• Biodiversidad y ecosistemas: esenciales para el desarrollo humano | Olav Kjørven

    15 oct 2012

    Agricultor sobre arena
    El plan de la biodiversidad mundial del PNUD incluye actualmente proyectos en 146 países, que cubren un área mayor que la India e Indonesia. Desde 2000, el PNUD ha ayudado a distribuir casi cinco mil millones de dólares en financiamiento para biodiversidad en todo el mundo. (Foto: PNUD/RDP Lao)

    La biodiversidad es la variedad de la vida en la Tierra en todas sus formas, y la protección de la vida es fundamental para la erradicación de la pobreza y la promoción del desarrollo humano, como se reafirmó en la Cumbre de la Tierra Río+20.

    Las personas dependen de la biodiversidad y los ecosistemas para su subsistencia —para satisfacer sus necesidades alimentarias, de agua, energía y salud— y para hacer frente al cambio climático. Un estudio de la India publicado en el informe "La economía de los ecosistemas y la biodiversidad" indica que los servicios de los ecosistemas contribuyen hasta un 57% del PIB de los pobres.

    Cuando perdemos especies y ecosistemas, estamos perdiendo servicios esenciales que sustentan la vida. Las últimas evaluaciones de la biodiversidad a nivel mundial han revelado que el número de especies sigue disminuyendo y que el riesgo de extinción es cada vez mayor; que los hábitats naturales se siguen perdiendo y se siguen degradando y fragmentando. La Lista Roja de la UICN 2011 incluye 44.838 especies, de las cuales 16.928 (38%) están en peligro de extinción.

    Para detener esta alarmante tendencia, el PNUD está llamando a tomar medidas urgentes para lograr el Plan Estratégico del Convenio sobre la Diversidad Biológica y las 20 Metas de Aichi. El nuevo Marco Mundial para la Diversidad y los Ecosistemas del PNUD, que iniciará esta semana la Administradora Asociada del PNUD, Rebeca Grynspan, en la XI Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) en Hyderabad, India, apuntala nuestra contribución a este esfuerzo y organiza nuestro trabajo en torno a tres programas centrados en:

    - la integración de la gestión de la biodiversidad y los ecosistemas en la planificación del desarrollo y en las actividades de los sectores productivos;
    - el fortalecimiento de las zonas protegidas, incluidas las zonas indígenas y conservadas por la comunidad, a fin de que sean mejor gestionadas y financiadas y contribuyan al desarrollo sostenible, y;
    - la adaptación y mitigación del cambio climático basada en los ecosistemas.

    Durante más de 40 años, el PNUD ha sido un líder mundial en la gestión de la biodiversidad y los ecosistemas. Estamos dispuestos a seguir trabajando en estrecha colaboración con todos nuestros asociados para intensificar con urgencia nuestras actividades dirigidas a la conservación de la biodiversidad, ya que no puede haber desarrollo allí donde no florece la vida.

    Olav Kjørven
    Secretario General Adjunto de la ONU y Director de la Oficina de Políticas de Desarrollo del PNUD

    Cuéntanos: ¿Por qué son la biodiversidad y los ecosistemas esenciales para el desarrollo humano?