En Georgia, los mensajes de texto contribuyen a crear una red de seguridad comunitaria

Gela Mindiashvili, coordinador local de Ditsi, envía un informe de seguridad al centro de mensajes de texto. La red de mensajes de texto ayuda a in formar sobre incidentes de seguridad a lo largo de la línea fronteriza administrativa de Georgia con Osetia del Sur de. (Foto: David Khizanishvili/PNUD Georgia)
Gela Mindiashvili, coordinador local de Ditsi, envía un informe de seguridad al centro de mensajes de texto. La red de mensajes de texto ayuda a in formar sobre incidentes de seguridad a lo largo de la línea fronteriza administrativa de Georgia con Osetia del Sur de. (Foto: David Khizanishvili/PNUD Georgia)

El mensaje - anketa#a#non00b#wed1c#7d#pol24ngo2 - puede parecer algo críptico, pero cuando los miembros del personal de un centro de información ubicado en Gori (Georgia) lo reciben desde el pueblo de Ditsi, en la región de Shida Kartli, lo entienden a la perfección.

Este mensaje significa lo siguiente: “no se han producido incidentes de seguridad en la última semana; se produjo un cruce de la frontera a Osetia del Sur para la celebración de una boda; la sensación de seguridad de la comunidad ha recibido una calificación de siete en una escala del uno al diez; la policía ha patrullado 24 veces, y las ONG han patrullado 2 veces”.

Aspectos Destacados

  • Una red de mensajería de texto ayuda a informar sobre los incidentes relacionados con la seguridad en la frontera administrativa entre Georgia y Osetia del Sur. Los voluntarios locales han documentado 650 incidentes desde enero de 2012.
  • La red está formada por 18 aldeas.
  • Durante los 30 minutos subsiguientes al inicio del incidente, esa información se transmite a los proveedores de servicios de seguridad correspondientes, lo que permite una respuesta inmediata por parte de la policía, de otras autoridades e, incluso, de los observadores internacionales.

Durante los dos últimos años, tecnología básica como esta se ha convertido en el punto central de una red de seguridad comunitaria muy sencilla, pero al tiempo vital, que ayuda a las autoridades a responder rápidamente ante las crisis potenciales y reduce el riesgo de que surjan conflictos fuera de control en una región muy problemática, donde la violencia étnica está en la memoria de todos.

Este sistema, llamado Elva, que significa relámpago en georgiano, está formado por representantes comunitarios voluntarios de cada una de las 18 aldeas que se ubican en la frontera administrativa con Osetia del Sur, quienes han recibido formación y a quienes se han entregado teléfonos. Estos voluntarios envían semanalmente información a un servicio de mensajería de texto y a un centro de información, y avisan de los incidentes relacionados con la seguridad en el momento en que se producen. A continuación, durante los 30 minutos subsiguientes al inicio del incidente, esa información se transmite a través del sistema a distintos proveedores de servicios de seguridad, lo que permite una respuesta inmediata por parte de la policía, de otras autoridades e, incluso, de los observadores internacionales.

El sistema, desarrollado en 2011 por la ONG georgiana Caucasus Research Resource Centers y la ONG británica Saferworld, con la asistencia del PNUD, contribuye a superar la persistente sensación de inseguridad que dejó el conflicto de agosto de 2008, cuando estalló la guerra declarada entre Georgia y Rusia por la región Osetia del Sur, guerra que sembró una constante tensión étnica. En muchos casos, el envío inmediato de mensajes de texto al tiempo que se produce un incidente ha permitido la inmediata resolución del problema, lo cual contribuye a restablecer una sensación general de seguridad en las comunidades fronterizas.

En Shida Kartli, aunque el estado de la seguridad ha empezado a mejorar desde hace unos meses, en 2012 se registraron más de 650 incidentes, que incluyeron tiroteos, actuaciones por parte de grupos armados, detenciones cerca de la frontera administrativa y heridos por minas terrestres y otros restos de explosivos que quedaron en el terreno tras el conflicto. Elva ofrece ahora un cierto nivel de ayuda y protección frente a tales incidentes.

“Estamos demasiado cerca de la línea fronteriza. Muchas veces la gente cruza la frontera sin saberlo, especialmente cuando necesitan canales de riego limpios o están buscando una vaca extraviada. Los guardas de la frontera han detenido a muchos agricultores simplemente por recoger leña en un bosque cercano”, explica Gela Mindiashvili, coordinador local de Ditsi.

“Pasaban muchos días antes de que pudiéramos informar a todo el mundo de lo que había pasado, localizar a los detenidos y negociar su regreso. Pero ahora simplemente mandamos un mensaje de texto Elva, y la policía y los observadores internacionales lo reciben inmediatamente.”

“El acceso inmediato a la información puede salvar vidas y propiedades, y proteger las inversiones en desarrollo y calidad de vida. Esta nueva tecnología puede formar parte de plataformas de prevención, ya que permite organizar y compartir la información, conectar a los ciudadanos con sus gobiernos y también a conectar a los ciudadanos entre sí”, afirma el responsable del PNUD en Georgia, Jamie McGoldrick.

El gestor de proyectos de Elva, Jonne Catshoek, explica que el sistema localiza en mapas la información recibida de los pueblos, que publica en los informes semanales. Esto hace que sea posible seguir su evolución en el tiempo y ver los cambios de los distintos indicadores.

“Podemos ver las tendencias por temporada de los incidentes relacionados con la seguridad, por ejemplo, e identificar los aspectos que se desvían de esa tendencia.”

Además de las alertas de seguridad, Elva funciona también como sistema de transmisión de avisos meteorológicos y noticias agrícolas.

“Sufrimos un periodo de mal tiempo hace un par de semanas. Pero los agricultores de mi aldea tuvieron tiempo suficiente para prepararse, porque yo recibí un aviso alertando sobre las heladas”, comenta Zaal Akhalkatsi, agricultor local de Dvani.

A través del proyecto Elva, el PNUD afirma haber encontrado un método económico y efectivo para fortalecer la seguridad humana en las comunidades afectadas por el conflicto georgiano. “El apoyo del PNUD al programa Elva ha proporcionado a estas comunidades una interfaz de bajo costo y fácil de usar gracias a la cual miles de personas en situación vulnerable y propensa al conflicto gozan de mayores niveles de seguridad, confianza y bienestar”, afirma McGoldrick.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos