• Una vida digna para todos | Mandeep Dhaliwal

    10 dic 2013

    Ventana de atención jurídica a pacientes con VIH
    Servicios de asistencia jurídica para pacientes con VIH en el Centro de Rehabilitación y Tratamiento Daytop Abuso de Drogas en Yunnan, China. Foto PNUD.

    No hay duda de que se ha progresado mucho en lo relativo a la respuesta al SIDA. Las cifras indican que los índices generales de las nuevas infecciones de VIH están disminuyendo.

    Sin embargo, éste no es el caso para las poblaciones típicamente excluidas como los homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las mujeres y los hombres que se inyectan drogas, los trabajadores del sexo y los transgénero. Para estos grupos el VIH está aumentando de manera alarmante.

    Por ejemplo, en Bangkok la prevalencia del VIH entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres pasó del 11 por ciento en 2003 al 29 por ciento en 2011; además, un estudio hecho en 15 países indicó que más del 19 por ciento de las mujeres transgénero viven con el VIH. Otros estudios a su vez indican que se hacen inversiones alarmantemente bajas en los servicios de salud destinados a esos grupos que llevan una carga desproporcionada de VIH.

    La marginación social, la estigmatización y los abusos de los derechos humanos a menudo son la realidad de los grupos excluidos en todo el mundo, y aumentan la vulnerabilidad al VIH.

    Además, entre las personas que viven con el VIH, los que pertenecen a grupos marginados tienden a sufrir una mayor estigmatización y discriminación por causa de su seropositividad.

    Hay una necesidad urgente de ocuparse de las barreras legales y de políticas que intensifican las desigualdades, inclusive la desigualdad de género, que profundizan la marginación y perpetúan las violaciones de los derechos humanos.

    El informe de la Comisión Global sobre el VIH y la Ley, que cuenta con el apoyo del PNUD, ofrece un plan claro para eliminar esas barreras, y los socios como el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria están pidiendo mayores inversiones en programas de derechos humanos.

    En el Día Internacional de los Derechos Humanos, renovemos nuestro compromiso con hacer realidad la protección y el cumplimiento de los derechos humanos y adoptemos un objetivo ambicioso: lograr una real igualdad para todos. Esto significará que tendremos que atacar las raíces de la desigualdad, de modo de obtener beneficios más allá del VIH y la salud. Por lo tanto, habrá que:


    •    invertir en el empoderamiento jurídico de las poblaciones que siguen soportando una carga desproporcionada del VIH,
    •    facilitar la reforma de las leyes sobre la base de las pruebas relativas a la salud pública y a los derechos humanos,
    •    alentar el cumplimiento equitativo de la ley y
    •    mejorar el acceso a la justicia, inclusive a nivel municipal.

    Esto será una inversión sólida en la salud pública. En el Día Internacional de los Derechos Humanos, rendiremos así homenaje a la visión clarividente de Nelson Mandela en materia de dignidad, igualdad y justicia para todos.

    Cuéntenos: ¿Cómo cree que nos podemos asegurar que las personas que tienen más riesgo o que viven con el VIH gozan de los mismos derechos humanos fundamentales que todos nosotros?



Sobre el autor
thumbnail

Mandeep Dhaliwal es Directora, del Grupo VIH, Salud & Desarrollo, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Nuestro trabajo: VIH/SIDA
Publicaciones
El VIH y la Ley: Riesgos, Derechos y Salud

El informe final de la Comisión Global sobre VIH y Derecho presenta una base coherente y convincente evidencia sobre los derechos humanos y las cuestiones jurídicas relativas al VIH.

mas