Somalia: esperanza para las familias afectadas por la hambruna

Haredo Ali y sus compañeros de trabajo en la rehabilitación de captación de agua en la región sur de Somalia Bakool
Haredo Ali y sus compañeros de trabajo en la rehabilitación de recogida de agua en la región sur de Somalia, Bakool

Con sus dos hijos perdiendo peso rápidamente y con unos ingresos familiares cada vez más escasos, Haredo Ali de 26 años y habitante de la región de Bakool, al sur de Somalia, se encuentra atrapada en la peor sequía del país en 60 años.

Su marido perdió su negocio de producción de miel, cuando las abejas abandonaron la colmena en busca de néctar y agua. Sin dinero, transporte ni alimentos, la familia de Ali no pudo encontrar ayuda en ningún lugar.

Destacado

  • Actualmente hay siete proyectos comunitarios en curso en las regiones de Gedo y Bakool
  • 6.400 trabajadores fueron empleados para trabajar un total de 216.120 días en las regiones de Gedo y Bakool
  • Se han rehabilitado 79 kilometros de caminos (caminos afluentes y de acceso) en Gedo y Bakool
  • Se rehabilitaron 16 canales con una longitud total de 25 km en la región de Gedo

“No teníamos opción. Nos enfrentábamos a la inanición, y creo que no lo hubiéramos logrado de no ser por el campamento de refugiados de Mogadiscio” expresó Haredo Ali.

Ali encontró trabajo reparando 18 pilas de captación de agua en Bakool que, junto con la región vecina de Gedo, alberga a 218.000 personas con  urgentes necesidades de asistencia humanitaria.

El proyecto de captación de agua, creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), tiene por objetivo restaurar la infraestructura básica para ayudar a estimular los medios de subsistencia locales.

Este proyecto no sólo incluye la captación de agua, también la reconstrucción de pozos, carreteras, instalaciones comerciales y depósitos de granos, así como la rehabilitación agrícola.

El proyecto ofrece empleos a corto plazo y el efectivo que tanto se necesita, permitiendo a las comunidades más afectadas por la sequía comprar alimentos y satisfacer sus necesidades básicas.

Actualmente, unas 18.000 personas en 3.000 hogares se benefician de este proyecto, en especial, las amas de casa, los jóvenes, las personas con discapacidad, marginadas o que se vieron obligadas a abandonar su hogar.

En la segunda semana de construcción de diques, Ali utilizó su primer ingreso semanal, equivalente a USD 18, para proveer a su familia de una buena comida y comprar azúcar para las abejas que aún viven en las colmenas de su marido.

La Organización Aragti para la Asistencia y el Desarrollo supervisa el trabajo de Ali. Esta organización es uno de los numerosos grupos no gubernamentales que apoya el proyecto de un millón de dólares del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas.

“En la región centro-sur de Somalia, donde el acceso humanitario es muy limitado, mantenemos una estrecha relacióncon nuestros socios de la sociedad civil en la planificación, supervisión, control y presentación de informes” declaró Abdallah Al-Laham, director del Programa del PNUD para la recuperación y medios de vida sostenibles en Somalia.

“Gracias a nuestra amplia experiencia y acciones hemos aprendido a responder ante otras situaciones de crisis y post-crisis, en lugares que han sido devastados, como el tsunami de Aceh, el conflicto de Gaza y el sismo de Haití”.

El PNUD ha asignado USD 6 millones para ampliar, de forma inmediata, los programas más urgentes en Somalia, Kenya, Etiopía y Djibouti.

Estos programas tienen por objetivo ayudar a 3,6 millones de personas en el Cuerno de África, incluyendo a las comunidades más afectadas y los desplazados.

Entre estas comunidades, se incluyen las del sur de Somalia y cercanas a Mogadiscio; las regiones fronterizas propensas al conflicto en Garissa y en Turkana, Kenya, y las más afectadas por la sequía en Etiopía y Djibouti.

Dado que la sequía es una característica recurrente de la región, el PNUD se esfuerza cada año para garantizar la seguridad alimentaria sostenible y ofrecer una alternativa a las familias afectadas por la grave escasez de alimentos.

Ali trabaja arduamente junto con otros 850 hombres y mujeres, los primeros participantes del programa “Dinero por trabajo” de Bakool.

Con sus pequeños ingresos del proyecto, esperan recuperar sus activos, evitar el abandono de sus hogares y fomentar la capacidad de recuperación de sus comunidades.

 

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más