Filipinas: facilitan transferencias de dinero para apoyar la recuperación


Mary Ann Arandia (en blanco, junto a su familia) de Barangay, ciudad de Tacloban, ha ahorrado el dinero ganado durante su participación en la iniciativa de empleos de emergencia del PNUD con el fin de ayudar a su familia. Foto: Lesley Wright/PNUD

La vida ha sido difícil para Mary Ann Arandia desde que el tifón Haiyan azotó el país en noviembre, dejando atrás una inmensa cantidad de escombros y destrucción. "Me sentí desamparada, tuve la sensación de que iba a morir, de que no íbamos a poder sobrevivir", cuenta.

Cuando pasó la tormenta, Arandia y su familia hicieron un reconocimiento: Barangay 64, en la ciudad de Tacloban, estaba enterrada en los escombros su liceo estaba convertido en un montón de vigas de metal. La peluquería donde trabajaba el esposo de Arandia había desaparecido y, con ella, el ingreso de la familia. De esta forma,  cuando el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ofreció empleos de emergencia limpiando escombros, Arandia y su esposo aprovecharon la oportunidad.

Aspectos destacados

  • La iniciativa de empleos de emergencia del PNUD ofrece a las familias afectadas por el tifón Haiyan ingresos necesarios para subsistir.
  • 5.000 personas participan en el proyecto de empleos de emergencia del PNUD para poner a prueba las transferencias por telefonía móvil.
  • Este sistema piloto de pagos fue posible gracias a la cooperación entre el PNUD, el Land Bank of the Philippines (LANDBANK) y el operador de telefonía móvil Smart Communications (SMART).
  • Más de 24.000 personas – casi la mitad de ellas mujeres – han conseguido empleo limpiando escombros en el proyecto del PNUD después del tifón Haiyan.

La iniciativa de empleos de emergencia del PNUD no sólo dio a su familia un ingreso diario para sobrevivir, sino que se convirtió en una nueva experiencia. "Pude aprender a usar el cajero automático, cosa que antes no sabía hacer", dijo. "Finalmente pude utilizar este sistema.”

Arandia es una de los 5.000 participantes en el proyecto en poner a prueba transferencias de efectivo por telefonía móvil para las personas que forman parte del programa de empleos de emergencia del PNUD. Se espera que este tipo de transferencias haga los pagos más fáciles y seguros. Se trata bde un proyecto piloto que ha sido posible gracias a la colaboración entre el PNUD, el Land Bank of the Philippines (LANDBANK) y el operador de telefonía móvil Smart Communications (SMART).

Los participantes como Arandia reciben un teléfono móvil con una tarjeta SMART de prepago y una cuenta bancaria con una tarjeta para el cajero automático. El PNUD transfiere las remuneraciones de los empleos de emergencia directamente a las cuentas bancarias y se envía un SMS a los participantes para hacérselos saber. “Lo primero que hice fue consultar el saldo (por SMS) y el PNUD me informó si el dinero ya estaba en la cuenta. Entonces fui al LANDBANK para sacar el dinero”, dijo Arandia.

Este proyecto piloto forma parte de un programa más amplio de recuperación temprana que tiene el PNUD en las áreas devastadas por el tifón Haiyan, que afectó a 14,1 millones de personas y desplazó a 4 millones en la región de Visayas, en las Filipinas. "Este sistema de transferencias por teléfono móvil da acceso a los servicios financieros a los pobres y vulnerables que no han usado nunca los bancos", dijo Luiza Carvalho, Coordinadora Residente y Humanitaria de la ONU y Representante Residente del PNUD.

En los próximos tres años, el programa más amplio del PNUD se centrará en dar apoyo a los más pobres y vulnerables para que puedan recuperarse de esta crisis. El programa limpiará los escombros y ayudará a recuperar los medios de vida y los servicios gubernamentales básicos, al tiempo que fortalece la resistencia de las personas a los posibles desastres futuros.