• Plan estratégico 2014-2017 del PNUD: Cambiando con el mundo | Turhan Saleh

    20 ene 2014

    Vista panorámica de la ciudad de Sehwan Sharif, en Pakistán
    Vista panorámica de la ciudad de Sehwan Sharif, en la sureña provincia de Sindh, en Pakistán. Foto: UN/WFP/Amjad Jamal

    Nos encontramos en un momento muy importante de la historia moderna, un punto de inflexión, lo que significa que las cosas serán muy distintas en el futuro respecto de lo que han sido en el pasado. En primer lugar, el papel que desempeñan los países en desarrollo en el mundo está cambiando radicalmente y su importancia está creciendo en forma significativa.

    En segundo lugar, tenemos más personas que viven en ciudades y pueblos que en aldeas. Además, tenemos tecnologías que modifican profundamente la forma en que trabajamos y nos relacionamos con los demás, y que producimos y vendemos bienes.

    Por todo lo anterior, se trata de un momento sumamente interesante para el desarrollo, aunque existen graves peligros:

    •   El crecimiento y el desarrollo no necesariamente benefician a todos por igual, por lo cual aumentan las tensiones en los países
    •   A veces los cambios que tienen lugar son tan profundos que las sociedades y los sistemas políticos no pueden responder adecuadamente y colapsan o padecen graves crisis;
    •   El cambio climático podría tener efectos catastróficos en el futuro, como el retroceso de los progresos cuyo logro ha llevado años, incluso decenios.

    Así pues, ¿cuál debería ser la respuesta del PNUD? Nuestra visión es muy clara: deseamos erradicar la pobreza y eliminar las desigualdades y la exclusión.

    Tres ideas sobre el desarrollo impulsan el Plan Estratégico. La primera es el desarrollo inclusivo. ¿Cómo puede el crecimiento integrar a más personas en el proceso de desarrollo y ser sostenible?

    La segunda es la democracia, pero no sólo a través de elecciones periódicas y promulgación de leyes, sino que también mediante las normas que rigen la forma en que compartimos los recursos, la seguridad de los ciudadanos, los servicios de salud y educación y los empleos para mantener a nuestras familias.

    La tercera idea es el reconocimiento de que vivimos en un mundo en grave situación de riesgo y, en todo lo que hacemos, nos dirigimos a las personas que más atención necesitan: los pobres, especialmente, luego las mujeres y los jóvenes.

    La forma en que funcionamos como organización también deberá cambiar, sobre la base de lo que hemos aprendido, para ser más eficaces y valorados por quienes servimos. Seremos más abiertos en nuestra perspectiva, saldremos de nuestras estructuras y utilizaremos nuestra capacidad plena para trabajar en los distintos aspectos del desarrollo. Las asociaciones serán muy importantes, en particular la cooperación Sur-Sur, con el fin de obtener mejores resultados en los países con los que trabajamos.

    Cuéntanos: ¿Cómo está cambiando el mundo del desarrollo y cuál es la mejor manera de adaptarnos?


Sobre el autor
thumbnail

Turhan Saleh es el coordinador del Plan Estratégico del PNUD.

Publicación destacada
Plan estratégico del PNUD 2014-2017

En un mundo cambiante y construyendo nuestras principales fortalezas, nuestra visión es dar un gran paso hacia el desarrollo.

Ver más publicaciones
Síguenos