RDP Lao: El PNUD apoya gestiones para hacer frente a las terribles secuelas de la guerra

 Vongphone sits over a large, steaming pot, cooking in his home in Xieng Khouang province in northern Lao. (Photo: UNDP)
Vongphone cooking in his home in Xieng Khouang province in northern Lao. (Photo: UNDP)

La época de plantación de arroz es un momento de mucha tensión para Vongphone, campesino de 49 años residente en la provincia de Xieng Khouang, al norte de Lao. Desde hace cinco años convive con una discapacidad permanente, como consecuencia de activar accidentalmente una bomba en racimo sin detonar.

Vongphone, quien perdió su mano izquierda, es uno de los cientos de personas que cada año quedan mutilados o mueren a causa de los dos millones de toneladas de explosivos que aviones norteamericanos dejaron caer sobre el territorio del país entre 1964 y 1973.

“Todavía tengo miedo”, dice Vongphone. “Es difícil para nosotros pues sabemos que hay bombas sin detonar en nuestros campos. Pero tenemos que seguir trabajando, de lo contrario no tendríamos ingresos.”

Destacado

  • El PNUD ha apoyado al operador nacional de eliminación de explosivos, UXO Lao, en la limpieza de unas 24.000 hectáreas en el país.
  • RDP Lao es uno de los países con más municiones de racimo y artefactos sin detonar del mundo, con un 25% de sus municipios contaminados y alrededor de 300 muertes en accidentes que involucran a UXO cada año.
  • La presencia de municiones sin estallar obstaculiza el desarrollo y está en estrecha relación se con la pobreza en la RDP Lao, donde 41 de los 46 distritos más pobres están contaminados.

La mayoría de los aproximadamente cien millones de sub-municiones en racimo que no detonaron cayeron en algunas de las zonas más pobres del país. Aún quedan más de 200.000 hectáreas de tierras agrícolas de excelente calidad por desminar.

“Hemos seleccionado alrededor de 22.000 hectáreas de esas 200.000, que podremos limpiar en unos 16 años”, sostuvo Maligna Saignavongs, principal asesora gubernamental de la Autoridad Fiscalizadora Nacional de Municiones Explosivas sin Detonar (UXO)/Acción anti Minas (NRA).

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha apoyado al operador nacional de eliminación de explosivos, UXO Lao, en la limpieza de unas 24.000 hectáreas desde el inicio de sus operaciones en 1996.

Un nuevo plan del gobierno, de 10 años de duración, que se concentra en la eliminación de los explosivos en los 42 distritos en riesgo más pobres, forma parte del compromiso de Lao en el marco de la Convención sobre Municiones en Racimo de 2008.

En la primera reunión de los estados que toman parte de este acuerdo, realizada en noviembre del año pasado en la capital del país, Vientiane, se acordó una declaración y un plan de acción que apoya a los países relacionados con la UXO.

Saleumxay Kommasith, director en el ministerio de relaciones exteriores, espera que el Plan de Acción de Vientiane genere más fondos para impulsar labores nacionales de limpieza de parte de la comunidad internacional.

La cantidad de accidentes que involucran a UXO en la RDP Lao ha disminuido en casi dos terceras partes, de un promedio de 300 a 117 personas al año en 2010.