Myanmar: las comunidades ven un futuro mejor gracias al agua

una mujer recoge agua de un tanque
Gracias a la ayuda del PNUD en colaboración con las comunidades de la aldea se creó un tanque de captación de agua con una capacidad de 10.000 litros (Foto: Mark Garten/UN Photo)

Para las 47 familias de la aldea Thicong, el ir en expediciones de dos noches al bosque a 12km de distancia para conseguir leña era parte de la rutina. Necesitaban la leña para cocinar, calentarse e iluminar sus casas. Juntar suficiente leña para abastecer a la familia durante dos semanas llevaba tiempo y trabajo, pero la vida siempre ha sido así en la aldea en el montañoso estado Chin del Este del país.

“Aunque sabíamos que el uso excesivo de la madera no es bueno para el medio ambiente, no podíamos usar menos porque no teníamos otra alternativa para mantenernos calientes y para tener luz por la noche, especialmente para los escolares”, dijo Daw Par Mwai, madre de dos niños en edad escolar. 

Aspectos Destacados

  • Plantas micro hidroeléctricas en las aldeas rurales están reduciendo la necesidad de leña y ayudan a los aldeanos a crear pequeñas empresas
  • Gracias a las organizaciones comunitarias y la asistencia del PNUD, se construyeron 12 mini-plantas hidroeléctricas en 12 aldeas
  • Se establecieron 1.546 organizaciones comunitarias en 1.451 aldeas para administrar las actividades comunitarias y los fondos comunes, con el respaldo del PNUD.

Cuando se les sugirió una alternativa, los habitantes de Thicong se mostraron muy receptivos. En 2010, el PNUD sugirió que el terreno montañoso y el area cercana al río Robya, a algo más de 3km de distancia, ofrecían una solución: una micro planta hidroeléctrica que podía producir electricidad para la aldea. Los habitantes de la aldea organizaron reuniones y decidieron aceptar la idea de construir una planta canalizando el agua del río hacia un embalse. La comunidad formó un comité energético para administrar el proyecto compuesto por cinco hombres y dos mujeres. "Para asegurarnos de tener los fondos adecuados, recaudamos fondos y buscamos a un técnico", dijo Daw Par Mawi, miembro del comité energético.

Un comité de susbsistencia de la aldea que el PNUD había ayudado a establecer en 2005 guió al comité energético y financió parcialmente la planta hidroeléctrica, cuyo costo total fue de 3 millones de Kyats. La mayor parte del dinero fue una contribución de la Liga Cristiana Zome y del fondo común del comité de medios de vida, y el resto se consiguió por medio del trabajo voluntario en el seno de la comunidad.

El PNUD dio asistencia técnica y el comité energético hizo un plan detallado para excavar el embalse y comprar los materiales necesarios. Contrataron igualmente a dos ingenieros para dirigir la construcción del embalse y la instalación de las máquinas. El trabajo comenzó en enero de 2010 y la estación energética estaba operando a toda capacidad un año más tarde.

Los cambios en la aldea fueron rápidos. Los niños ahora estudian a la luz de lámparas fluorescentes, y hay siete familias que tienen televisores y DVD. Los funcionarios del proyecto dicen que esos televisores han sido puestos a buen uso ya que han mostrado a la comunidad programas educativos sobre la salud, que han comenzado a cambiar sus hábitos de higiene personal y a crear consciencia sobre el agua potable y el saneamiento. Los largos viajes al bosque también han cesado.

“Gracias a la disponibilidad de la electricidad en la aldea vimos que la cantidad de familias que queman leña para alumbrarse se redujo dramáticamente en un año, lo que es una buena contribución para nuestro medio ambiente", dijo Daw Par Mawi. Con el tiempo que han economizado, varias familias ahora hacen canastas y escobas mientras charlan por la noche a la luz de los tubos fluorescentes, y así tienen un ingreso adicional de alrededor de 15.000 Kyats mensuales.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más