Proporcionando agua potable en Gaza

Un tanque de agua potable de 3.000 metros cúbicos presta servicio a más de 50.000 habitantes de Rafah en el Territorio Palestino Ocupado. (PNUD PAPP)
Un tanque de agua potable de 3.000 metros cúbicos presta servicio a más de 50.000 habitantes de Rafah en el Territorio Palestino Ocupado. (PNUD PAPP)

por Dania Darwish, finalista del concurso de historias del PNUD

El agua es escasa en el Territorio Palestino Ocupado y los suministros actuales apenas alcanzan para satisfacer las necesidades de la población. Más del 13 por ciento de ésta no tiene aún acceso al agua corriente, y muchas de las instalaciones de suministro existentes están deterioradas. La calidad del agua es muy baja: sólo el siete por ciento del suministro destinado al uso doméstico cumple con los estándares de la Organización Mundial de la Salud.

Aspectos Destacados

  • Gracias al programa de suministro de agua de emergencia y rehabilitación en la Franja de Gaza, los residentes están viendo una gran mejora en el suministro de agua que llega a sus hogares.
  • En la ciudad de Rafah, un tanque de agua de 3.000 metros cúbicos ha mejorado la vida d el 50% de la población de la ciudad, de 102.000.
  • El PNUD ha completado más de 200 proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza, con $5,4USD millones aportados por el Gobierno de Japón.

Sin embargo, gracias a una iniciativa del PNUD, personas como Salem Mdalal y su familia de Rafah, en la Franja de Gaza, ya no deben pasar las anteriores penurias cotidianas para conseguir agua.

Mdalal es cabeza de una familia de doce miembros, y vive con su hermano en el mismo edificio que alberga 30 personas. Los residentes del edificio consumen 5.000 litros de agua cada día. Hasta hace poco, la ciudad sólo podía abastecer de agua por tubería durante tres a cuatro horas, dos veces por semana, y el flujo de agua era muy débil. Con frecuencia, Mdalal tenía que comprar agua potable a los vendedores callejeros, que la ofrecen en sus camiones cisterna a un precio de 20 shekel nuevos (5,25 dólares) cada 1.000 litros.

“Hemos tenido una crisis de suministro de agua”, dice Mdalal. “Tuve que tomar medidas extremas en casa. Sólo hacíamos correr el inodoro dos veces al día para conservar agua. Imagínese, ¡una familia de doce personas que tire de la cadena sólo dos veces al día!”

“También establecí un horario para las duchas, y hacía salir de la ducha a mis hijos cuando permanecían allí demasiado tiempo. Esto provocó tensiones en la familia, pero ¿qué podíamos hacer?”, añade.

La situación de la familia se suavizó después de que el PNUD construyó un tanque de 3.000 metros cúbicos de agua para suministrar a Rafah, y proporcionó bombas de refuerzo para abastecer de agua a los residentes de esa población, a través de un proyecto de un millón de dólares financiado por el Gobierno de Japón.

Junto con las personas que viven en el edificio de Mdalal, el 50 por ciento de la población de esta ciudad de 102.000 personas ha experimentado una gran mejora en el suministro de agua que llega a sus hogares, después de ocho años de escasez constante.

El suministro de electricidad es también escaso en la Franja de Gaza, y sólo se dispone de ella de ocho a diez horas al día.

Debido a la falta de sincronía entre los suministros de agua y electricidad, Mdalal y sus hermanos tenían que organizarse por turnos cada noche para controlar el suministro de agua y encender las bombas de refuerzo tan pronto como la electricidad y el agua estuvieran disponibles al mismo tiempo. Las cosas son diferentes ahora.

“Celebramos el día en que el tanque de agua de Rafah comenzó a funcionar”, sonríe Mdalal. “Ayer, el agua alcanzó los tanques que tenemos en el techo sin necesidad de la bomba de elevación. Fue un récord para nosotros.”

“El tanque de agua de Rafah ha cambiado nuestras vidas”, continúa. “Ya no tengo que sacrificar la higiene, ni vivir con la tensión anterior en la casa, ni tengo que hacer guardia con mis hermanos por el agua y preocuparme por los exorbitantes costos del agua”.

El PNUD ya ha completado más de 200 proyectos de suministro de agua y saneamiento en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza. Los proyectos van desde el fortalecimiento de las autoridades a cargo del agua y saneamiento hasta la cons-trucción de redes de abastecimiento y distribución, depósitos de almacenamiento y conexiones domiciliarias.

El tanque de agua de Rafah es parte de un programa de emergencia de suministro de agua y rehabilitación que el PNUD está implementando en la zona norte de la Franja de Gaza, a un costo total de 
5,4 millones de dólares, donados por el Gobierno de Japón.

“Me gustaría que este proyecto se hubiera realizado hace ocho años, cuando comenzó la grave escasez de agua en Gaza”, afirma Mdalal. “Nos hubiera evitado mucho sufrimiento. Ahora, ahorramos dinero y tenemos acceso al agua que necesitamos para llevar una vida normal”.

“Abrimos el grifo en cualquier momento y tenemos agua. Para usted puede ser algo trivial, pero para nosotros es una gran hazaña”.

DANIA DARWISH es especialista en comunicaciones en el Programa del PNUD de Asistencia al Pueblo Palestino (PAPP).

El proyecto en breve

Duración del Proyecto: 2006-2013
Presupuesto:
$571,482 (2011)
Donante Principal:
Japón

 

Página del Proyecto (en inglés)
El Promotor del Desarrollo Vol. II
thumbnail

"El Promotor del Desarrollo" es una publicación anual que reúne los doce trabajos ganadores del concurso de historias organizado por el PNUD, los cuales presentan una muestra de nuestros resultados en materia de desarrollo a nivel global.

 

Descargar la publicación
Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos