Uganda: protegiendo el cultivo del café contra el cambio climático

Robert Toskin clasifica los granos de café crudos de su familia en la aldea de Kok, en el distrito de Kapchorwa, Uganda. Foto: PNUD Uganda
Robert Toskin clasifica los granos de café crudos de su familia en la aldea de Kok, en el distrito de Kapchorwa, Uganda. Foto: PNUD Uganda

En la aldea de Kok, a unos 240 km de Kampala, Uganda, Robert Toskin desliza su mano por una bolsa con granos de café.

Aspectos Destacados

  • Uganda es el mayor productor de café en África, y el empleo de más de 2 millones de personas depende directa o indirectamente de la industria del café.
  • A medida que la temperatura en Uganda ha aumentado, la producción de café ha disminuido y sus precios han bajado a menos de la mitad desde 2011.
  • Un proyecto apoyado por el PNUD y el gobierno sueco está ayudando a evaluar el impacto de las fluctuaciones del clima en las cosechas de Uganda, y sugiere qué medidas pueden tomar los agricultores para prepararse.
  • Dichas medidas incluyen mejorar las instalaciones de almacenamiento, desarrollar el riego y cultivos resistentes a las inclemencias.

“El café es un cultivo comercial importante en esta zona," dice el agricultor. "La gente cultiva alimentos para su propio consumo, pero las ganancias que deja la producción de café ayudan a pagar servicios como la educación y la atención médica, y eso hace que sea vital para la economía local.”

Enclavada en la ladera arbolada del Monte Elgon, al este de Uganda, Kok está situada en una de las regiones productoras de café más importantes del país. Sin embargo, el cambio climático puede poner en peligro esta industria. Aunque los agricultores de café de Kapchorwa se benefician de la tierra fértil de la montaña y la lluvia relativamente predecible, los efectos del cambio climático ya han comenzado a amenazar la calidad y cantidad de los granos, provocando la caída de los precios y perjudicando las exportaciones.

Incluso pequeñas variaciones en las condiciones de cultivo, tales como cambios en las precipitaciones o temperatura, pueden afectar el sabor del café y por lo tanto el valor del producto. Se estima que en Uganda, en los últimos 40 años, la temperatura promedio ha aumentado 1,8°C, y los agricultores como Toskin dicen que esto ha afectado la calidad de su producto. En los últimos años, la producción y el precio del café ugandés han disminuido gradualmente; de aproximadamente 4 dólares estadounidenses por kilogramo en 2011 a 1,30 dólares en 2013.

“La población de Kapchorwa y otras áreas como Rakai, donde hemos estado trabajando, observa los efectos adversos de la variabilidad del clima en su producción de café,” manifiesta Martha Bbosa, Oficial de Gestión del Riesgo Climático de la oficina del PNUD en Kampala. "Incluso pequeños cambios en los patrones climáticos pueden afectar los granos haciéndolos amargos o con poco sabor.”

Un proyecto apoyado por el PNUD halló que el cambio climático en Uganda ya está teniendo consecuencias. Aunque aún no se sabe cuáles serán los efectos a largo plazo, las lluvias fuertes, inundaciones y deslizamientos de tierra ya son más frecuentes. El informe del PNUD anticipa que los fenómenos meteorológicos extremos aumentarán tanto en frecuencia como en intensidad, afectarán el régimen pluviométrico y alterarán las prácticas agrícolas reduciendo la cantidad de tierras aptas para el cultivo de café.

Esto no solo afecta a los agricultores locales sino a toda la economía de Uganda. A lo largo de la región Mbale, los ingresos de más de 50.000 hogares dependen de la producción de café. A nivel nacional, el empleo de más de 2 millones de personas depende directa o indirectamente de la industria cafetera, que en 2012 contribuyó con cerca de 400 millones de dólares a la economía nacional.

“Muchas personas no lo saben, pero Uganda es el mayor productor de café en África," dice Matthias Nabutele, el Presidente de Coffee A Cup, una organización dedicada a la exportación de café que trabaja con agricultores locales en toda la región Mbale.

Aunque el gobierno tiene planes de aumentar la producción como parte de su estrategia a largo plazo para el desarrollo y la erradicación de la pobreza, así como de desarrollar el procesamiento y la distribución, el proyecto del PNUD indica que el impacto del cambio climático bien puede impedir el logro de estos objetivos. El proyecto, que es parte de un esfuerzo más amplio del PNUD para evaluar el impacto del cambio climático en 17 países de alto riesgo, ya está demostrando cómo la población de países en desarrollo tendrá que modificar sus medios de subsistencia para adaptarse a los cambios del clima.

En los distritos de Kapchorwa y Rakai, el PNUD ha proporcionado orientación al gobierno para preparar a las comunidades mediante medidas tales como el reforzamiento de los sistemas de riego, el desarrollo de cultivos resistentes a las inclemencias, y la mejora del almacenamiento de semillas y alimentos, entre otras. El proyecto aprovecha el conocimiento de los agricultores locales para entender cómo generaciones pasadas afrontaron los períodos de incertidumbre.

“El cultivo de café ha sido parte del estilo de vida de Uganda y el conocimiento de esta práctica se ha pasado de generación en generación en los hogares,” dice Bbosa. “Este conocimiento nativo ha sido utilizado como mecanismo para afrontar la variabilidad climática y el cambio climático.”

Para conocer más sobre el trabajo del PNUD relativo a la mitigación y preparación ante los efectos del cambio climático, véase nuestro informe que sintetiza ocho años de Protección del Desarrollo contra los Desastres.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más