Sudán del Sur: asistentes jurídicos ofrecen justicia a las mujeres

Alice formó una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar los casos de intento de venganza popular en Sudán del Sur
Alice formó una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar los casos de intento de venganza popular en Sudán del Sur

En una democracia joven, como la de Sudán del Sur, la mayoría de las controversias se siguen resolviendo mediante las mismas estructuras e instituciones tradicionales y consuetudinarias.

Alice Adye fue testigo del modo en que la destrucción de las instituciones del estado, incluidas la policía y los tribunales institucionales y consuetudinarios, perjudican y victimizan a las mujeres en las zonas rurales de su comunidad.

Aspectos Destacados

  • Con fondos ascendentes a 400.263 dólares americanos, el Programa apoyado por el PNUD, ha organizado programas de capacitación sobre acceso a la justicia y derechos humanos para asistentes jurídicos a nivel nacional y estatal desde 2006.
  • El proyecto tiene como objetivo desarrollar capacidades sostenibles para ONGs, autoridades tradicionales e instituciones del estado de derecho para identificar y defender los derechos humanos.
  • El PNUD designó funcionarios de estado de derecho y asesores de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en diez estados para que proporcionen apoyo técnico y de política al sector de la justicia penal y a las organizaciones basadas en la comunidad.

"Cuando se sospecha o se acusa a una familia de asesinato en mi comunidad, se entrega a la niña de la familia acusada a la familia de la víctima como indemnización. En otros casos, las mujeres acusadas son lapidadas y golpeadas hasta la muerte", explica Alice, que vive en el estado de Ecuatoria Oriental.

Después de participar en un programa de capacitación para asistentes jurídicos patrocinado por el PNUD, Alice formó Women Empowerment for Prosperity (Empoderamiento de las Mujeres para la Prosperidad), una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar casos de intento de venganza popular ante el Departamento de Investigaciones Criminales del Servicio Nacional de Policía de Sudán del Sur. Women Empowerment for Prosperity contrató 20 voluntarios de distintos distritos y aldeas de Ecuatoria Oriental para ayudar a reunir información de lugares donde las mujeres están en riesgo.

"Para ser un buen asistente jurídico, hay que comprender cómo se pueden utilizar nuestras leyes en Sudán del Sur para proteger las vidas de las mujeres. Gracias a la capacitación del PNUD logré entender estos instrumentos y conectar con personas en el departamento de policía y otros activistas", señala Alice.

Con fondos ascendentes a 400.263 dólares americanos, el Programa de Acceso a la Justicia e Imperio de la Ley del PNUD, en colaboración con el Ministerio de Justicia y la Policía de las Naciones Unidas, han organizado programas de capacitación sobre acceso a la justicia y derechos humanos para asistentes jurídicos a nivel nacional y estatal desde 2006.

Los entrenamientos reúnen a jueces, abogados, policías y funcionarios de prisiones, custodios de las normas consuetudinarias y activistas de la comunidad, como Alice, para reforzar sus conocimientos sobre las leyes que autorizan a las comunidades a hacer valer sus derechos, las leyes relativas al comportamiento de los funcionarios públicos y el modo en que funciona el sistema judicial, entre otras cuestiones.

La práctica de los asistentes jurídicos permanece sin codificar en la legislación de Sudán del Sur; sin embargo, en un país con apenas unos 400 abogados en ejercicio, la formalización de asistentes legales o trabajadores legales comunitarios puede llenar un gran vacío en la prestación de servicios que permita a la gente el acceso a la justicia formal e informal. A los activistas comunitarios y asistentes jurídicos se les percibe cada vez más como agentes de cambio social y medio para fortalecer las voces de los ciudadanos.

El PNUD está trabajando con el sistema de justicia penal de Sudán del Sur, incluidas la judicatura, el Ministerio de Interior y el Ministerio de Justicia, para implementar un programa de desarrollo de capacidades en técnicas de promoción y comprensión de los instrumentos jurídicos. El PNUD ha designado funcionarios de estado de derecho y asesores de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en diez estados para que proporcionen apoyo técnico y de política al sector de la justicia penal y a las organizaciones basadas en la comunidad.