Construyendo un mejor futuro para los jóvenes de Túnez

Najet teje una alfombra de colores inspirados en los conceptos tradicionales (Foto: PNUD Túnez)
Najet teje una alfombra de colores inspirados en los conceptos tradicionales (Foto: PNUD Túnez)

Desde que Najet Salem era una joven estudiante de diseño siempre soñó con dos cosas: recuperar la milenaria tradición del tejido de alformbras y empoderar a las mujeres artesanas de su comunidad en Gafsa, en el sudoeste de Túnez.

"Desde que era niña me fascinaba el tejido y me preguntaba cuántas mujeres que seguían manteniendo la tradición viva contaban con apoyo", asegura esta joven de 25 años que se ha convertido en una empresaria de éxito.

"Era una pena ver que en comparación con los productos de otras zonas como Ouedhrif o Kairouan, había una gran diferencia con nuestras alfombras en términos de calidad", reconoce la joven sobre las famosas alfombras Mergoum de Gafsa.

Los artesanos locales fueron poco a poco perdiendo la técnica, según nos cuenta Salem, y se dio paso a tejedores sin experiencia que se cargaron la tradición de las alfombras Mergoum, conocidas por sus intensos colores brillantes y figuras geométricas.

Aspectos Destacados

  • El programa conjunto de 3 años de duración, con un presupuesto de 3.12 millones de dorales, tiene como objetivo aumentar las oportunidades de empleo de jóvenes universitarios y jóvenes poco cualificados, mejorando sus habilidades como potenciales emprendedores y demandantes de empleo.
  • Un tercio de los jóvenes de entre 18 y 29 años en Túnez no tienen trabajo, y casi la mitad de los nuevos demandantes de empleo son mujeres.
  • La tasa de desempleo de las mujeres alcanza un 40% en algunas de las regiones más vulnerables (2007).

Najet, siendo todavía estudiante, trabajaba con artesanos locales en la elaboración de alfombras cuando recibió una invitación a un taller impartido por uno de los programas conjuntos del Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM).

"Para mi era muy importante recuperar el valor de estos productos locales y rescatar una técnica que alguna vez prevaleció en la región. Con una mejor educación podía ser mejor", rememora la joven empresaria.

Los talleres forman parte del trabajo que está haciendo el F-ODM en Tunez para reducir los niveles de desempleo y la migración de los jóvenes tunecinos del campo a la ciudad o al extranjero, en un país donde un tercio de los jóvenes no tiene trabajo.

El programa, que está basado en tres áreas del país con malas perspectivas de empleo y un alto riesgo de inmigración, busca ayudar a encontrar un puesto de trabajo a los jóvenes de las zonas más desfavorecidas, en especial a las mujeres.

Empleo y migración
Los talleres ayudaron a Najet a desarrollar un plan de negocio para sus artesanos, que trabajan desde casa en diseños de la joven, que adelanta parte de los costes de la fabricación de las alfombras y paga el resto cuando entregan los productos.

Najet emplea ahora a 75 artesanos y está preparada para ampliar su producción. Recientemente participó en una beca de dos meses en China para aprender nuevas tecnologías en la manufactura de alfombras y ahora ofrece sus productos por encargo.

"Las mujeres de mi comunidad nunca han visto si trabajo validado. Necesitan un catalizador para modernizar la producción, consolidar su mercado e innovar de forma creativa", asegura la joven, que va a empezar a inscribir a sus artesanas en la Seguridad Social.

Najet, que también da clases en una universidad local, agradece la red de contactos que ha construido con el apoyo del F-ODM por ayudar a su compañía a seguir haciéndose un hueco en un mercado donde a las mujeres empresarias se las ve con sospecha.

"Creo que ahora, con estas mujeres, estamos cambiando las reglas. Este tipo de talleres nos están dando las herramientas que necesitamos para avanzar. Ahora depende de nosotras cambiar actitudes en nuestra región", añade la empresaria.

El programa conjunto "Participación de la juventud tunecina en el logro de los ODM" es una colaboración de cinco agencia de la ONU (OIT, FAO, IOM, UNIDO, PNUD) y el Gobierno de Túnez para mejorar el acceso de los jóvenes al mercado laboral.

El programa forma parte de los esfuerzos que está haciendo el F-ODM para apoyar a los gobiernos alrededor del mundo a alcanzar los Objetivos del Milenio de reducción de la pobreza y en contra de las desigualdades.