Agenda Post 2015: ¿están las mujeres y los hombres representados por igual en los futuros objetivos de desarrollo?

27 may 2013

Una mujer se une a sus dos compañeros de trabajo en un campo de ladrillo en Bengala Occidental, India. Una mujer se une a sus dos compañeros de trabajo en un campo de ladrillo en Bengala Occidental, India. (Foto: Joydeep Mukherjee/PNUD Photo Contest)

Alrededor de la mitad de las casi 700.000 personas que han tomado parte hasta ahora en los debates mundiales de la ONU acerca de la futura agenda de desarrollo son mujeres y niñas.

La demanda va en aumento, tanto para un objetivo específico en materia de igualdad de género referido a la discriminación subyacente así como para un mayor énfasis en los temas de género en general.

Esto es así en parte porque los hombres y las mujeres no siempre tienen las mismas inquietudes, como se muestra en la encuesta mundial MY WORLD. Las cifras muestran que ambos sexos están de acuerdo con las principales prioridades de desarrollo para sus vidas – una buena educación, mejores servicios de salud y un gobierno honesto y responsable – pero la diferencia esencial es que las mujeres sitúan la igualdad entre los hombres y las mujeres en el noveno puesto mientras que los hombres la sitúan en el penúltimo, el puesto 15º.

También han surgido diferencias durante las 88 consultas nacionales que se están llevando a cabo en todo el mundo.

En Kosovo, por ejemplo, las mujeres dijeron estar preocupadas acerca de la discriminación y de las actitudes sociales hacia ellas, mientras que los hombres se centraron más en su estatus y en los problemas de salud.

En Egipto, las mujeres que participaron destacaron cómo la violencia hacia las mujeres y las niñas se usa como un modo de limitar su participación en público.

Los asuntos de género también se debatieron en muchas otras plataformas Post 2015.

Una reunión sobre gobernabilidad concluyó que “…una persistente desigualdad de género es un fracaso de gobernabilidad... Se necesita mayor coherencia entre el comercio, la deuda y las políticas de inversión, por un lado, y la igualdad de género, los derechos humanos y las prioridades de desarrollo por el otro, para garantizar que otras políticas públicas no socaven los objetivos relacionados con el género y con los derechos humanos.”

El informe “Comienza la conversación global" sobre las primeras conclusiones de las consultas Post 2015, también destaca que la igualdad de género es "una condición previa para varias agendas, incluyendo la reducción de la inseguridad alimentaria, del hambre y la malnutrición, de la disminución de la violencia y de los adelantos en materia de pobreza energética.”

Sin embargo, deben hacerse esfuerzos de promoción de una serie más exhaustiva de objetivos de desarrollo sostenible sensibles al género si se quiere promover la importancia de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres para lograr un desarrollo humano sostenible para todos.

Sigamos hablando. Digamos a los líderes mundiales cuáles son las prioridades para la futura agenda de desarrollo votando en www.MyWorld2015.org.

Tracy Vaughan Gough
Asesora de Políticas de Género y equipo Post-2015 de la Oficina de Políticas de Desarrollo del PNUD.