Cómo financiar la agenda para el desarrollo post-2015 | Gail Hurley

19 dic 2014

En esta serie de blogs, nuestros expertos comparten su ideas y lecciones aprendidas en temas claves de financiamiento para el desarrollo, camino a la Conferencia de Financiamiento para el Desarrollo que se llevará a cabo en julio en Addis Abeba, Etiopía.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son mucho más ambiciosos que sus predecesores, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El nuevo marco se ocupa no sólo de los desafíos "del tipo ODM", como la erradicación de la pobreza, sino también de asuntos como el cambio climático, paz y la seguridad. Es evidente que mucha más financiamiento– público y privado, interno y externo – tendrá que ser movilizado.

Lo que no está claro es de dónde llegarán esos recursos. La mayoría de los países está de acuerdo sobre la importancia de una mejor movilización de recursos internos, y ha habido importantes progresos en la última década. Sin embargo, muchos ponen el énfasis sobre el hecho de que la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) seguirá desempeñando un papel importante post-2015. Los donantes deberán entonces cumplir con sus promesas.

En julio de 2015, Addis Abeba organizará la Tercera conferencia de la ONU sobre financiamiento para el desarrollo donde no se estudiarán sólo las diferentes fuentes de la financiación sino que se analizarán también los temas "sistémicos" como el sistema internacional monetario y financiero, la sostenibilidad de la deuda, las reglas impositivas internacionales y el comercio. Estas áreas son importantes "promotoras" del desarrollo.

Hay mucho sobre el tapete y hay mucho en juego; un buen resultado de la conferencia de Addis Abeba enviará un claro mensaje de apoyo político a los ODS.

La Administradora del PNUD, Helen Clark, pronunció un discurso en la primera sesión preparatoria para la conferencia, en la cual destacó tres puntos principales:

1) La AOD y el financiamiento público internacional seguirán siendo indispensables en el período post-2015. Queda cada vez más claro que la cooperación internacional, más allá de lo que entendemos como "desarrollo", tiene que ser financiada. Esto incluye la adaptación y mitigación del cambio climático, protección del medio ambiente, control e investigación de enfermedades contagiosas, ciencia y nuevas tecnologías. Tenemos que pensar cómo el financiamiento de estas áreas se compara con la AOD tradicional.

2) Los ODS no se pueden lograr sólo con financiamiento público. La mayor parte de los recursos necesarios para financiar la agenda después de 2015 vendrá del sector privado. Las acciones voluntarias y la responsabilidad social corporativa son importantes pero también tenemos que analizar dónde se necesitan los cambios a la reglamentación de modo que la inversión privada no socave sino que apoye el desarrollo sostenible. Puede haber, por ejemplo, una necesidad de fortalecer el impacto de la información social y medioambiental que hacen las empresas.

3) Los impactos – ya sean económicos, desastres naturales, conflictos o brotes de enfermedades – se dan con más frecuencia y cuestan miles de millones de dólares. El financiar las bases de las sociedades más pacíficas e incrementar el financiamiento de la adaptación y mitigación del cambio climático puede generar un retorno sobre la inversión.

De alguna manera, nos queda todavía un camino largo (y difícil); debemos llegar a un consenso en algunas áreas complicadas (como la reforma de los subsidios sobre los combustibles fósiles). Sin embargo, los Estados Miembros saben que es necesario llegar a un buen resultado en Addis Abeba, y el PNUD y los aliados están trabajando juntos para ayudar a contribuir a ese resultado exitoso.

En la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo de las Naciones Unidas, que tendrá lugar en julio en Addis Abeba, se formulará un plan para prestar ayuda financiera con el fin de apoyar nuestra ambiciosa visión para el desarrollo. Hasta el evento, nuestros expertos compartirán sus ideas y conocimientos adquiridos en financiamiento clave para asuntos del desarrollo.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe