Santo Tomé y Príncipe: más transparencia y participación electoral

Una mujer recibe una tarjeta electoral
Juliana recibe la tarjeta electoral, que le permite ejercer su derecho a voto con toda legitimidad. Foto: PNUD Santo Tomé.

Este año, los habitantes de Santo Tomé y Príncipe deberán dirigirse a las urnas para ejercer su derecho de voto y elegir a los representantes de la Asamblea Nacional.

Aspectos destacados

  • Más de 78,000 habitantes de Santo Tomé ya se encuentran registrados en los padrones electorales gracias a este proyecto.
  • El objetivo consiste en censar el 90 % de los electores que ejercerán su derecho de voto en las elecciones legislativas, municipales y regionales de 2014.
  • La iniciativa de respaldo de los ciclos electorales en los PALOP (países africanos de lengua oficial portuguesa) y en Timor-Leste es financiada por la Comisión Europea a razón de 6,1 millones de euros por tres años e implementada por el PNUD.

La Comisión Electoral Nacional se encargará de establecer censos electorales y de suministrar una tarjeta de elector a todas aquellas personas que aún no la hayan recibido, la hayan perdido o hayan cambiado de domicilio.

Aun cuando las elecciones presidenciales de 2011 se hayan llevado a cabo con libertad y transparencia, es indispensable mejorar la base de datos existente y organizar una campaña de concientización para garantizar un mayor número de electores así como un escrutinio justo y transparente.

«Tengo más de 18 años y no sabía que podía tener una tarjeta de elector y votar» confiesa Juliana, joven originaria del distrito de Lembá ubicado al oeste de la isla.  

Desde 2010, un programa de respaldo a los Ciclos Electorales, tiene por objetivo mantener el proceso democrático en los países africanos de lengua oficial portuguesa (Angola, Mozambique, Guinea Bissau, Santo Tomé y Príncipe, Cabo Verde) así como en Timor-Leste, y alentar la participación de los jóvenes y de las mujeres. Financiada por la Unión Europea e implementada por el PNUD, esta iniciativa también apunta a mejorar las capacidades de los organismos de gestión electoral.

Es así como la Comisión Electoral Nacional ha podido recibir los equipos necesarios para la realización de las elecciones: se repartieron treinta kits, que incluyen una máquina de captura de datos, una computadora portátil, un escáner y una impresora. Cada unidad dispone de un lector externo para el almacenamiento de datos y de una batería de larga duración. Asimismo, la información referente a los electores puede recuperarse, registrarse y almacenarse de manera segura y permanente.

Gracias a este equipamiento, más de 78 000 personas ya han podido ser registradas. El censo se llevó a cabo en todo el país, bajo la dirección y la responsabilidad de las autoridades nacionales, con el apoyo de especialistas internacionales contratados por el PNUD.

Este proyecto también ha permitido desarrollar una legislación más precisa en relación con las elecciones, y formar jueces dedicados a la resolución de contiendas electorales. Se elaboró, además, una estrategia participativa destinada a concientizar los medios de comunicación nacionales, la sociedad civil,  política y social acerca de los problemas de transparencia y participación que se suscitan.

Actualmente, las poblaciones rurales tienen la posibilidad de inscribirse en los padrones electorales y de ejercer su deber cívico. De hecho, 50 % de los nuevos electores provienen de regiones remotas que no cuentan con medios de comunicación modernos.

«Para consolidar la democracia, es necesario respaldar los esfuerzos a favor de elecciones libres y justas en las cuales cada ciudadano, ya sea hombre o mujer, pueda expresarse con total libertad y transparencia» comenta António Viegas, representante residente a.i. del PNUD en Santo Tomé y Príncipe.

El proyecto se enfoca actualmente en el desarrollo del sistema de registro informático con el objetivo de censar el 90 % del electorado que irá a ejercer su derecho de voto durante las elecciones legislativas, municipales y regionales de 2014.