Vanuatu se pone de pie, a pesar de los desafíos | Silke Von Brockhausen

15 abr 2015

  El ciclón Pam ya pasó, pero las comunidades de Vanuatu necesitarán meses, e incluso años, para recupararse de los daños.Foto: PNUD

Al descender en el aeropuerto internacional de Vanuatu en Port Vila, pude ver la devastación causada por el ciclón Pam el 13 de marzo.  Lo que antes era un paisaje verde y exuberante, ahora era  descolorido por el agua del mar, árboles  arrancados de raíz y casas sin techo.

Más de la mitad de la población resultó damnificada por el ciclón. Unos 15.000 hogares fueron destruidos y 96% de los cultivos del país, así como cocoteros y bananeros, fueron arrasados. Este es un verdadero desastre para un país que depende en gran medida de la agricultura para su seguridad alimentaria e ingresos.

A dos semanas de la emergencia, fui testigo de la impresionante resiliencia de la gente de esta nación insular. Aunque aún tenían una gran necesidad de asistencia humanitaria básica, como alimentos, agua, atención médica y albergue, las personas habían comenzado a reconstruir sus vidas por sí mismas. Arreglaban los techos, despejaban las rutas, cortaban y apilaban los árboles caídos, reparaban los puentes dañados y, quienes podían, regresaban a sus trabajos.

Uno de los serios desafíos que ahora enfrentan las comunidades es la falta de empleo e ingresos.

"Debido al desastre, los mercados están cerrados y las mujeres no pueden vender los productos agrícolas que les quedan," dice Helen Mavoi, madre de cuatro niños. "Mi horario en el bar donde trabajo fue reducido a dos días porque los turistas dejaron de venir." Helen cuenta que su familia no tiene los medios para arreglar bien su techo precario dañado por el ciclón, ni para reparar la cocina y el baño exteriores que están destruidos.  

Todas las personas con quienes hablo me dicen lo mismo:  lo que ahora necesitan con urgencia es dinero. "Tengo que reconstruir mi casa y necesito comprar material para un techo nuevo y herramientas de carpintería," explica el agricultor Robert Chilia, quien perdió su fuente de ingresos cuando el ciclón Pam destruyó su campo de algodón.

El PNUD está ajustando sus programas actuales, que ayudaban a las comunidades a adaptarse al cambio climático y prepararse para los desastres, a la nueva realidad después del ciclón. También estamos formulando un programa conjunto, con otros organismos de la ONU y el Gobierno de Vanuatu, orientado a abordar las necesidades de recuperación más urgentes..

Las actividades se dirigirán a mujeres empresarias del sector informal, eliminación de desechos, construcción de infraestructura comunitaria, recuperación de las capacidades del gobierno local y gestión del riesgo de desastres para mejorar la resiliencia de las comunidades a largo plazo. Uno de los componentes clave será un programa de "Dinero por Trabajo", que espera inyectar dinero en las economías locales. Las comunidades recibirán un estipendio por ayudar a despejar desechos como árboles caídos y reciclarlos, para por ejemplo, construir muebles. El ingreso obtenido se puede destinar a cualquiera de sus necesidades urgentes como pagar deudas o comprar materiales de construcción.

El ciclón Pam nos ha demostrado que el cambio climático es una realidad, especialmente para Vanuatu y muchos otros estados insulares pequeños y vulnerables que son azotados por tifones, inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos que ocurren cada vez con más frecuencia.

 Pese a que la atención mediática mundial en Vanuatu está decayendo, la comunidad internacional ha incrementado su apoyo para evitar una emergencia secundaria. Tenemos que ayudar a Helen, Robert y otros 166.000 vanuatuenses damnificados a reconstruir y mejorar sus vidas de manera sostenible para que puedan hacer frente a un próximo ciclón. 

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe