Ex República Yugoslava de Macedonia: cooperación entre municipios para mejores servicios

dos hombres en un mercado de ERY de Macedonia
Se han utilizado nuevos fondos para un mercado reformado en el centro de Krivogastani, donde los ciudadanos pueden encontrar una gran variedad de bienes y servicios. Foto: PNUD

Desde mapas de guía para el servicio de bomberos más precisos, mejores caminos y sistemas de abastecimiento de agua hasta la formación de docentes para niños con necesidades especiales, son algunos de los servicios públicos que hoy pueden ofrecer a sus ciudadanos los pequeños municipios de la ex República Yugoslava de Macedonia.

Como parte de un proyecto apoyado por el PNUD, los municipios con recursos limitados se han agrupado en consejos administrativos conjuntos. Mediante la cooperación, han logrado mejorar los servicios que prestan a los ciudadanos, reducir los costos y mejorar la recogida de impuestos y la gestión fiscal.

Aspectos Destacados

  • Más de 800.000 personas se han beneficiado de mejores servicios públicos
  • Tres de cada cuatro municipios en la ex República Yugoslava de Macedonia participan en la cooperación intermunicipal
  • Las tasas de recaudación de impuestos han aumentado en hasta un 60%
  • Se han reducido los gastos públicos, en parte debido a reducciones de personal

De acuerdo con Zaklina Zitosanska, funcionaria pública de la agencia conjunta de recaudación de impuestos de las localidades de Krivogastani y Dolneni, la nueva capacitación sobre gestión fiscal, unida a una base de datos de contribuyentes actualizada, ha ayudado a aumentar los ingresos en un 30%.

"Hoy en día tenemos mejor capacidad para reunir los recursos necesarios para trabajar a favor de nuestras comunidades", aseguró.

Buscando la participación local
Después que el acuerdo de paz de Ohrid, de 2001, pusiera fin al conflicto interno en la ex República Yugoslava de Macedonia, el Gobierno se embarcó en un ambicioso proceso de reformas dirigidas a lograr la descentralización administrativa, en el interés de cumplir los requisitos necesarios para adherirse a la Unión Europea. El proceso procuraba mejorar los servicios de educación, salud pública y protección social, al tiempo que buscaba mejorar la planificación urbana, la protección ambiental y el desarrollo económico en los 85 municipios que comprende el país.

En las grandes ciudades, las reformas avanzaron de manera adecuada, pero el proceso fue más laborioso en las pequeñas comunidades. En la medida en que se hacían patentes las diferencias entre los municipios, los habitantes de las zonas menos avanzadas se iban tornando impacientes.

Para reducir las tensiones que se iban acumulando y lograr avances más equitativos en el proceso de reformas, el PNUD propuso una solución: los municipios podían aunar recursos mediante la cooperación intermunicipal.

Programa piloto de nuevas asociaciones
Para demostrar la viabilidad de la estrategia, el PNUD ayudó a ejecutar un proyecto piloto en Bosilovo, Vasilevo y Novo Selo, tres pequeños municipios en el sur de la ex República Yugoslava de Macedonia. El proyecto constó de tres consejos administrativos conjuntos encargados, respectivamente, de la gestión fiscal, la planificación urbana y las inspecciones públicas de permisos y cumplimiento con las reglamentaciones locales. Cada municipio organizó y dotó de personal a uno de los consejos administrativos conjuntos.

El proyecto también ofreció capacitación a los funcionarios municipales y aumentó la participación de las comunidades mediante la apertura de centros de servicios para los ciudadanos, el establecimiento de sitios web oficiales en cada localidad y el suministro de vehículos para transportar a los funcionarios a zonas remotas.

En apenas dos años Novo Selo había mejorado la infraestructura de telecomunicaciones, suministro de agua, electricidad y transporte, Bosilovo había repavimentado los caminos y había adquirido nuevo equipamiento escolar, y Vasilevo había reparado los sistemas de suministro de agua y de saneamiento. Las tasas de recaudación de impuestos en los tres municipios aumentaron en un 60%, mientras que los gastos se redujeron en un 12%.

El éxito pasa al ámbito nacional
Impresionado ante el éxito del programa piloto, el Gobierno adoptó el modelo de cooperación para aplicarlo en el ámbito nacional. Con el apoyo del PNUD, el Gobierno redactó la Ley de Cooperación Intermunicipal y estableció un Comité de cooperación intermunicipal de alcance nacional.

Comenzando 2011, 62 municipios se habían inscrito para participar en 26 asociaciones intermunicipales. El PNUD siguió contribuyendo en la capacitación de más de 800 funcionarios locales, y trabajó en el establecimiento de una estrategia de subvenciones que proporcionara financiamiento inicial para impulsar mejoras en la prestación de servicios.

En este momento, la ex República Yugoslava de Macedonia es líder regional en cooperación intermunicipal. Más de 800.000 personas se han beneficiado de iniciativas tales como el acuerdo formal en la localidad de Zajas para dar prioridad a la protección social de grupos vulnerables.

"Antes del proyecto, parecía que ninguna de las autoridades locales se interesaba en estas personas", señala Lutfi Osmani, presidente del consejo comunal de Zajas, "pero hoy hay mucha más esperanza, pues se nota que los municipios están colaborando para identificar sus necesidades".