Gobiernos locales de Nepal, cada vez más ecológicos

Mujer en Nepal
Mujer en Nepal, donde los gobiernos locales están promoviendo proyectos de desarrollo sostenible que mejoren los medios de vida de los residentes y protegen sus recursos naturales. (Foto: PNUD Nepal)

Nepal es un país de una belleza natural y una diversidad cultural asombrosas. Sus recursos naturales –bosques, ríos, recursos minerales y tierras fértiles– proporcionan los medios de vida del 90 por ciento de la población del país y representan más del 40 por ciento de su PIB. Durante decenios, el aislamiento de Nepal ha contribuido a mantener la naturaleza prístina de este entorno.

Sin embargo, en las últimas décadas este capital natural de Nepal ha sufrido una rápida degradación. La erosión del suelo, la pérdida de biodiversidad, la escasez de agua y el cambio de clima están afectando la producción de alimentos, los ingresos y la seguridad ambiental de la creciente población de Nepal.

Y esta degradación ambiental está afectando especialmente a los pobres.

Aspectos Destacados

  • Los recursos naturales proporcionan el medio de vida para la mayoría de la población de Nepal, país particularmente vulnerable a la degradación del medio ambiente.
  • Gobiernos locales en Nepal, con la ayuda de la Iniciativa de Pobreza y Medio Ambiente, están promoviendo el desarrollo verde, la subvención de instalaciones de paneles de biogás y energía solar y la promoción de prácticas agrícolas sostenibles.
  • El programa apoya al gobierno de Nepal para llevar a cabo la formación de los funcionarios locales. El objetivo es diseñar una infraestructura sostenible, un plan de adaptación al cambio climático, soluciones de eficiencia energética y el uso de la agricultura ecológica

“El agua está disminuyendo a causa de la deforestación que se produce sobre las fuentes de agua”, explica una mujer. “Estamos teniendo grandes dificultades para cultivar, ahora que las fuentes de agua se están agotando. Y sufrimos para conseguir agua potable.”

Estos retos han llevado a los gobiernos locales a promover un desarrollo más sostenible. Gracias a un sistema financiero que proporciona presupuestos mayores a las administraciones locales que destacan en materia de sostenibilidad –y gracias la aportación de los medios de comunicación en su promoción de un modelo de desarrollo más verde– una serie de gobiernos locales han puesto en marcha varias iniciativas pioneras.

Los Comités de Desarrollo de los distritos de Dhading y de Rupandei son algunos de los gobiernos locales que han aumentado los fondos destinados al desarrollo verde, a la subvención de instalaciones de biogás y paneles solares y el fomento de prácticas agrícolas sostenibles.

La Iniciativa sobre la Pobreza y el Medio Ambiente –un programa conjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)– colabora con la Comisión Nacional de Planificación y el Ministerio de Asuntos Federales y Desarrollo Local nepalíes en apoyo de sus esfuerzos ecológicos en los distritos de Dhading y Rupandei.

La citada Iniciativa contribuye a asegurar que se llevan a cabo tanto estudios de impacto ambiental como valoraciones ambientales iniciales durante determinados proyectos como la construcción de carreteras o la extracción de arena, grava y piedras. Esto garantiza que las actividades no dañan los ecosistemas clave y emplean mano de obra local.

Por otra parte, la Iniciativa apoya al gobierno de Nepal en la realización de actividades de formación de los funcionarios de planificación de los gobiernos locales. El objetivo es el diseño de una infraestructura sostenible, la adaptación al cambio climático y la mitigación de las intervenciones, las soluciones energéticas  eficientes y la agricultura ecológica.

Pramila Dallakoti, de 27 años, es una activista social del Comité en la población de  Jogimara, en el distrito de Dhading. La tarea de Pramila consiste en hacer que las comunidades adopten nuevas tecnologías y prácticas como la bioingeniería, las cocinas de uso eficiente de la energía, los métodos sostenibles de construcción de carreteras mediante el uso de biogás, y también que comprendan los beneficios que todo ello implica.

“Trabajamos con las comunidades para promover este tipo de agricultura integrada”, afirma Dallakoti. “Esta forma de plantación orgánica es buena para la salud y reduce el riesgo de deslizamiento de tierras que amenazarían la población, situada ladera abajo. También proporciona a los lugareños oportunidades de subsistencia y empleo.”

El trabajo de los gobiernos locales de Nepal para lograr un modelo de desarrollo más sostenible ya está teniendo un gran impacto en los medios de subsistencia de las poblaciones rurales.

Para Arjun Kumari Mala, desde que comenzaron a utilizar el biogás y la agricultura orgánica su vida y la vida de sus cinco hijos cambió.

“El biogás, así como las cocinas mejoradas, han contribuido a reducir el consumo de leña”, afirma. “Ahora estamos a salvo del humo y el polvo, y de contraer enfermedades respiratorias como la bronquitis o la neumonía.”