• La gobernabilidad local es la piedra angular para una Agenda post-2015 efectiva | Geraldine Fraser-Moleketi

    24 jun 2013

    Afganistán
    Un jefe de policía del distrito se reúne con jefes de las aldeas locales y líderes religiosos en Farza, provincia de Kabul, Afganistán. A través de un programa apoyado por el PNUD, los ciudadanos de Afganistán están cooperando con la policía en iniciativas de políticas comunitarias. (Foto: Sayeed Farhad Zalmai/PNUD Afganistán)

    Los objetivos fundamentales de la agenda para el desarrollo post-2015, tales como la erradicación de la pobreza, la reducción de las desigualdades y la exclusión social, y el fomento de la sostenibilidad ambiental, dependen de la acción local y el liderazgo coordinado con todos los niveles de gobierno. No hay duda de que el desarrollo y la eficaz prestación de servicios requieren una gestión viable a distintos niveles.

    En una reciente reunión sobre Descentralización y buena gestión pública local (DeLoG), desafié a los socios en el desarrollo a ir más allá de la defensa de los gobiernos locales y a tomar acciones concretas para integrarlos en los procesos de toma de decisiones. Los animé a mejorar sus metodologías para facilitar la gestión pública local, en particular, en contextos vulnerables o posteriores a conflictos.

    Más allá de la prestación de servicios, los gobiernos locales son agentes decisivos para la reconciliación y el restablecimiento del contrato social entre el Estado y el pueblo. Los socios en la descentralización y la buena gestión pública local coinciden en que el desarrollo local eficaz no solo requiere un proceso que tiene lugar en varios niveles, sino también un enfoque de carácter multisectorial y multipartícipe.

    En el PNUD, gracias al conocimiento y la experiencia, reconocemos que el desarrollo eficaz requiere una gestión pública a varios niveles que elimine la disparidad entrepolíticas, que aborde las deficiencias de capacidadesy que examine de cerca las carencias de recursos.

    Las jornadas de tres días —en que las Naciones Unidas (el PNUD, UNCDF y ONU-Hábitat) invitaron a representantes de 27 organizaciones multilaterales y bilaterales para analizar la gestión pública eficaz a varios niveles— brindaron  la oportunidad de determinar por dónde se podría empezar para lograr la integración de los gobiernos locales en el marco post-2015. En este diálogo, se mencionóel reconocimiento de los vínculos y sinergias entre los ámbitos urbano y rural.

    Existe una clara necesidad de aprovechar el potencial de los gobiernos locales y las redes globales, como DeLoG, que enlazan con órganos regionales y multilaterales y pueden ayudar a aumentar el apoyo a la acción en el plano nacional.

    Situar la gestión pública local en el centro de las deliberaciones sobre la agenda de desarrollo post-2015 es un requisito indispensable. Esta constataciónha resultado especialmente evidente en el informe del Grupo de Alto Nivel, de reciente publicación, que hace un llamado a realizar un “cambio fundamental, que reconozca que la paz y la buena gestión local son elementos fundamentales del bienestar, no meras alternativas”.

    Geraldine Fraser-Moleketi
    Directora del Grupo de Gobernabilidad Democrática del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo


Sobre la Autora
thumbnail

Geraldine Fraser-Moleketi es Directora del Grupo de Gobernabilidad Democrática del PNUD

Nuestro Trabajo: Gobernabilidad Democrática
Agenda de Desarrollo Post-2015

El PNUD ha iniciado una conversación global sin precedentes a través de la cual, personas de todo el mundo pueden aportar su opinión para dar forma a la agenda de desarrollo post-2015, año fijado para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

saber más
Síguenos