• Trabajando con parlamentarios en VIH y legislación | Vivek Divan

    21 ago 2014

    Un doctor atiende a una mujer en Rumbek, estado de Lakes, en Sudán del Sur. Foto: MARGUERITE NOWAK/ PNUD en Sudán del Sur

    Hace unos años que trabajo con los responsables de las políticas y las leyes para respaldar una respuesta al VIH basada en los derechos y contribuir a evitar la propagación de la epidemia. Esto requiere a menudo tratar asuntos altamente controvertidos e incómodos, como la clase, sexualidad, género y comportamientos estigmatizados, así como el uso de estupefacientes. Además, incluye por lo general a los grupos sociales más marginados: los trabajadores del sexo, los transgénero, hombres homosexuales y drogadictos, entro otros.

    Muchas veces los parlamentarios no están bien informados sobre los complejos factores que permiten la propagación del VIH y su avance en las comunidades, especialmente los modos en que la marginalización, el desempoderamiento, el estigma y la discriminación contribuyen a que las personas sean vulnerables. Sin embargo, he sido testigo de cómo las personas en puestos de influencia – los responsables de las leyes, los jueces, la policía – pueden impulsar adelantos en las leyes que protegen a los afectados por el VIH y benefician a toda la sociedad.

    Los esfuerzos conjuntos a la hora de involucrar a los parlamentarios en los asuntos relativos a los derechos humanos pueden llevar a cambios tangibles; no obstante, a menudo es un proceso lento y oneroso.

    En el PNUD tenemos un rol esencial en hacer participar a los gobiernos y crear las capacidades de los actores gubernamentales sobre muchos temas del desarrollo, incluyendo el VIH y la necesidad crucial de contar con enfoques jurídicos basados en los derechos para hacer frente a la epidemia. Nuestro apoyo a la Comisión Mundial sobre el VIH y la Legislación ha sido uno de estos esfuerzos. La Comisión hizo varias recomendaciones a los gobiernos de reformar y reexaminar las leyes que impiden contar con respuestas efectivas en materia de VIH e introducir una legislación basada en los derechos para fortalecer esas respuestas.

    Otra parte de nuestros esfuerzos orientados a la reforma de la ley es nuestro manual guía para los funcionarios sobre cómo hacer participar a los miembros del parlamento en temas de VIH y legislación. El manual destaca los principios, estrategias y actividades fundamentales para trabajar con los oficiales electos en diversos escenarios. Está pensado como una herramienta práctica que debe ser adaptada a los contextos específicos de los países y utilizada conjuntamente con otros recursos materiales.

    Aunque el manual está creado principalmente como un recurso para nuestro personal que pueda trabajar con parlamentarios, también puede ser útil para las organizaciones de la sociedad civil y otras entidades nacionales e internacionales que aboguen por entornos jurídicos que mejoren la respuesta nacional al VIH.

    Los parlamentarios rara vez quieren discutir las inquietudes de los que no constituyen posibles votos o que pueden ser considerados inmorales por la sociedad en general. Sin embargo, la conversación sobre cómo la legislación apropiada puede ayudar a controlar el VIH es esencial si se espera atender las necesidades de la salud pública.