Zambia promueve la sostenibilidad ambiental

PNUD en Zambia
Peter Kilalo (derecha) visita una escuela para entregar la primera lección de un plan de estudios de conservación. Foto: GRI

Peter Kilalo, de 25 años y maestro comunitario de la aldea de Kaminzekezeke en el noroeste de Zambia, recientemente fue nombrado “Muzovu” local u Oficial del Proyecto de Concientización.

Su tarea consiste en impartir lecciones de concientización ambiental a niños y niñas de las escuelas primarias en la zona noroeste del país, donde la mayoría de las personas dependen del ecosistema para su subsistencia y necesitan alternativas para la caza y la tala ilegales.

Con el fin de abordar estos problemas, un programa apoyado por el PNUD ha estado trabajando con todas las generaciones para concientizar sobre los peligros del agotamiento de los recursos naturales y ayudar a las personas a encontrar medios alternativos para su subsistencia.

Aspectos destacados

  • Más de 300 niños, niñas y jóvenes, y 60 docentes participan en actividades de educación ambiental en comunidades pobres y remotas.
  • Alrededor de 1.200 agricultores fueron capacitados en técnicas sostenibles y recibieron semillas y maquinaria.
  • Para fines de 2014, el programa espera mejorar la biodiversidad, la protección ambiental y reducir los niveles de pobreza en las comunidades objetivo.
  • El programa será expandido a las provincias del noroeste, central y del sur.

El plan es resultado de una alianza entre el PNUD, el Gobierno de Zambia y Dinamarca. Ofrece pequeñas subvenciones, que suman más de un millón de dólares, a organizaciones no gubernamentales (ONG) y organizaciones comunitarias (OC) que trabajan por la conservación. 

Game Rangers International (GRI) es una de las cuatro ONG locales seleccionadas para este proyecto. La ONG opera en el Parque Nacional Kafue, 150 millas al noroeste de la capital Lusaka, y sensibiliza sobre los problemas ambientales a estudiantes de quinto y sexto grado en diez escuelas primarias.

GRI ha estado trabajando con 300 niños y niñas para que planten árboles, aprendan cómo se origina la lluvia y a través de juegos comprendan el ciclo de la vida, ayudándolos a entender la importancia de su medio natural y, al mismo tiempo, educar a sus padres. Alrededor de 60 docentes fueron capacitados para enseñar el programa.

“Si los niños, niñas y jóvenes aprenden a cuidar el medio ambiente, cuando crezcan serán sensibles a este tema”, manifestó Viola Morgan, Directora de País del PNUD.

Las escuelas se encuentran lejos con escaso suministro de energía y telefonía móvil. La mayoría de los hogares dependen de la agricultura de subsistencia, el carbón y la caza ilegal para complementar sus ingresos.

Las actividades extra curriculares no siempre están disponibles para escolares en estas zonas, por lo cual GRI ha trabajado con clubes locales de conservación conocidos como “Chongololo” (que en lenguaje local significa “ciempiés”).

"Estoy feliz de ayudar a la comunidad a aprender sobre la protección del medio ambiente. ¡Nuestros Clubes Chongololo serán los mejores!", exclama Peter sonriendo, después de dar su primera lección.

Cómo crear medios de vida viables y reducir la pobreza son componentes centrales. El programa también ha estado enseñando técnicas de agricultura sostenible a las mismas comunidades.

Alrededor de 1.200 pequeños agricultores recibieron maíz y frijoles de maduración temprana, semillas y fertilizante. Cien agricultores fueron capacitados para cultivarlos y compartir las semillas que produzcan y las técnicas que aprendan. Las ganancias de las granjas se utilizarán para comprar más semillas y maquinaria.

Este año, los habitantes de los Parques Nacionales Kafue y Lunga Occidental también aprenderán a iniciar negocios para vender artesanías locales y productos agrícolas y participar en la industria del turismo. Otra actividad importante será la apicultura.

El programa será expandido a las provincias del Noroeste, Central y del Sur, beneficiando a 100.000 hogares.