Islas Marshall: protegidas de la sequía y el alza del nivel del mar

 Newly covered water reservoir in Marshall Islands. Photo: UNDP

Para cuando el Gobierno declaró el estado de emergencia, en 2013, los pozos llevaban bastante tiempo secos en los territorios del norte de las Islas Marshall, asolados por la sequía, y las familias habían empezado a emigrar a Majuro, la capital del país.

Este paraíso idílico se encuentra tan bajo respecto al nivel del mar que apenas cuenta con depósitos de agua dulce o acuíferos subterráneos. La ausencia de lluvia desde septiembre de 2012 provocó una crisis que generó, paralelamente, restricciones al consumo de agua potable y daños en las cosechas.

Aspectos destacados

  • En 2013 las Islas Marshall sufrieron una sequía extrema que puso en peligro el suministro de agua potable y las cosechas, afectando al 20 por ciento de la población.
  • El proyecto PACC-RMI ha mejorado la recogida de agua de lluvia en la capital, Majuro, y ha instalado purificadores de agua solares en las zonas más remotas.
  • El proyecto de reservorios ha incrementado las reservas de agua dulce en Majuro, que actualmente pueden alcanzar hasta los 3-4 meses en caso de emergencia.
  • Está prevista la distribución de 186 purificadores de agua solares entre las comunidades de las zonas más remotas del país.

Nathan Jake, un maestro de escuela y habitante del pequeño atolón de Ujae, recuerda que para fines de febrero “nuestros árboles del pan, pándanos, plátanos y cocoteros estaban muriendo, el nivel de salinidad de las aguas subterráneas (fuentes de agua dulce) era alto, y los estanques domésticos se habían secado”.

Cuando por fin llegaron las lluvias, en junio, la sequía había afectado ya a 11.000 personas, aproximadamente el 20 por ciento de la población de las Islas Marshall (RMI). Los organismos de ayuda advirtieron que pasarían meses antes de que se pudieran recuperar las reservas de agua dulce y revitalizar las cosechas.

Para las Islas Marshall, esta situación no resulta inusual. Recientemente, las crisis relacionadas con el agua dulce son cada vez más frecuentes. Ante la proliferación de fenómenos meteorológicos cada vez más extremos, las Islas Marshall se enfrentan al aumento del nivel del mar y al progresivo declive de sus recursos de agua potable.

Las 34 islas que conforman esta nación de atolones se encuentran, en promedio a unos 3 o 4 metros sobre el nivel del mar y sufrirán importantes inundaciones con una subida adicional de 1 metro sobre el nivel del mar. En un discurso reciente  sobre el cambio climático, el presidente del país, Christopher Loeak, dijo: “Temo que la vida en las Islas Marshall se convierta pronto en algo similar a vivir en una zona de guerra”.

Conscientes de la urgencia que provoca la disminución de los recursos hídricos, el Programa de Adaptación del Pacífico al Cambio Climático (PACC, por sus siglas en inglés) trabaja para aumentar la disponibilidad y calidad del agua potable. Hasta el momento, ha contribuido a mejorar el sistema de recogida y almacenamiento de agua de lluvia en el reservorio de Majuro, además de instalar purificadores de agua solares en las zonas más remotas.

La pista del aeropuerto de Majuro constituye el área pavimentada más grande de la isla, ofreciendo una superficie ideal para la recolección de agua de lluvia. Una vez recogida, el agua se desvía, se trata y se traslada mediante tuberías a un reservorio. Pero el reservorio y el sistema de depósitos existentes estaban obsoletos y eran insuficientes. En colaboración con las autoridades locales, el PACC ha logrado aumentar la capacidad del reservorio del aeropuerto de 121 a 138 millones de litros. Además, se ha renovado el revestimiento y la cobertura de uno de los principales tanques.

Los resultados han sido espectaculares: anteriormente, las reservas de agua dulce de Majuro duraban entre 3 y 4 semanas. Ahora, con la mayor capacidad de almacenamiento y la reducción de la evaporación, la ciudad está en condiciones de soportar una sequía de hasta 3 a 4 meses.

Los habitantes de las Islas Marshall que viven en áreas remotas carecen de suficientes terrenos abiertos como para depender exclusivamente de tanques de recogida pluvial. En estos casos, los purificadores solares pueden producir agua potable limpia utilizando la energía del sol para evaporar el agua y desechar los contaminantes y la sal.

“El gran potencial de estos dispositivos es que ofrecen agua potable en periodos de sequía, cuando el agua de lluvia de los depósitos se ha secado y no hay otras fuentes de agua disponibles”, dice Joseph Cain, coordinador de proyectos del PACC. “Su mantenimiento es cero, tienen una vida útil de 20 años, pesan poco y se montan en 10 a 20 minutos”.

Con la asistencia del Gobierno de Australia, el PACC ya ha presentado solicitudes para 186 purificadores solares con 56 bombas solares para su instalación en los centros hospitalarios de las islas más alejadas.

Ahora los habitantes de estas islas remotas saben cómo probar y tratar sus depósitos de agua.

Lo que empezó como una respuesta a la sequía está señalando el camino a seguir para desarrollar soluciones a largo plazo. El pueblo espera que con la planificación y las inversiones ahora estarná mejor preparados para enfrentar la siguiente sequía.

“Estamos ante un logro importante para nuestro país”, señala Cain, el coordinador de proyectos. “La seguridad hídrica constituye uno de los retos más importantes para las islas pequeñas y de litoral bajo; además, debemos tener presentes las incertidumbres derivadas del cambio climático. Pasos prácticos como éstos nos ayudan a enfrentar dichas incertidumbres con más confianza”.

Día Mundial del Medio Ambiente 2014

Galería de fotos
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise
  • Marshall Islands: Protecting drinking water from drought and sea level rise

Ver másFlickr