• Cómo mantener los beneficios de la democracia en Rwanda | Auke Lootsma

    16 sep 2013

    Cerca de 75.000 voluntarios se encargan de los centros de votación durante las elecciones parlamentarias en Rwanda (Foto: Guillaume de Brier/PNUD Rwanda)
    Cerca de 75.000 voluntarios se encargan de los centros de votación durante las elecciones parlamentarias en Rwanda (Foto: Guillaume de Brier/ONUSIDA)

    Rwanda es conocida por sus hermosos paisajes y su fauna única. Sin embargo, en los últimos años, he sido testigo del rápido crecimiento de este país en desarrollo que cuenta con un bajo índice de corrupción, calles limpias y seguras, y un parlamento que posee el mayor porcentaje de representantes femeninas en el mundo (52%).

    Las próximas elecciones parlamentarias se llevarán a cabo entre el 16 y el 18 de septiembre, en un entorno de extraordinario crecimiento en el ámbito de la gobernanza democrática y el espacio político. Recientemente, el gobierno promulgó una serie de proyectos de ley que abordan temas relacionados con los medios de comunicación, la sociedad civil y los partidos políticos, a fin de que estos grupos de interés cuenten con mayor protagonismo en el proceso democrático del país.

    Los candidatos de las listas partidistas, de mujeres, de jóvenes y de personas con discapacidad, se disputarán las ochenta bancas del parlamento. Se estima que alrededor de seis millones de votantes empadronados emitirán sus votos, lo que significaría un aumento de 1,3 millones de votantes respecto de las elecciones parlamentarias de 2008.

    Para fortalecer el proceso electoral y reducir costos, la Comisión Nacional Electoral (National Electoral Commission, NEC) asignará la gestión de los centros electorales a unos 75.000 voluntarios para asegurar que la votación y el recuento de votos se lleven a cabo con libertad, justicia y transparencia. De esta manera, la NEC podrá reducir el costo de las elecciones a menos de USD 2 por votante, el valor más bajo del continente.

    En 2012, la Junta de Gobernanza de Rwanda llevó a cabo una encuesta de opinión que reveló los siguientes datos: conformidad del 81% de los encuestados con la calidad general de la democracia; del 77% con el sistema político democrático multipartidista y competitivo; del 90% con el sufragio universal adulto; del 88% con la realización de elecciones periódicas y justas, en condiciones de confidencialidad y seguridad, y del 88% con el acceso a distintos partidos políticos que permiten la realización de campañas electorales abiertas. Asimismo, el 80  de los ciudadanos expresó su confianza en la autonomía de la comisión electoral.

    El PNUD, como parte del programa One UN, ofrece un respaldo incondicional a la NEC, al parlamento, a los medios de comunicación, a la sociedad civil y a otros grupos de interés, a fin de mantener los beneficios que aporta un gobierno democrático y responsable. El legado del genocidio de 1994 aún pesa enormemente sobre el país, pero estas elecciones parlamentarias deberían significar un progreso hacia una Rwanda más pacífica y estable.

    Auke Lootsma
    Director de país del PNUD en Rwanda