Nepal: El bambú ayuda a prevenir desastres

El plan de plantación de árboles de bambú y otros árboles apoyado por el PNUD protege las aldeas de Nepal de las inundaciones, deslizamientos de tierra y en algunos casos, incluso animales salvajes.
El plan de plantación de árboles de bambú y otros árboles apoyado por el PNUD protege las aldeas de Nepal de las inundaciones, deslizamientos de tierra y en algunos casos, incluso animales salvajes.

Un plan apoyado por el PNUD consiste en plantar bambú y otros árboles para proteger las aldeas nepalesas de las inundaciones, deslizamientos de tierra y, en algunos casos, animales salvajes.

“Cuando mi aldea se inunda, lo cual sucede casi todos los años, nunca sabemos cuánto será el daño. Algunas personas pierden sus casas por completo, la mayoría pierde algunos cultivos y todos sufren consecuencias de alguna u otra forma,” dice la Sra. Sita Gaire, de 32 años de edad, de la aldea Shivamandir en el sur de Nepal.

Aspectos Destacados

  • Desde 1980 las inundaciones en Nepal, en promedio, han causado la muerte de 178 personas, han afectado a 114.000 y han causado daños por más de 34,5 millones de dólares estadounidenses al año.
  • El PNUD está plantando bambú, acacias y palo de rosa para prevenir la erosión y los deslizamientos de tierra.
  • Las inundaciones y los deslizamientos de tierra representan más de tres cuartos de las pérdidas económicas causadas por desastres en el país.

Gaire es madre de dos hijos y vive en Nawalparasi, la zona más afectada por las inundaciones en Nepal. Con cada monzón, el distrito en la frontera con India sufre deslizamientos de tierra e inundaciones del Río Kerunge. La deforestación ha empeorado la situación. La falta de vegetación causa la erosión y provoca deslizamientos de tierra y sedimentación en los ríos. La tierra sumamente fértil y la infraestructura ubicada río abajo sufren daños constantemente, poniendo en peligro las vidas y los medios de sustento ya precarios. 

Un plan apoyado por el PNUD está ayudando al gobierno a mitigar estas inundaciones y deslizamientos de tierra, que representan más de tres cuartos de las pérdidas económicas causadas por desastres en el país.

Se capacita a algunos aldeanos del distrito en control de inundación y medidas de mitigación; prevención de deslizamientos de tierra y erosión; y mitigación de sequías. Las soluciones de bajo costo se focalizan en bioingeniería; o el cultivo de varias plantas, tales como el bambú, para sostener a la tierra.

Desde 1980 las inundaciones en Nepal, en promedio, han provocado la muerte de 178 personas, han afectado a 114.000 y han causado daños por más de 34,5 millones de dólares estadounidenses al año, lo cual hace que esta sea una solución eficaz en relación al costo. Quienes reciben capacitación, con frecuencia jefes de la aldea o líderes de grupos de mujeres, regresan a sus aldeas y, a su vez, imparten talleres para enseñar a sus vecinos a mitigar los daños por inundación. También reciben dinero para preparar y plantar bosques comunitarios, especialmente en barrancos, y áreas propensas a los deslizamientos de tierra o erosión. 

Recientemente, Gaire fue elegida por su aldea para asistir a una de las capacitaciones apoyada por el PNUD, de cinco días de duración. “Este es un sistema muy simple de protección contra las inundaciones que se puede mantener de forma independiente, y es suficientemente módico para implementarlo sin mucha supervisión,” expresó. “Cuando volví a mi aldea, impartí un taller para más de 300 mujeres sobre las medidas de bioingeniería que aprendí...”

Además de reducir la vulnerabilidad ante los desastres causados por el agua, las técnicas de bioingeniería para controlar las inundaciones también tienen otros beneficios. Pueden producir recursos, tales como fruta y madera, e impiden que los animales se acerquen mucho a las áreas pobladas, lo cual aumenta la seguridad de la aldea en un país donde ocasionalmente ocurren ataques de elefantes salvajes.

El PNUD ha usado este enfoque por muchos años en Nepal y se ha demostrado que es eficaz. Cuando, hace casi dos décadas, la crecida del Río Rapti causó la muerte de 24 personas y destruyó 2.200 hogares en la aldea de Katthar en el distrito de Chitwan, el PNUD trabajó estrechamente con los aldeanos para plantar árboles de protección contra las inundaciones. Katthar ahora es considerada uno de los mejores ejemplos de la bioingeniería en funcionamiento para mitigar los efectos de las inundaciones. Las inundaciones son menos graves, erosionan menos el suelo y hacen daño a menos personas que 20 años atrás.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos