• Servicio Público para una nueva era
    Olav Kjorven

    12 mar 2013

    guardabosques en Mongolia
    Un programa conjunto del PNUD- FMAM en Mongolia ofrece motocicletas a os guardabosques para controlar y recopilar información sobre los hábitats salvajes. (Foto: Eskender Debebe/PNUD)

    Al separarse de Malasia en 1965, sin otro recurso natural que el de su pueblo, Singapur se consagró como una nueva nación-estado en los últimos cincuenta años. Gracias al respaldo inicial del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), logró crear una sociedad cada vez más próspera basada en políticas económicas visionarias, instituciones sólidas y competentes, y un servicio público reconocido internacionalmente por su excelencia.

    En la actualidad, la ciudad-estado de Singapur se ubica entre las naciones más ricas, con uno de los sectores públicos más disciplinados y eficientes del mundo.

    La Primavera Árabe puso de relieve las irregularidades de los gobiernos no representativos de sus ciudadanos. Las redes sociales y la tecnología de la información han transformado la vida, el trabajo y la relación entre las personas. Los pueblos esperan una mayor participación en las cuestiones que los afectan, tanto a través de elecciones como de debates públicos y opiniones sobre una gran variedad de temas como la calidad de los servicios existentes y la importancia de los valores religiosos a la hora de definir las prioridades políticas.

    En la encuesta My World, apoyada por el PNUD como parte de una consulta internacional sobre el mundo que deseamos una vez alcanzado el plazo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015, los participantes de 189 países eligieron en segundo lugar “un gobierno honesto e inclusivo” entre 16 objetivos destinados a mejorar la calidad de vida de las personas.

    El servicio público se basa en la colaboración y creación conjunta de valores por parte de las autoridades y de los ciudadanos para que los gobiernos puedan administrar con mayor facilidad, conservar la paz, ofrecer servicios a todos los habitantes, mantener la ley y el orden, asegurar la igualdad, la equidad, la justicia y la libertad de expresión, con responsabilidad, humildad y sensibilidad.

    Asimismo, a raíz de la globalización, de los avances tecnológicos y de los cambios demográficos, las demandas de servicio público se vuelven más complejas. Las desigualdades entre los países son cada vez mayores y las presiones ambientales aumentan. Más que nunca, necesitamos políticas sumamente exitosas que generen beneficios sociales, económicos y ambientales para todos. 

    Por lo tanto, es imperiosa la necesidad de adquirir mayor conocimiento y tecnología en las buenas prácticas de servicio público, el recurso más valioso en este nuevo ámbito global.

    Tomando como ejemplo Singapur y otras naciones, será posible lograr un desarrollo humano sostenible y decisivo a través de servicios públicos más innovadores, inclusivos y proactivos.

    Queremos conocer su opinión: nombre algunos ejemplos de servicios públicos exitosos en su país.

    Olav Kjørven
    Secretario General Adjunto y Director de la Oficina de Políticas de Desarrollo del PNUD


Sobre el Autor
Olav

Olav Kjørven es Secretario General Adjunto y Director de la Oficina de Políticas de Desarrollo del PNUD

Síguele en Twitter: @olavkjorven

 

Nuestro Trabajo: Gobernabilidad Democrática
Enlaces de Interés
My World 2015

Las Naciones Unidas invitan a los ciudadanos de todo el  mundo a participar en la elaboración de la futura agenda global de desarrollo global votando en una innovadora encuesta conocida como MY World.

Informe sobre Desarrollo Humano 2013: “El ascenso del Sur: progreso humano en un mundo diverso”

El Informe examina el profundo cambio que están experimentando las dinámicas globales con el rápido ascenso de poderes de los países en desarrollo y la importante implicación de este fenómeno para el desarrollo humano.

Objetivos de Desarrollo del Milenio