Las mujeres aportan soluciones para la gestión de residuos en Burundi

Mujeres en Cibitoke, Burundi, reciclan residuos como parte de un programa para reintegrar a los repatriados y ex combatientes en la sociedad.
Mujeres en Cibitoke, Burundi, reciclan residuos como parte de un programa para reintegrar a los repatriados y ex combatientes en la sociedad. (Foto: PNUD Burundi)

En la provincia noroccidental de Cibitoke, en Burundi, Peruth Ndayiramye va a buscar agua y comida para su familia y lleva su cabra a pastar al despertarse cada mañana. “Después me lavo, encomiendo a mis hijos el trabajo doméstico y salgo a trabajar", explica.

Como miembro de un equipo de 60 ex-combatientes, repatriados y otras personas vulnerables, Peruth es parte de una nueva iniciativa de gestión de residuos encargada de limpiar las calles de la ciudad. Con el apoyo del PNUD, la iniciativa presta diariamente servicios de recogida, almacenamiento y eliminación de desperdicios.

Aspectos Destacados

  • Cuatro proyectos de gestión de residuos en Burundi están empleando a personas de poblaciones vulnerables de ex combatientes y repatriados; 80% de los participantes son mujeres.
  • La mitad de las mujeres empleadas en el proyecto son viudas, y sus nuevos ingresos las están ayudando a trabajar en la agricultura o el comercio y a cubrir las necesidades de sus familias.
  • Cada empleado recibe 2 dólares estadounidenses por día, de los cuales 50 centavos se ahorran y 20 centavos se reservan como contribución social.
  • El programa es una PPP (asociación público-privada) financiada por la Dirección de Prevención de Crisis y de Recuperación del PNUD. Sus donaciones cubren los materiales y los salarios de los seis primeros meses de operación, si bien en última instancia el proyecto debe hacerse económicamente autosuficiente para asegurar su sostenibilidad.

"El proyecto que se está realizando aquí en Cibitoke es un conjunto de iniciativas PPP (asociaciones público-privadas) que entran en el ámbito del empoderamiento de la mujer, ya que la mayoría de las mujeres de aquí son vulnerables económicamente", indica Jean Bukware, coordinador regional del PNUD en Burundi.

El proyecto piloto es supervisado por la Asociación para el Desarrollo Integrado de Burundi (AIBD).

"Comenzamos con la identificación de los beneficiarios, trabajando en estrecha colaboración con las autoridades municipales", afirma el representante del proyecto, Jovite Bayavuge. Luego organizan talleres para crear conciencia acerca de los beneficios del proyecto, y más adelante organizan sesiones de capacitación para los trabajadores.

Las mujeres recogen la basura que las familias ponen en bolsas suministradas por AIBD. Los residuos se almacenan en una de las zonas especialmente designadas en la vecindad antes de transportarlos en camiones a un vertedero situado fuera de la ciudad, donde los trabajadores los clasifican. Los materiales orgánicos se separan de los plásticos y otros residuos y se convierten en fertilizante orgánico.

En el año 2012 se pusieron en marcha cuatro proyectos pilotos en las provincias de Cibitoke y Bubanza cuyo objetivo particular es el empoderamiento de las mujeres, que suman el 80% de los participantes, la mitad de las cuales son viudas.

"Algunas mujeres carecían de medios de subsistencia", afirma Jacqueline Ndikumana, beneficiaria del proyecto. "Hoy en día, con el dinero que ganan en el proyecto, las mujeres pueden empezar a hacer agricultura, iniciarse en el comercio y cubrir otras necesidades".

Ruben Tubirabe, Asesor Económico de la provincia de Cibitoke, asegura que el cambio positivo es notable. "La asociación ha eliminado todos los desechos que se acumulaban durante meses en el mercado de Cibitoke", señala.

La contribución económica de los hogares (una tasa mensual de 50 centavos de dólar estadounidense), y la venta de fertilizante producido a partir de los materiales orgánicos recogidos serán a la larga las dos principales fuentes de ingresos del proyecto.

"En lo personal, mi nivel de vida ha mejorado: me compré una cabra", afirma Peruth. "Estoy esforzándome para salir de la pobreza. He comprado herramientas de uso doméstico, lo cual es muy útil para mi familia".

Si se confirman los resultados positivos del proyecto, se podría llevar a otras partes del país

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos