Sri Lanka: refrigeradores permiten conservar el pescado fresco

Mujer secando pescado
Una mujer seca pescado en el centro de recolección Kallaru, en Sri Lanka. En centro no sólo mejoró la calidad del pescado, sino que también aumentó la producción y los salarios. Foto: PNUD Sri Lanka

En las comunidades pesqueras de Sri Lanka, más pescado no significa necesariamente más  ventas, especialmente si no hay dónde almacenarlo. Para muchos pescadores que aún tienen dificultades para subsistir luego de años de conflicto y un tsunami devastador en 2004, llevar el pescado al mercado antes de que se eche a perder implica una carrera  contra el tiempo.

"Yo sólo podía salir a pescar una vez al día y, la mayoría de las veces, los enfriadores no llegaban a tiempo, la calidad del pescado se deterioraba y no me pagaban un buen precio," cuenta Sithamparapillai Sivakumar, pescador local.

Aspectos destacados

  • En Sri Lanka, el conflicto ha provocado el desarraigo de más de un millón de personas durante las dos últimas décadas.
  • Años de conflicto y desastres naturales han agravado el problema de una infraestructura precaria, que obstaculiza todo esfuerzo de los pescadores de Sri Lanka de llevar su pesca al mercado antes de que se deteriore.
  • El proyecto del PNUD ha ayudado a 7000 pescadores del Distrito Mullaitivu a mejorar sus ganancias a través del centro de recolección de pescado.
  • La capacitación de las mujeres en producción de pescado seco las ayuda a incrementar los ingresos familiares y enviar a sus hijos a la escuela.

Pero desde que en mayo de 2013 el PNUD apoyó la construcción de una planta de limpieza, procesamiento y almacenamiento en el distrito Mullaitivu, cerca de 150 toneladas de pescado han pasado por sus puertas.

Cuando los pescadores traen su pesca fresca al centro, los trabajadores de una cooperativa pesquera local seleccionan y clasifican el pescado, y luego lo empacan en hielo para transportarlo al mercado. La planta ofrece más higiene, lo que asegura una mejor calidad y aumenta la producción y los ingresos.

“El apoyo que el PNUD ofrece a estas comunidades, muchas de las cuales han sido desplazadas varias veces por desastres naturales y conflictos, ayuda a desarrollar habilidades para mejorar los ingresos y medios de vida", dice Razina Bilgrami, del PNUD. "Hemos empoderado a estos hombres y mujeres."

Muchas comunidades costeras de Sri Lanka dependen del mar para alimentarse y obtener ingresos. Un violento conflicto civil, que culminó en 2009, y el tsunami de 2004 dejaron a muchas personas sin hogar. El centro de recolección de pescado es parte de una iniciativa más amplia del PNUD para ayudar a incrementar los ingresos y mejorar los medios de vida de los habitantes de las aldeas afectadas por las crisis recientes.

Proyectos anteriores de asistencia ya habían provisto a la comunidad de una planta de hielo, camiones refrigerados y otros equipos. Con el apoyo del PNUD, más de 7000 pescadores de Mullaitivu han podido reducir las pérdidas económicas ocasionadas por el pescado en mal estado. La buena calidad del pescado agrega valor al producto y mejora su poder de negociación en el mercado.
Como parte del proyecto, casi 100 mujeres de comunidades locales han sido capacitadas en procesamiento, secado y conservación del pescado, utilizando una gran máquina secadora provista por el PNUD.

A Mary Clatures, casada con un obrero y madre de cuatro niños, la nueva planta la ha ayudado a aumentar sus ingresos. “Aunque he crecido en el ambiente de producción de pescado, he aprendido mucho con la capacitación, me ha ayudado a reducir la carga de trabajo y mejorar la calidad del pescado seco," manifiesta.

Gracias a la secadora, que es más eficiente que el secado al sol y tiene una capacidad de 250 kg de pescado, Clatures ahora puede ganar $1000 dólares más al año, una suma importante en un país en el que casi el 24 por ciento de la población vive con menos de $2 dólares al día.

"Uso este ingreso adicional para cubrir los gastos de educación de mis hijos," explica " Clatures. "Estoy orgullosa de haber podido pagar las clases nivel avanzado de mi hija sin ayuda de mi esposo.”

Para Sivakumar, quien debe mantener a su hija en edad escolar, también han mejorado sus perspectivas. “Antes de la intervención del PNUD, mi ingreso mensual rondaba entre LKR 10.000 y 15.000 ($76-$114 dólares)", dice.

Sus ganancias aumentaron y pudo ahorrar dinero para comprar más redes y artículos del hogar. "Mi objetivo es dar a mi hija un nivel más alto de educación y aumentar mis ahorros para ella," asegura.

El centro fue construido con la asistencia financiera de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más