• ODM: América Latina necesita igualdad y sostenibilidad medioambiental

    05 abr 2013

    dos niños en Uruguay
    En Uruguay, un programa de salud materna e infantil ha mejorado drásticamente marcadores de salud para los niños, ofreciendo a las poblaciones más pobres con sistemas de salud, formación nutricional y alimentaria. (Foto: PNUD Uruguay)

    A mil días de la fecha límite de 2015, América Latina y el Caribe van en camino de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Se ha reducido la pobreza a los niveles más bajos en tres décadas, la mortalidad infantil ha disminuido y se está luchando contra las enfermedades hasta el punto que algunos países están innovando con el acceso universal a la prevención, el tratamiento y los cuidados relativos al VIH/SIDA.

    Los compromisos asumidos hace 13 años llevaron a la región a mejorar algunas de las políticas sociales pioneras que, junto a un rápido crecimiento económico y a la creación de empleo, ayudaron a sacar a millones de personas de la pobreza y a reducir las desigualdades.

    Sin embargo, América Latina y el Caribe sigue siendo la región donde hay más desigualdad en el mundo y también la más violenta. Demasiadas mujeres siguen muriendo en los partos y los países deben fomentar una paridad de género en el empleo y en los parlamentos, así como el acceso a la educación y los servicios de salud reproductiva. También hay que mejorar el saneamiento y hay que hacer más para detener la pérdida de la selva.

    Los logros promedio en materia de ODM de los países que tienen desigualdades históricas es insuficiente. En los estados de São Paulo y Piauí de Brasil o en los estados de Nuevo León y Chiapas de México, los niveles de logro de los ODM difieren considerablemente. A fin de atender esa disparidad, el PNUD y otros organismos de la ONU se han asociado con los gobiernos para evaluar los progresos a nivel estatal y municipal. Como resultado y a título de ejemplo, Chiapas, el estado más pobre de México, ha adoptado los ODM como directrices para la reducción de la pobreza a nivel local y para otros programas sociales, lo que ha llevado a mejoras en la educación y la salud.

    Tenemos 1000 días para cerrar las brechas existentes, pero éste es también un momento fundamental para discutir una estrategia de desarrollo que funcione en la región en las próximas décadas, una estrategia que tenga como elementos cruciales la igualdad y la sostenibilidad medioambiental. La región necesita cambiar los modelos de desarrollo y de consumo, y los países deben hacer uso de todo su potencial en tanto que superpoderes de la biodiversidad. La producción de alimentos, el control de las enfermedades, la fabricación de productos farmacéuticos y el turismo, para citar sólo algunas, representan todas buenas oportunidades de inversiones sostenibles.

    A pesar de los desafíos, la región muestra que el cambio es posible si los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado están dispuestos a aceptarlo con un objetivo común: alcanzar el desarrollo humano para todos.

    Heraldo Muñoz
    Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director Regional del Bureau para América Latina y el Caribe del PNUD


Sobre el Autor
thumbnail

Heraldo Muñoz es Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director Regional del Bureau para América Latina y el Caribe del PNUD

 

Síguele en Twitter: @HeraldoMunoz

 

Súmate a #MDGmomentum y entérate de lo avances en materia de ODM que logramos en todo el mundo

saber más
Síguenos