Georgia: justicia para todos

A public attorney (right) talking to her client. Photo: David Khizanishvili / UNDP

Kakha Kisishvili podría haber permanecido en prisión por un robo que no cometió. Emma Esiava, quien había huido del conflicto en Abkhazia, podría haber perdido su apartamento y haber terminado en la calle. Ambos escaparon de estas injusticias porque pudieron conseguir ayuda gratuita del Servicio de Asistencia Legal en Georgia

El Gobierno de Georgia estableció el servicio en 2007 y, desde entonces, el PNUD ha respaldado los esfuerzos nacionales para aumentar rápidamente su calidad y alcance, especialmente entre las comunidades pobres y marginadas. Actualmente, el servicio ha logrado cobertura nacional de forma que toda la ciudadanía, independientemente del lugar de residencia y de que puedan o no costear la asesoría legal, tiene derecho a acceder a la justicia y buscar el amparo de las leyes nacionales.

Aspectos Destacados

  • 11 oficinas del Servicio de Asistencia Legal y 3 centros de consulta establecidos en todo el país
  • Los abogados han adquirido habilidades de difusión pública, especialmente para grupos marginados.
  • En 2010 hubo 12.000 consultas jurídicas y 10.000 juicios

“Pasé un año en prisión por una acusación falsa porque no podía costear un abogado”, relata Kisishvili. “Si no hubiera sido por la asistencia legal gratuita, supongo que todavía estaría en la cárcel aunque no cometí el delito del cual me acusaban”.

Ketevan Gagoeva, el abogado del Servicio de Asistencia Legal que representa a Kisishvili, descubrió errores en la investigación del supuesto delito, y pronto se retiraron todos los cargos. En el caso de Esiava, el servicio le ayudó a probar sus derechos legales sobre su casa.

En 2010, el Servicio de Asistencia Legal recibió más de 20.000 solicitudes de asesoría y asistencia legal. Además, atendió más de 12.000 consultas, más del doble de las 4.700 de 2008, su primer año completo de funcionamiento.  Ayudó a sus clientes a investigar, preparar y litigar más de 10.000 juicios.

Una encuesta de 2010 reveló que tres cuartas partes de las personas consultadas calificaron el servicio como “muy satisfactorio”, mientras que 71% informaron que lograron un fallo favorable del tribunal. Para muchas, el servicio era su mayor esperanza para recibir justicia.

Tribunales sujetos a rendición de cuentas
El Servicio de Asistencia Legal es parte de un amplio paquete de reformas judiciales que comenzó después de la Revolución de las Rosas en 2003. Hasta ese momento, el poder judicial se encontraba enquistado en la desconfianza popular desde hacía mucho tiempo. Mucha gente percibía los tribunales como corruptos y libres de rendir cuentas y, con frecuencia, dictando fallos en base a interpretaciones tendenciosas de la ley. 

Hoy en día, las reformas están poniendo fin a los abusos y hacen que el sistema judicial sea más justo y más accesible a toda la población de Georgia. Un buen sistema judicial es un pilar esencial  para sobreponerse al legado nacional de conflicto y transición postsoviética, y para desarrollar una gobernabilidad democrática afianzada en principios de derechos humanos.  

Así, el Gobierno creó la Escuela Superior de Justicia para formar a profesionales judiciales y un Juez que actúa como vocero e informa al público sobre el sistema judicial. El parlamento adoptó la Ley sobre Asistencia Legal en 2007, despejando el camino para establecer un Servicio de Asistencia Legal sufragado por  el Estado. En 2010, un Nuevo Código de Procedimiento Penal introdujo los juicios por jurado y un sistema de derecho penal acusatorio basado en una acusación y una defensa.

Desde hace tiempo, el PNUD apoya estas reformas trabajando estrechamente con el Ministerio de lo Correccional y Asistencia Legal y el sistema judicial. Como respuesta a la solicitud de socios nacionales, el PNUD ha aportado su experiencia internacional a las iniciativas, como capacitación de jueces y abogados en estándares de derechos humanos, colaboración para la instauración de sistemas efectivos de difusión pública, y respaldo al rápido despliegue y expansión del Servicio de Asistencia Legal.

Igual ante la ley
El Servicio de Asistencia Legal es un componente de la reforma especialmente importante porque promete acceso universal a la justicia, incluso para las comunidades históricamente marginadas. Tradicionalmente, las personas pobres, que viven en áreas remotas, desplazadas por los conflictos y/o pertenecientes a minorías étnicas han enfrentado  algunas de las barreras más infranqueables para acceder a la justicia.

El servicio, que se encuentra dentro de la órbita del Ministerio de lo Correccional y Asistencia Legal, ya tiene 11 oficinas y 3 centros de consulta, establecidos para dar cobertura a todo el país. Las oficinas reciben solicitudes de consulta jurídica y representación judicial que atienden el personal de abogados. Los centros atienden a unas pocas áreas que no tienen acceso rápido a una oficina. Brindan asesoría básica y ayuda para redactar documentos legales, y pueden recurrir a una red nueva de abogados privados a quienes el estado paga para proporcionar representación jurídica.

Para el Servicio de Asistencia Legal en su conjunto, el PNUD ha colaborado en la dotación de personal profesional que trabaja eficazmente con los cambios del sistema judicial. La capacitación en juicios por jurado, por ejemplo, ha incluido sesiones especiales sobre la presentación de pruebas y la comparecencia de testigos. En 2010, se llevaron a cabo seminarios en los cuales los abogados estudiaron la protección de menores, el Convenio Europeo de los Derechos Humanos, psiquiatría forense y la protección de los derechos de propiedad, entre otros temas básicos.  

El PNUD también destinó asistencia a dos oficinas y un centro en las regiones de Shida Kartli y Samtskhe-Javakheti, ya que un gran número de personas desplazadas viven en la primera, y en la última hay una concentración de minoría étnica armenia. En ambas regiones, el PNUD ayudó no solo con la capacitación de abogados, sino también a abrir y equipar las oficinas y centros, y a facilitar la adopción de planes de gestión para guiar sistemáticamente las actividades en curso.

La ciudad de Gori en la región de Shida Kartli, por ejemplo, alberga a 30.000 personas desplazadas por la guerra de 2008 en Ossetia del Sur. Tras el conflicto, el PNUD actuó rápidamente para ayudar a establecer una oficina de Asistencia Legal allí para minimizar los efectos post-crisis. Pronto se convirtió en un recurso esencial en la medida en que las personas luchaban para estabilizar nuevamente sus vidas. Para ello debían recuperar documentos legales, registrarse para recibir asistencia estatal, o resolver problemas de propiedad u otros temas legales. 

En la actualidad, la oficina tiene seis abogados de oficio, que entre 2009 y 2010 han atendido 765 consultas gratuitas en todas las áreas del derecho civil y penal, así como representación en 796 casos penales.

Para los habitantes de las aldeas pobres y de los emplazamientos para personas desplazadas en los alrededores de Gori no siempre es fácil viajar a la ciudad, por tanto la oficina organiza equipos legales móviles que los visitan, llegando incluso a localidades remotas. El equipo comparte información sobre el Servicio de Asistencia Legal con los residentes y ofrece asistencia en casos específicos.

Comunicar el cambio
Un aspecto importante del apoyo del PNUD al Servicio de Asistencia Legal comprende la transformación de la actitud pública hacia el sistema judicial. Las oficinas bien administradas y de acceso universal y abogados de oficio que cumplen con altos estándares profesionales demuestran, concretamente, un compromiso con la justicia y generan confianza, especialmente para las personas pobres y vulnerables. 

El empoderamiento y conocimiento legal también son necesarios para que las personas puedan aprender cómo reclamar sus derechos, ahora y en el futuro. Como los conocimientos legales son escasos en Georgia, la capacitación del PNUD para abogados del Servicio de Asistencia Legal ha incluido un enfoque expreso en habilidades de difusión pública y sensibilidad a los obstáculos que enfrentan los grupos marginados.

Para concientizar a la mayor cantidad de personas posible sobre las nuevas vías de la justicia, el PNUD también ha colaborado con el personal del Servicio de Asistencia Legal para la distribución de información sobre los derechos y servicios legales, por ejemplo mediante mesas redondas públicas, y difusión por radio y televisión. En 2010, en varios de los principales canales de TV salió al aire un clip con información de contacto del servicio, lo cual provocó un aumento de las solicitudes de consulta legal; también de las visitas a la página web, de 6.000 en 2009 a 16.000 en 2010.

Irakli Kobidze, Director del Servicio de Asistencia Legal, reitera que uno de los objetivos es ayudar a las personas con sus problemas. Otro es aumentar la educación sobre el Derecho. “Durante muchos años, la gente sentía que nadie la protegía ni aconsejaba. Esto generó ignorancia sobre las leyes y los derechos legales”. Kobidze promete: “Cambiaremos esto”.