La epidemia de ébola en África Occidental

 

 

La epidemia de ébola desatada en África Occidental está destruyendo rápidamente vidas, diezmando comunidades y dejando huérfanos a los niños de los países afectados. Sin embargo, la muerte y el sufrimiento son sólo una parte de la crisis. Si el brote no se contiene pronto, podrían revertirse la mayoría de los logros económicos y sociales alcanzados desde el inicio de la restauración de la paz en Liberia y Sierra Leona y la transición democrática de Guinea. En octubre, la enfermedad también apareció en Malí, donde las autoridades, con la asistencia de las Naciones Unidas y otros aliados, están esforzándose por evitar su propagación.

La epidemia está desacelerando el crecimiento económico y provocando el cierre de empresas, lo que afecta a los medios de subsistencia de millones de personas entre las más pobres y vulnerables de la región. Asimismo, está aumentando la presión sobre los presupuestos públicos, limitando su capacidad de proporcionar servicios básicos a la población. Además, la crisis está erosionando la confianza entre las comunidades, estigmatizando a las víctimas y sobrevivientes, y destruyendo la confianza en los servicios sanitarios y gubernamentales.

Aspectos destacados

  • Las tasas de crcimiento se han desplomado en Guinea, Liberia y Sierra Leona.
  • Guinea perdió 42.000 puestos de trabajo en la industria de las papas. En Sierra Leona,se ha perdido el 50 por ciento de los empleos en el sector privado.
  • África occidental puede perder un promedio de al menos US $ 3,6 mil millones al año entre 2014 y 2017 debido a una disminución en el comercio, el cierre de las fronteras, cancelaciones de vuelos, y reducción de la inversión extranjera directa y la actividad turística, alimentada por el estigma.
  • UNFPA estima que 800.000 mujeres darán a luz en los tres países en 2015, pero 120.000 podrían morir por falta de acceso a la atención obstétrica de emergencia debido a que los servicios de salud han sido desviados hacia la respuesta del ébola .
  • En Sierra Leona, sólo una quinta parte de los 10.000 pacientes con VIH en tratamientos antirretrovirales siguen recibiéndolos debido a la falta de personal de salud para atención distinta al ébola.

Una amplia coalición de aliados se está movilizado para ayudar a los países afectados a acabar con la enfermedad. Al mismo tiempo, el desafío consiste en ayudar a esos países y comunidades a recuperarse de los efectos a largo plazo de la crisis.

¿Qué está haciendo el PNUD?

La respuesta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a la crisis se centra en tres prioridades:

Coordinación y prestación de servicios

Como parte de la respuesta global de UNMEER y la ONU, somos el organismo líder en la coordinación de los pagos a los trabajadores del ébola. El PNUD contribuirá a realizar el seguimiento de las remuneraciones y mejorar los sistemas de entrega a los miembros de los centros de tratamiento, técnicos de laboratorio, investigadores de contactos y equipos de inhumación.

Movilización comunitaria y divulgación

Estamos colaborando con las comunidades, a través de los líderes locales y redes de voluntarios para identificar casos, investigar contactos y educar a la población sobre cómo se transmite la enfermedad y cómo evitar contraerla. También estamos sensibilizando, entre otros, a las personas con discapacidad, sobre lo importante que es luchar contra el estigma, reintegrar a los sobrevivientes y dar apoyo a sus familias.

Impacto socioeconómico y recuperación

Para apoyar la recuperación en estos tres países , el PNUD se centrará en la reconstrucción de las economías , el apoyo al sector de la salud , promoción de la paz y estabilidad y prevención de futuras crisis, y pagos de asistencia social a las comunidades vulnerables afectadas por la enfermedad. Nuestro trabajo ya implica una amplia gama de intervenciones destinadas a apoyar a las pequeñas empresas descentralizar los sistemas de alerta temprana y toma de decisiones, prevenir los conflictos y la violencia de género, y eliminar los riesgos de salud asociados con el consumo de carne de animales silvestres.

Noticias relacionadas

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe