El acceso a la justicia para los pobres en Indonesia


El acceso a la justicia para los pobres es un paso esencial para la erradicación de la pobreza

La asistencia legal gratuita y el acceso a la información son dos de los servicios esenciales que ofrece el proyecto de habilitación  y asistencia legal para los desfavorecidos (Legal Empowerment and Assistance of the Disadvantaged, LEAD) en Indonesia, diseñado para ayudar a que el acceso a la justicia sea una realidad a nivel comunitario.

Enfocada en el acceso a los servicios legales, la concienciación respecto a la legislación y los derechos humanos y el desarrollo de capacidades legales, esta iniciativa conjunta del PNUD y la Agencia de Planificación del Desarrollo Nacional (BAPPENAS) aborda el reto desde las dos perspectivas siguientes: 1) el fomento de las capacidades de la sociedad civil y las comunidades para entender y reclamar sus derechos, y 2) la posterior creación de vías de colaboración constructivas entre el gobierno y la sociedad civil.

La iniciativa conjunta aborda el acceso a la justicia desde dos perspectivas:

  • 1) el fomento de las capacidades de la sociedad civil y las comunidades para entender y reclamar sus derechos, y
  • 2) la posterior creación de vías de colaboración constructivas entre el gobierno y la sociedad civil
  • La estrategia del PNUD considera el acceso a la justicia para los pobres como un paso esencial para la erradicación de la pobreza

El punto de partida del proyecto fue una evaluación completa del acceso a la justicia para las poblaciones más afectadas por el conflicto en las provincias del Kalimantan Occidental, Maluku, Maluku Norte, Sulawesi Central y el sudeste de Sulawesi, así como en Nanggroe Aceh Darussalam.

La encuesta, en la que participaron varios miles de personas, reveló que el mayor reto para el acceso a la justicia radica en las dificultades económicas que padecen los ciudadanos, lo que refleja la situación de muchas comunidades de Indonesia, donde la gente lucha diariamente para satisfacer sus necesidades básicas.

Una mujer del pueblo de Kailia, llamada Lia, explica: "Cuando tengamos nuestros propios hogares, cuando nuestros hijos puedan recibir una educación adecuada, cuando podamos vivir con seguridad y tranquilidad y tener suficiente comida todos los días… entonces podremos hablar de justicia".

En colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y diversas asociaciones, el PNUD ayudó a BAPPENAS a redactar la Estrategia Nacional para el acceso a la justicia. Esta estrategia, centrada en los desfavorecidos y en los sectores más marginados de la sociedad, considera el acceso a la justicia para los pobres como un paso esencial para la erradicación de la pobreza, y recomienda que las políticas gubernamentales en todos los sectores sean diseñadas especialmente para llegar a las personas y comunidades más vulnerables.