Justicia sobre ruedas en Pakistán

En Pakistán, tribunales móviles respaldados por el PNUD ayudan a difundir el Estado de derecho en comunidades remotas
En Pakistán, tribunales móviles respaldados por el PNUD ayudan a difundir el Estado de derecho en comunidades remotas (Foto: Fatimah Inayet/UNDP Pakistán)

En una aldea remota en las afueras de Peshawar, Pakistán, el tribunal entra en sesión. El taquígrafo escribe, el juez escucha atentamente y el aire acondicionado se esfuerza por mantener la habitación fresca, mientras dos comerciantes de bienes raíces de Hayatabad discuten por más de USD 6000.

Sin embargo, este no es un tribunal ordinario. El juicio se está llevando a cabo en un gran autobús verde.

Desde agosto de 2013, este tipo de tribunales móviles respaldados por el PNUD han reducido de forma significativa la extensión de los juicios, resolviendo disputas legales, llevando justicia y difundiendo el Estado de derecho incluso en las áreas más remotas y conflictivas de Pakistán.

Aspectos Destacados

  • Los tribunales móviles permiten disminuir las horas de viaje y facilitan el acceso a la justicia en comunidades remotas.
  • A fin de año, habrá seis tribunales móviles circulando por las carreteras.
  • Las causas civiles se resuelven en aproximadamente seis días, mientras que las causas penales llevan alrededor de dos días.

En el caso de bienes raíces mencionado, el primer juicio de este tribunal, ambas partes llegaron a un acuerdo gracias a la intervención de mediadores y se comprometieron a aceptar la mitad del monto disputado. "Estamos contentos ahora. Como hemos llegado a un acuerdo entre nosotros, con la ayuda de los mediadores, ninguna de las partes se siente agraviada. Una disputa, que se había iniciado hace más de un año, pudo resolverse en cuestión de minutos", comenta Atta-ur-Rehman*, uno de las querellantes.

La justicia en Pakistán puede ser un verdadero calvario y algunos de los conflictos se mantienen durante años antes de que puedan resolverse en el tribunal. Otros, en las comunidades más remotas, quizás nunca logren comparecer ante un tribunal.

En Pakistán, el lento sistema de justicia, los honorarios elevados de los abogados y el precario transporte público dificultan enormemente el acceso a los tribunales. Los más desafortunados son los habitantes de comunidades rurales de bajos recursos, quienes no pueden afrontar los gastos de un proceso judicial, y las mujeres, cuyo estado social las vuelve más vulnerables y con poco respaldo de la ley. La justicia para este tipo de grupos marginales suele percibirse como algo inalcanzable.

En numerosas áreas remotas del país, la situación se vio exacerbada por el reciente conflicto de 2007-2009, que afectó gran parte de la infraestructura de justicia y de seguridad.

Sin embargo, los tribunales móviles de USD 95 000 pudieron revertir esta situación.

"El acceso a los tribunales ahora es más sencillo, en especial para las comunidades de bajos recursos, ya que no se les cobra costas de litigación", explica Saira Bano, una jueza civil que recibió capacitación del PNUD para colaborar en los tribunales.

Los nuevos tribunales, que pueden resolver hasta seis procesos civiles o penales por día, también ayudarán a disminuir la carga de trabajo de los tribunales formales, enfocándose en disputas locales de menor envergadura. En muchas instancias, los jueces ofrecen a las partes querellantes la oportunidad de reconciliar sus diferencias a través de la mediación, sin recurrir a un juicio formal.

Asimismo, los tribunales evitan a los querellantes las largas y arduas travesías hacia los centros de las ciudades principales.

"Más de la mitad de la población que vive en áreas rurales debe viajar a las ciudades en busca de justicia. Gracias a los tribunales móviles, miles de personas ahora tendrán acceso a la justicia en la puerta de su casa. Esperamos que esta iniciativa ayude a agilizar la administración de la justicia y a prevenir los delitos", comenta Dost Muhammad Khan, Presidente de la Corte Suprema de Peshawar.

Los tribunales operan bajo la supervisión de la Corte Suprema de Peshawar. Uno de los objetivos del PNUD para el próximo año consiste en contar con seis tribunales móviles. Asimismo, el PNUD ha ofrecido capacitación a nueve jueces y dieciocho abogados sobre la resolución alternativa de disputas, a fin de facilitar la resolución de los procesos en los nuevos tribunales.

"Es fundamental establecer el respeto por el Estado de derecho para poder alcanzar una paz duradera luego del conflicto, la protección efectiva de los derechos humanos, y un desarrollo y progreso económico sostenible", explica Marc-André Franche, Director de País del PNUD en Pakistán.

El respaldo al sistema judicial es solo un aspecto de los esfuerzos del PNUD para impulsar los sectores de justicia y de seguridad luego del conflicto.

Otros ejemplos del respaldo que el PNUD ofrece en la región incluyen el fortalecimiento de las fuerzas policiales, los gobiernos locales, los fiscales, el Colegio de Abogados, las organizaciones de la sociedad civil y otras organizaciones con iniciativas de justicia en curso. Asimismo, los gobiernos de Suiza y de Holanda están ofreciendo respaldo financiero para sostener el desarrollo del proyecto.