• Presupuestar para el cambio climático y los desastres | Ajay Chhibber

    13 dic 2012

    Pescador en India

    En gran parte del mundo, esta es la temporada de condiciones climáticas extremas. Ciclones letales, lluvias torrenciales y, en consecuencia, inundaciones y aludes se están convirtiendo en moneda corriente desde Nepal hasta Haití y Pakistán. Las tormentas e inundaciones están produciendo devastaciones en todo el mundo con mayor regularidad y ferocidad. Los costos de recuperación son elevados.
     
    ¿Cómo pueden los países hoy conseguir fondos para construir carreteras, puentes, escuelas y otras infraestructuras vitales "adaptadas al cambio climático" para evitar pérdidas mañana?
     
    Una respuesta posible es, por supuesto, más financiación internacional bajo el principio de la responsabilidad común pero diferenciada. Esto significa que los países desarrollados deben tomar la iniciativa en la lucha contra el cambio climático y sus efectos adversos, ya que tienen mayor probabilidad que los países en desarrollo de contar con la capacidad técnica y económica para hacer frente al cambio climático.
     
    No obstante, otra parte de la respuesta puede ser que los países en desarrollo observen el modo en que se refleja el cambio climático en sus presupuestos y gastos nacionales. Mientras en el ámbito internacional continúan los debates sobre quién debe cubrir los gastos de reducción de las emisiones de carbono o de la adaptación a los riesgos del cambio climático, los propios países en desarrollo también están respondiendo al cambio climático mediante el examen exhaustivo de sus propios recursos internos en sus presupuestos.
     
    En términos sencillos, esto significa examinar el presupuesto nacional para identificar en qué áreas el cambio climático ya está influyendo en las asignaciones de recursos. Por ejemplo, cuánto se ha asignado al fortalecimiento de la infraestructura para hacerla resistente a un aumento de las inundaciones, o bien, cuánto se ha gastado para adaptar los servicios de extensión agrícola para ayudar a las comunidades pobres de las zonas con mayor riesgo de sequía.
     
    Con una mejor comprensión de la cantidad y ubicación exactas en que se asignan los actuales recursos presupuestarios nacionales en relación con el cambio climático se pueden tomar decisiones mejor informadas sobre cómo y hacia dónde canalizar los recursos adicionales necesarios, o de qué modo reorientar los fondos que ya se están utilizando.
     
    Los países pueden ahorrar dinero a largo plazo mediante la construcción en el momento presente de más infraestructura adaptada al cambio climático.
     
    No se trata solo de nuevos fondos destinados a nuevos usos, sino también de reorientar los fondos existentes, de nuevas ideas que modifican los métodos tradicionales y, en última instancia, de invertir hoy para un mañana más seguro.

    Ajay Chhibber
    Subsecretario General de las Naciones Unidas, Administrador Auxiliar del PNUD y Director Regional para Asia y el Pacífico

    Cuéntanos: ¿Cómo se está invirtiendo dinero en tu país hoy para hacer frente a futuros desafíos climáticos?


Sobre el Autor
thumbnail

Ajay Chhibber es Subsecretario General de las Naciones Unidas, Administrador Auxiliar del PNUD y Director Regional para Asia y el Pacífico

Nuestro Trabajo: Medio Ambiente y Energía