Rwanda: La limpieza y el reciclaje aumentan los ingresos en la capital

Eugénie, Edith y Vestine separan residuos domésticos (Foto: Nausicaa Habimana Kantengwa)
Eugénie, Edith y Vestine separan residuos domésticos (Foto: Nausicaa Habimana Kantengwa)

Las vidas de Edith, Eugénie y Vestine, tres mujeres de la capital ruandesa de Kigali, han dado un giro muy favorable desde su integración en una asociación local que ayuda a personas en situación de vulnerabilidad a dejar la vida en la calle y a ganarse un dinero limpiando la ciudad.

Estas tres mujeres se encuentran entre los 200 miembros de la Asociación Dusabane, un colectivo que trabaja en el Proyecto de Mejora de los Residuos Sólidos Municipales mediante la Producción de Compuesto de Calidad, iniciativa que cuenta con el apoyo conjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM). En el idioma nacional, denominado kinyarwanda, Dusabane significa, literalmente “Apoyémonos los unos a los otros”. 

Aspectos Destacados

  • La recogida de residuos produce compuesto de forma barata, lo que beneficia a los agricultores locales y reduce el uso de fertilizantes químicos
  • El proyecto anima a los residentes locales a reciclar los residuos como medio de generación de ingresos.
  • Más del 80%de los residuos depositados en el vertedero de Kigali son orgánicos.

Los miembros de la Asociación  centran su acción en dos áreas: la limpieza de las calles y la recogida de residuos por las casas de la ciudad para su posterior reciclaje. Los residuos biodegradables son almacenados en un vertedero especial hasta que se convierten en compuesto cuya venta posterior sirve para generar ingresos.

Madina Uzamushaka dirige la Asociación desde su creación y recuerda la motivación que les llevó a trabajar en este proyecto de limpieza: “La mayoría de las mujeres, hombres y jóvenes que trabajan para la Asociación estaban desempleados o eran niños de la calle”, dice. “Nos unimos para buscar una actividad que pudiera ayudarnos a superar nuestra pobreza”.

La Asociación también da trabajo a otras personas vulnerables de la comunidad, como viudas y personas que viven con VIH y SIDA. La mayoría de los empleados son mujeres.

Unirse a la Asociación ha ayudado a Edith a aprender nuevas técnicas de reciclaje y ganar dinero suficiente para ayudar a su familia. Con lo que gana puede enviar a sus cinco hijos a la escuela, cubrir el seguro de salud familiar y pagar la renta.

Por otro lado, la recogida y limpieza de los residuos, especialmente en las barriadas más pobres, está contribuyendo a reducir el riesgo de enfermedades como la malaria y el cólera.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos