Sudán: El acceso al agua mejora la calidad de vida de los agricultores

Aisha dirige una granja administrada por mujeres en Arabaat, Sudán
Aisha dirige una granja administrada por mujeres en Arabaat, Sudán.
Foto: Karen Ringuette/UNDP

Hasta hace poco, los agricultores del noreste de Sudán sólo dependían del agua de lluvia para mantener sus cultivos, a pesar de la tierra fértil y de las aguas subterráneas cercanas a la superficie.

“Todo ha cambiado mucho” expresó Aisha Sharief, quien dirige una granja administrada por mujeres en la comunidad rural de Arabaat. “Actualmente, contamos con sistemas de riego permanente y alternamos cultivos, como el sorgo y otras verduras”. También plantan tomates, quimbombó y rúcula, que se venden en los mercados de Puerto Sudán, a 30 km de su granja.

Aspectos Destacados

  • Se implementaron 300 proyectos de recuperación, que beneficiaron a 800.000 personas en todo el país.
  • El PNUD colaboró con 44 ONGs, trabajando conjuntamente en diez regiones.
  • 33.383 hogares recibieron diferentes herramientas para mejorar su productividad, como semillas y pequeños sistemas de riego.

Sharief es una de las casi 800.000 personas que continúan beneficiándose del Programa de Recuperación y Reconstrucción, de cinco años de duración, implementado en Sudán al terminar la guerra civil, en 2005. Este programa respaldaba la recuperación de las comunidades rurales y se enfocaba principalmente en mejorar las condiciones de vida y en ofrecer acceso a servicios básicos, como sanidad, educación y formación profesional.

En Arabaat, unas 37 granjas recibieron generadores y bombas de agua, lo que permitió a los agricultores acceder a fuentes de agua subterránea y cultivar verduras y otros cultivos durante todo el año.

Hussein Musa se encarga de transportar la producción de los agricultores al mercado y considera que su situación ha mejorado. “Anteriormente, algunas personas tenían acceso a pozos, administrados por comerciantes que se quedaban con el 50 % de las ganancias de los agricultores. Ahora, cada agricultor tiene su propio pozo”.

Como parte del programa, los agricultores también recibieron formación en gestión y crearon la Asociación para el Desarrollo de Arabbat, lo que les permitió reunir fondos y supervisar otras iniciativas de desarrollo, como proyectos de pesca y de suministro de agua.

Asimismo, la Asociación promueve la participación activa de la mujer. “Antes, las mujeres no estaban representadas, pero ahora son parte del proceso", declaró Aisha Sharief. “Aunque las ganancias siguen siendo modestas, la gran mayoría de las familias ha duplicado sus ingresos” agregó.

Historias Relacionadas
Sudán del Sur: un nuevo mercado impulsa la economía de las mujeres

Grace Poni, madre de 10 hijos, ya no necesita gastar su escaso dinero en llevar su producción agrícola al mercado.

En Sudán, el acceso al agua impulsa el desarrollo y ayuda a mitigar las tensiones

Una nueva infraestructura provee flujo de agua con el que pueden contar los residentes de la región y su ganado

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más