostalgia asoma a sus ojos cuando mira las áridas montañas de la región.

Aspectos Destacados

  • Siglos de deforestación producto de la acción humana han reducido la cubierta forestal hasta, aproximadamente, el dos por ciento del territorio de Haití.
  • Más de 300 hectáreas de tierra, equivalentes a 740 campos de fútbol, se han reforestado en el primer año desde del lanzamiento de la iniciativa.
  • En 2012, se crearon cada mes cerca de 3.600 puestos de trabajo temporales, en su mayoría ocupados por mujeres.
  • Frontera Verde es un proyecto financiado principalmente por el Gobierno de Noruega y dotado con un financiamiento de cerca de 2,5 millones de dólares.

Después de cada precipitación, que a menudo causa graves inundaciones, Haití cuenta sus muertos y sufre, sin excepción, daños de importancia. La causa principal es la constante y perturbadora degradación  del medio ambiente. Frente a esta alarmante situación, el PNUD apoya al Ministerio de Medio Ambiente en sus proyectos clave, entre los cuales destaca el de incrementar la superficie forestal, que hoy se encuentra a menos del dos por ciento.

Por ejemplo, con la ayuda del programa para la reducción de la vulnerabilidad en la zona meridional del país, implementado por el PNUD en colaboración con las autoridades gubernamentales, se han plantado 1,5 millones de plantas de semillero para la reforestación de 1.000 hectáreas en las cuencas de Aquin y Saint-Louis, en el sur del país, donde las mujeres dedicadas a la causa del medio ambiente transportan sobre sus cabezas las plantas de semillero a los sitios de reforestación. Cerca de 3.600 puestos de trabajo temporales, como el de Troimène Siméon, se crearon cada mes en 2012.

Frente a la creciente deforestación derivada del excesivo consumo de madera, el proyecto binacional llamado “Frontera Verde” continúa sus avances a ambos lados de la frontera entre Haití y la República Dominicana. Su objetivo es crear un entorno favorable para la restauración de los ecosistemas transfronterizos y reducir la vulnerabilidad al cambio climático con el fin de mejorar las condiciones de vida de las poblaciones haitiana y dominicana.

Junto a estos esfuerzos de reforestación, y para proteger a las comunidades de las inundaciones y desbordamientos de ríos durante las fuertes lluvias, se han construido 4.000 metros de muros de protección en los márgenes de los ríos. La gestión eficaz de las cuencas hidrográficas es un pilar fundamental de la reforma territorial radical, dada la crisis medioambiental que asola el país.

El PNUD ha colaborado con el Ministerio de Medio Ambiente para elaborar una guía metodológica de gestión de cuencas que permitirá a todos los interesados orientar la planificación y la gestión de las cuencas hidrográficas con la finalidad de preservar el medio ambiente.

Para mitigar los efectos adversos del cambio climático en los procesos de desarrollo del país, el PNUD también apoya al Gobierno en el desarrollo de estrategias de adaptación al cambio climático. El objetivo de esta iniciativa es fortalecer la resiliencia de las comunidades y los sectores productivos en las zonas costeras para afrontar mejor los riesgos asociados con el cambio climático.

Los resultados preliminares de los estudios realizados en el marco de este proyecto demuestran claramente la vulnerabilidad del país ante las subidas del nivel del mar y la sequía. Por ejemplo, casi el 50 por ciento de la superficie de la isla de Ile-a-Vache, en la zona Sur, corre el riesgo de quedar sumergida bajo el agua en los próximos 100 años, mientras que hoy se están planeando grandes inversiones en centros turísticos costeros.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más