• Objetivos de Desarrollo Sostenible y Agenda Post-2015: la importancia de la participación | Veerle Vandeweerd

    18 mar 2013

    Mujeres representantes en India utilizan recursos locales para crear mapas sociales y otras herramientas de planificación.
    Mujeres representantes en India utilizan recursos locales para crear mapas sociales y otras herramientas de planificación. (Foto: Sephi Bergerson/PNUD India)

    Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) han sido una herramienta poderosa que ha influido en la agenda política con su enfoque principal centrado en el desarrollo humano. Durante los próximos mil días, hasta la fecha límite de los ODM, el PNUD concentrará sus esfuerzos en ayudar a los países a acelerar sus avances hacia dichos ODM. Con el fin de ayudar a los países a identificar los obstáculos para el progreso y acelerar los resultados, el PNUD presentó en 2010 el Marco de Aceleración de los ODM (MAF, por sus siglas en inglés). Dicho Marco se ha aplicado en 46 países con un éxito considerable.

    A medida que nos acercamos a la fecha límite de los ODM, las Naciones Unidas han iniciado la consulta mundial más completa jamás realizada. El proceso post-2015 es una conversación verdaderamente global, en la que participan y están involucrados tanto los países desarrollados como los países en desarrollo, la sociedad civil, la juventud, el sector privado, las comunidades locales, los parlamentarios, las personas viviendo en la pobreza y los grupos marginados.

    El próximo marco de desarrollo debería sacar provecho de las lecciones aprendidas con los ODM, para asegurar que los próximos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sean adecuadamente apropiados por las instituciones nacionales, la sociedad civil, el sector privado y la academia.

    Las consultas que se están llevando a cabo han podido identificar ya una serie de aspiraciones importantes para los ODS. En primer lugar, hay un claro mensaje que exige la plena incorporación de las tres vertientes del desarrollo sostenible: la social, la económica y la medioambiental. En segundo lugar, hay un fuerte llamado para trascender el PIB a la hora de medir adecuadamente el bienestar y el progreso humanos. Abordar las desigualdades y poner énfasis en una gobernanza eficaz son también algunas de las prioridades clave señaladas para los ODS.

    Asimismo, hay un debate emergente sobre una concepción que vaya más allá de la ayuda internacional tradicional de financiación del desarrollo. La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) debe continuar, pero su eficacia futura se verá muy reforzada si se la considera como un catalizador de inversiones mucho mayores que habrán de provenir de los presupuestos nacionales, del sector privado y de las finanzas internacionales, a fin de lograr la necesaria transición al desarrollo sostenible.

    Es de vital importancia que continuemos el diálogo con la sociedad civil a fin de fomentar la responsabilidad compartida de los objetivos y asegurarnos de que la voz pública es escuchada. Una ciudadanía comprometida ayudará a conseguir un próximo marco de desarrollo mejor y contribuirá a una aplicación más eficaz. La conversación global no ha hecho más que empezar.

    Veerle Vandeweerd
    Directora del Grupo sobre Medio Ambiente y Energía del PNUD


Sobre la Autora
thumbnail

Veerle Vandeweerd es Directora del Grupo sobre Medio Ambiente y Energía del PNUD

Nuestro Trabajo: Medio Ambiente y Energía
Agenda de Desarrollo Post-2015

 

El PNUD ha iniciado una conversación global sin precedentes a través de la cual, personas de todo el mundo pueden aportar su opinión para dar forma a la agenda de desarrollo post-2015, año fijado para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

saber más