La población local aprende sobre los beneficios de la protección ambiental en Tailandia

Tongkam Juathai (mujer) residente local de Samut Songkhram, sonríe sentada en un banco
A Tongkam Juathai, residente local de Samut Songkhram, la iniciativa le permitió aprender de las experiencias y buenas prácticas de otras comunidades en Tailandia (Foto: PNUD Tailandia)

En el transcurso de las últimas décadas, Tailandia ha registrado un crecimiento económico notable, pero con un costo social y ambiental elevado. El aumento del consumo, la industrialización y la intensificación de la agricultura han ejercido enorme presión en los recursos naturales. Como resultado, las comunidades que dependen en su mayor parte de la agricultura, forestación y pesca para su sustento han sido afectadas adversamente.

Aspectos Destacados

  • La agricultura, la forestación y la pesca aún proporcionan más del 40% de los empleos en Tailandia.
  • Mediante la iniciativa, las comunidades locales han expresado su deseo de preservar su estilo de vida tradicional y de desarrollar un modelo de ecoturismo que reducirá el impacto negativo sobre el medio ambiente
  • A pesar de ser pequeña, la provincia de Samut Songkram se ubica en el quinto puesto entre 76 provincias en el Informe sobre Desarrollo Humano de Tailandia de 2009.

Pero en Samut Songkram, la provincia más pequeña de Tailandia, el panorama es alentador. A pesar de la fuerte presión para industrializar y la amenaza que supone el turismo en masa para su estilo de vida tradicional y medio ambiente único, la provincia ha podido mantener su sustento basado en la agricultura, ocupando el quinto puesto entre las 76 provincias de Tailandia en el Informe sobre Desarrollo Humano.

El éxito de Samut Songkram se ha logrado, en parte, gracias a un programa innovador que ayuda a quienes formulan las políticas a abordar mejor los problemas del medio ambiente y la pobreza de forma integral. La Iniciativa sobre Pobreza y Medio Ambiente (IPMA), puesta en marcha en 2010, es un programa conjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En trabajo conjunto con el Ministerio del Interior, la iniciativa respaldó el desarrollo de capacidades de los planificadores del gobierno nacional y los gobiernos locales, y fortaleció el conocimiento científico de la comunidad para promover el uso sostenible de los recursos naturales en sus propias localidades. “Las personas comprenden mejor cómo el bienestar se vincula directamente con los ecosistemas y el ambiente que nos rodea”, dice Pawin Talerngsri, Coordinador de Proyecto del IPMA en Tailandia.

“Nos permitió participar más eficazmente en la planificación de la comunidad local”, dice Chitchanuwat Maneesrikum, coordinador de una ONG local. “Ahora podemos analizar los problemas económicos, ambientales y sociales, y usar la información para mejorar nuestras decisiones de planificación.”

Otras provincias como Samut Sakorn, vecina de Samut Songkram, ostentan tasas de ingreso y empleo más elevadas pero su desempeño es menor en términos de vivienda, educación y condiciones de vida. La contaminación y la salud también representan problemas, ya que dicha provincia está más industrializada.

Mediante talleres y seminarios, la iniciativa procuró la participación del público y aumentó el conocimiento local de la conexión entre pobreza y medio ambiente. “Nos permitió aprender de otras comunidades para poder adoptar buenas prácticas en beneficio propio”, manifiesta Tongkam Juathai, una pobladora local.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más