En Georgia los microcréditos ofrecen un nuevo comienzo en las regiones devastadas por la guerra

Mujer trabaja en un galpón de flores en Georgia

Un programa de microcréditos ha aportado un renovado impulso a los residentes que aún luchan por reconstruir sus vidas en las regiones de Georgia que fueron destrozadas por el conflicto.

Con financiación de la Unión Europea (UE), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) unió esfuerzos con siete instituciones locales de microfinanzas para asistir a las personas desplazadas, mujeres empresarias, pequeños agricultores, y otras comunidades social y económicamente vulnerables para iniciar sus microempresas.

“Estos préstamos fueron el instrumento perfecto para reavivar las economías locales languidecientes, usando la energía y creatividad que ya estaban disponibles,” dijo Inita Paulovica, Representante Residente Adjunta del PNUD en Georgia. “Desde el cultivo de azucenas hasta el cultivo de truchas, las empresas emergentes han proliferado al aprovechar los recursos existentes para crear nuevas oportunidades.”

Destacado

  • De julio de 2009 a junio de 2010, se otorgó más de 3000 microcréditos a habitantes de las tres regiones de Georgia más afectadas por el conflicto armado
  • Más de la mitad de los microcréditos se adjudicaron a mujeres, y alrededor del 70 por ciento a pequeños(as) agricultores(as), de los (las) cuales 10% eran personas desplazados internos

De julio de 2009 a junio de 2010, el programa otorgó más de 3000 microcréditos a habitantes de las tres regiones de Georgia más afectadas por el conflicto armado: Shida Kartli, Samegrelo y Mtskheta-Mtianeti.

Las mircoempresas, principalmente en agricultura, comercio y servicios, fueron financiadas con préstamos de entre USD 400 y USD 3000 cada uno, que en su totalidad sumaron aproximadamente USD 2.6 millones.

Para la tres cuartas parte de los beneficiarios, se trataba de la primera vez que recibían un préstamo, y les brindó su primera oportunidad de lograr el éxito profesional y avanzar hacia una mejor vida.

Más de la mitad de los microcréditos se adjudicaron  a mujeres, y alrededor del 70 por ciento a pequeños(as) agricultores(as), de los(las) cuales 10% eran personas desplazados internos, que fueron desarraigadas durante la guerra y no tenían posibilidades de regresar a sus pueblos.

Dali Chilachava vive en un pequeño pueblo en Samegrelo, la región que limita con el territorio secesionista de Abjasia, y alberga a más de 80.000 personas desplazadas. Huyó de su pueblo en Abjasia en 1993 cuando estalló el primer conflicto separatista. La familia de Chilachava se enfrentó a la pobreza extrema durante 12 años, sin poder encontrar una fuente de ingresos estable, hasta que encontraron la solución en el cultivo de azucenas para su comercialización.

Con un préstamo de USD400 del programa UE/PNUD, Chilachava y su marido mejoraron la producción de azucenas en sus invernaderos. La pequeña empresa familiar ahora tiene una fuerte clientela y envía flores en cajas a sus clientes en toda Georgia. Incluso están pensando solicitar otro préstamo para comprar más tierra y construir una cámara frigorífica para almacenar sus flores.

“Comenzamos hace cuatro años con un pequeño vástago y ahora ya ven el resultado” dijo Chilachava. “Es bueno saber que tienes un ingreso asegurado y que tu trabajo rinde.”

Más de 3.500 personas, incluidas muchos de los beneficiarios de microcréditos, también han tomado parte en cientos de eventos de capacitación y consultorías comerciales organizadas por el programa para ayudarlos a diseñar e inaugurar su pequeña empresa.

Después de huir de su pueblo natal, Tamarasheni, que fue destruido casi por completo durante el conflicto de 2008, Tea Babutsidze recibió su primer préstamo de alrededor de USD400 para abrir una pequeña oficina en Gori, Shida Kartli.

La capacitación patrocinada por el PNUD ayudó a Babutsidze a diseñar e iniciar su negocio, que presta servicios de declaración de impuestos y pago de facturas a otras pequeñas empresas, y las ayuda a fotocopiar documentos.

“Tengo más confianza en mi futuro,” dijo Babutsidze. “Mi empresa ahora es pequeña, pero está funcionando muy bien, y estoy segura que encontraré la forma de que se convierta en un negocio realmente exitoso.”

El proyecto de microcréditos fue parte de un programa conjunto, más amplio, de UE/PNUD que proporciona recuperación temprana a los hogares empobrecidos en áreas de Georgia afectadas por el conflicto.

Inaugurado en enero de 2009, el programa global también comprendió educación y capacitación vocacional, así como restauración de infraestructura pequeña y mediana, esencial para generar oportunidades económicas, utilizando fondos de la UE por un monto de USD5.7 millones en el transcurso de 18 meses.

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más