Aumenta el acceso a la educación de los niños en Camboya

Estudiantes en una de las aulas  de la escuela secundaria de Tuol Pongro, en la provincia de Banteay Meanchey, al noroeste de Camboya. (Foto: PNUD / Chansok Lay)
Estudiantes en una de las aulas de la escuela secundaria de Tuol Pongro, en la provincia de Banteay Meanchey, al noroeste de Camboya. (Foto: PNUD / Chansok Lay)

Hace varios años Soy Pheap, una mujer de 39 años con siete hijos, se vio obligada a tomar una decisión muy difícil: enviar a su hija lejos a la escuela o renunciar a su educación.

Hasta hace poco, el pueblo de Pheap, en la comarca de Tuol Pongro en la provincia de Banteay Meanchey, al noroeste de Camboya, carecía de una escuela secundaria adecuada.

Destacado

  • El programa piloto ICC trata de facilitar la cooperación entre los consejos locales de Camboya, permitiéndoles unir esfuerzos para mejorar los recursos de las comunidades.
  • Este programa asigna 1,8 millones de dólares por año para financiar proyectos que trascienden las fronteras de las comarcas, y desde 2006 ha ejecutado más de 260 proyectos.
  • Los proyectos ICC han ayudado a construir caminos, puentes y escuelas en comunidades remotas, y a satisfacer las necesidades de la mujer, así como los problemas del medio ambiente.

Para que su hija pudiera seguir estudiando, Pheap tenía que enviarla a vivir con su abuela en la provincia de Battambang, a 130 kilómetros de de allí

Pero gracias a los fondos aportados por el proyecto de Cooperación Intercomunitaria, apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),  para Pheap ya no es un problema mantener unida a su familia.

El pueblo de Tuol Pongro ya cuenta con una nueva escuela secundaria que abrió sus puertas a los estudiantes locales en enero de 2011. Desde entonces se han matriculado unos 170 niños y niñas, y la escuela  espera la inscripción de unos 200 alumnos más de los pueblos vecinos para el curso 2011-2012.

El tener una escuela cerca significa que la otra hija de Pheap puede terminar su educación sin irse de su casa. Antes muchos niños de la comarca de Tuol Pongro recorrían 16 km ida y vuelta para asistir a la escuela secundaria más cercana. Pero la escuela quedaba demasiado lejos para otros niños, que terminaban abandonando sus estudios para cuidar el ganado o trabajar en los arrozales con sus padres.

La escuela secundaria se construyó siguiendo la iniciativa del programa de Cooperación Intercomunitaria (ICC), que reunió dos comarcas vecinas, Tuol Pongro y O Sampor, unificando recursos y planes de desarrollo que resultaron en provecho de ambas comunidades.

Las dos comarcas recibieron 37,820 dólares américanos del fondo ICC, y pudieron recolectar otros 300 dólares de contribuciones de los pueblos, lo que les permitió construir las primeras cuatro aulas.

“Cuando nos enteramos de que el programa de Cooperación Intercomunitaria tenía un fondo disponible, nuestras dos comarcas trabajaron juntas para solicitarlo” dijo Kim Morn, líder de Tuol Pongro.

El lugar elegido para construir  la escuela era una franja de tierra que el Centro de Desminado de Camboya, que cuenta con el apoyo del PNUD y asociados, acababa de limpiar.

Los municipios también recibieron una donación de 70,000 dólares americanos del grupo humanitario japonés conocido como  Campaña para el Desminado de Camboya (CMC), lo que les permitió construir otras seis aulas y equipar la escuela con un aseo, tanques de agua, pupitres y demás útiles.

El  programa ICC es un proyecto piloto que también cuenta con ayuda de la Unión Europea y conecta una red de consejos locales en todo Camboya.

El proyecto es parte de una iniciativa de mayor envergadura llamada “Fortalecer la gobernabilidad democrática y descentralizada”, financiada por la UE y el PNUD desde 2006.

54 de los  171 distritos de Camboya se han beneficiado de esta iniciativa y el gobierno está considerando integrarlo en sus políticas nacionales para la gobernanza local.