La agricultura orgánica gana terreno en Zimbabwe

Agricultores orgánicos de Makoni, Zimbabwe
Los agricultores en el Distrito Makoni de Rusape, en Zimbabwe, están utilizando métodos orgánicos para medios de vida sostenibles. Foto: PNUD Zimbabwe

La Asociación de Agricultores Orgánicos de Makoni, en Zimbabwe, compuesta de 450 miembros, es una cooperativa de agricultura orgánica que se desarrolló para hacer la transición de cultivar tabaco y utilizar productos químicos en la agricultura. Actualmente lidera el trabajo de conservación del medio ambiente y el uso sostenible de recursos.

Aspectos destacados

  • La iniciativa es parte de un programa de $400.000 para el uso sostenible de la biodiversidad que tiene por objetivo mejorar los medios de subsistencia.
  • Aproximadamente el 60 por ciento de los más de 450 miembros agricultores de la asociación son mujeres.
  • La introducción de alternativas orgánicas de los medios de subsistencia y la ampliación de las actividades ayudaron a los agricultores locales a aumentar sus ingresos y a acceder a mercados nuevos y más lucrativos.

“Con la agricultura orgánica no hay necesidad de comprar fertilizantes ni recaudar dinero para los pesticidas químicos. Ahora podemos utilizar recursos para otras necesidades domésticas,” dice Regina Chwaya, miembro de la asociación.

La asociación se fundó en 2007 como organización de desarrollo de la comunidad, y originalmente se enfocaba en sensibilizar a la gente sobre la agricultura orgánica como alternativa al cultivo de tabaco y al uso de pesticidas. Con el apoyo de US $50.000 del Programa de Pequeños Subsidios del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, implementado por el PNUD, los agricultores establecieron huertas orgánicas y recibieron capacitación sobre la aplicación de la rotación de cultivos, ganado y abono orgánico, compostaje, cubierta orgánica y cultivo de cubertura.   

Los miembros se aseguran de que la comunidad lidere y ejecute los proyectos. “La asociación está presente en todas las fases del mismo, desde la formulación de propuestas hasta la implementación y supervisión de las actividades,” cuenta Tsitsi Watawunashe, Oficial del Programa. “Esto desempeña un papel importante en el empoderamiento de las comunidades que participan en el proyecto”.

La introducción de medios de subsistencia alternativos, que van desde la producción de la horticultura hasta el manejo de viveros, producción de hongos, acuicultura, apicultura y agro-silvicultura, ha ayudado a los agricultores locales a aumentar los ingresos y a facilitar el acceso a mercados nuevos y más lucrativos.

Como resultado, la seguridad alimentaria de las comunidades se ha incrementado sustancialmente, mientras que aquellos agricultores que participan han informado que el rendimiento de sus cultivos ha mejorado y aumentado. En promedio, estos agricultores han podido generar ingresos anuales desde US $250 y US $300 a través de la venta de vegetables en mercados locales.

“Además de los miembros principales, casi todos en el área están haciendo lo mismo,” señala Sifelani Zvigerenani, presidente de la asociación, y agrega que el grupo está bien organizado y los miembros han establecido un fondo rotatorio para facilitar el acceso a capital.

El grupo recibió el certificado de agricultores orgánicos en 2012, lo cual abrió acceso a mercados regionales y nacionales. En 2013 exportaron arvejas al Reino Unido por primera vez.

Recientemente el grupo fue parte de los 35 ganadores del codiciado Premio Ecuatorial, el cual honra  esfuerzos locales sobresalientes para reducir la pobreza mediante la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad. Con el premio de US $5.000 en efectivo, la asociación tiene como objetivo conseguir materiales para construir cercas para ampliar las huertas orgánicas y aumentar la producción.

“Este premio nos alienta a fortalecernos y a querer seguir adelante,” dice la presidenta del grupo, Sifelanani Zvigerenani. “Nunca nos habíamos imaginado que lo que estábamos haciendo nos iba a llevar tan lejos. Esto realmente ha sido un sueño hecho realidad.”